FIFA 17

La comunidad gay vuelve a recibir con estupor una nueva maniobra del parlamento ruso: varios miembros han solicitado el bloqueo de la empresa Electronic Arts, más concretamente su juego FIFA 17, por, según éstos, hacer propaganda gay (sea lo que sea que signifique eso). La popular franquicia ha estrechado lazos con grupos de apoyo a la comunidad LGTB inglesa, visibilizando, para ello, una camiseta de fútbol con un estampado de arco iris. A esta campaña la han llamado #RainbowLaces, una hermosa iniciativa para concienciar a los jugadores del FIFA en su compromiso con los derechos de homosexuales, lesbianas y transexuales. Esto no ha sentado nada bien al gobierno ruso y su, lamentablemente, famosa ley contra la propaganda homosexual.

La ley contra la propaganda homosexual, según podemos leer en la Wikipedia, fue adoptada en junio de 2013 y ”condena la difusión de cualquier información positiva de la homosexualidad dirigida a menores de edad con multas y penas de cárcel.” Como cualquier ley y según quien esté detrás legislando, el asunto puede ser un tanto, digamos, ambiguo: en este panorama, un joven que esté cogido de la mano de otro y, a 20 metros, un menor que casi ni los esté viendo, es presumible de ser detenido. Así­, sin más. La intención última de esta ley es proteger a los menores frente a los abusos sexuales. Pero muchos ya temen que, simplemente, tras la ley se encuentra una herramienta poderosa de represión religiosa.

Todo este enfrentamiento entre el parlamento ruso y la compañí­a Electronic Arts Sports se origina desde el momento en que la empresa de videojuegos inicia una relación con el grupo pro derechos de los homosexuales Stonewall para visibilizar a dicha comunidad. Para ello, el jugador, si quisiera, podrí­a vestir a su equipo con una camiseta que reflejara el sí­mbolo que muchas personas enarbolan para, por fin, ser tratados de igual a igual: el arco iris. Esto supone un agravio hacia el parlamento ruso al considerarlo ”perjudicial para la salud y el desarrollo de los niños” (sic).

manifestacion gay

Este grupo de parlamentarios está exigiendo a las agencias del consumidor rusas que determinen si el juego deberí­as ser, definitivamente, prohibido en Rusia o, como mal menor, cambiar la calificación por edades del juego o pixelar el contenido ”ofensivo”: las camisetas de arco iris. De momento, no se tienen declaraciones por parte de EA Sports.

La lucha contra los derechos de los gays, lesbianas y transexuales no empieza ni termina con lo más evidente: la agresión fí­sica. La sociedad desarrolla una serie de gestos, aparentemente inofensivos, que minan, dí­a tras dí­a, la moral y los derechos de estas personas. Y hoy, más que nunca, la educación se nos antoja como un elemento indispensable a la hora de erradicar este tipo de conductas que no llevan a otra situación que a la del odio, el enfrentamiento y la marginación. Esperemos que Rusia de un giro de 180º en su polí­tica y así­ gays, lesbianas y transexuales puedan ser tratados como lo que son: ciudadanos de pleno derecho.

 

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,