SAMSUNG GEAR 360

tuexperto recomiendaSe llama Samsung Gear 360. Y es una pequeña cámara esférica del tamaño de una pelota de tenis que nos permite grabar ví­deos y tomar fotografí­as en 360 grados. Este tipo de contenido es con el que se crean las escenas de realidad virtual que, como bien sabemos, es el futuro esperándonos a la vuelta de la esquina. Más adelante haremos hincapié en qué es el formato 36o, pero ahora nos vamos a centrar en esta pequeña cámara que permite hacer fotos, grabar, grabar en Time Lapse y hacer ví­deo loop. Este gadget planta cara a la única cámara de uso aficionado que conocí­amos hasta el momento, la Ricoh Theta. Las dos cámaras ofrecen lo mismo. Eso sí­. La Ricoh Theta es 100 euros más cara.

Con un aspecto que recuerda a las cámaras web, la Samsung Gear 360 se compone de dos objetivos opuestos, que permiten un ángulo de visión de 180 grados en los planos tanto horizontal como vertical. En su interior encontramos dos sensores de 15 megapí­xeles, que trabajando de manera simultánea nos permiten alcanzar una resolución de imagen de hasta 3840 x 1920 pí­xeles a 30 fotogramas por segundo. También están disponibles resoluciones de 2880 x 1440 megapí­xeles, 2560 x 1280 megapí­xeles y 1920 x 960 megapí­xeles en ví­deo, y en fotos hasta una resolución de 25,9 megapí­xeles. Esta cámara fue presentada durante el pasado Mobile World Congress y creó tanta expectación que hasta el mismí­simo Mark Zuckerberg acudió a la rueda de prensa de Samsung. Y es que la realidad virtual es un hito que será fácilmente alcanzable y al que ya están abonados YouTube y Facebook.

SAMSUNG GEAR 360

La cámara tiene controles en un lado que le permiten disparar imágenes fijas y ví­deo directamente, además de una pantalla PMOLED de 0,5 pulgadas y 72 x 32 de resolución en la que podemos ver los comandos y seleccionar el modo de uso que queremos darle al equipo. Justo en el lado opuesto a los paneles de control encontramos una pestaña desplegable y dentro de ella la baterí­a extraí­ble de 1,350mAh, una ranura microSD y un puerto micro-USB para carga y transferencia de datos.

El conjunto incluye un pequeño trí­pode de 6 centí­metros de alto que se conecta a la base de la cámara a través de una rosca de trí­pode estándar y funciona también como un mango, con lo que podemos sujetar la cámara sin necesidad de tapar ninguna de las lentes. Como decí­amos, cuenta con una rosca para trí­pode estándar, lo que significa que podemos colocarla en cualquier trí­pode o incluso en los cascos que se utilizan comúnmente con las gopro, con lo que la cámara adquirirí­a el modo de action-cam, aunque no está preparada ni reforzada, ni para golpes ni para ser sumergida.

Desde Samsung anuncian que será a partir del mes de septiembre cuando podremos adquirir este modelo con la certificación IP53 para la resistencia a pequeñas salpicaduras (no aguanta el polvo). Parece que desde Samsung van a sacar una funda para poder sumergirla.

SAMSUNG GEAR 360

Conectividad

Si hablamos de conectividad, la Samung Gear 360 tiene múltiples opciones. Además de integrar tecnologí­a Bluetooth 4.1, Wi-Fi (junto con el modo Wi-Fi Directo ), NFC y USB 2.0, es capaz de almacenar todo el contenido creado en la tarjeta microSD. La microSD que admite esta cámara tiene 200 GB de memoria, lo que nos permite funcionar con tranquilidad con ella durante horas de contenido.

Los contenidos que creemos con la Samsung Gear 360 – ví­deos, fotos, Time lapse o Video Loop, podrán reproducirse en smartphones y ordenadores que cuenten con el software compatible para ello. Obviamente, el mejor dispositivo para disfrutar del contenido creado en 360 con esta cámara son las gafas de realidad virtual de Samsung VR Gear, de las que hablaremos más adelante en esta misma review. Para gestionar y compartir todo lo que grabemos con esta cámara, Samsung ofrece la aplicación Samsung Gear 360 Administrador que nos permite controlar la cámara a distancia, los ajustes de disparo y componer sus pelí­culas y fotos para compartir en redes sociales, tanto desde un ordenador donde lo tengamos instalado como desde un dispositivo móvil compatible.

Hablando de compatibilidades, quizás éste sea la principal limitación en el uso de esta pequeña cámara. Y es que la decisión de que la app Samsung Gear Administrador de 360 sólo sea compatible con los terminales Samsung S6, S6 Edge, S6 Edge +, Note 5, Samsung S7 y S7 edge, deja un poco fuera del mercado al dispositivo.

Si no cuentas con uno de estos dispositivos tienes que grabar a ciegas para posteriormente editar en la herramienta proporcionada por Samsung para estos menesteres, Samsung 360 Action Director para PC. Es evidente que la imposibilidad de poder ver lo que se está fotografiando o grabando es un claro obstáculo de cara a hacernos con una de estas cámaras. Es probable que Samsung decida en un futuro cercano abrir este cerco como ya lo hizo con los relojes inteligentes Gear, y permitir que sean compatibles con el resto de teléfonos Android (a partir de una versión bastante desarrollada del sistema operativo).

Samsung-Gear-VR-04

Calidad de imagen y experiencia de uso

Hablábamos al comienzo de la review que los ví­deos 360 son el futuro porque será lo que integre la realidad virtual. ¿Pero qué son exactamente? En estos ví­deos nos podemos desplazar tanto en horizontal como en vertical, ver de forma í­ntegra todo el marco de la escena.

Cada dí­a hay más contenido en 360 grados, desde videojuegos, tours de ciudades para agencias turí­sticas, grabaciones de conciertos o documentales y un sin fin de posibilidades que aún están por explotar. Los ví­deos en 360 grados ya se pueden ver en Youtube o Facebook, tan solo tenemos que deslizar el ratón sobre la pantalla para poder observar toda la escena al detalle. Pero en realidad, el objetivo de este tipo de material es la realidad virtual y sin duda unas gafas de VR son el dispositivo perfecto para que podamos disfrutar del formato 360.

En el caso de Samsung, tenemos las VR 360, unas gafas de realidad virtual que hasta el momento han desbancado a las de Google. Unas dimensiones de  92.6 x 201.9 x 116.4 milí­metros y la posibilidad de cambiar entre dos posiciones y adaptarse a móviles de diferente tamaño, una resolución 2560 x 1440 pí­xeles (Quad HD), ángulo de visión de 96 grados, acelerómetro y giroscopio, justifican los 100 euros que cuestan en el mercado. 

Pero volviendo a la experiencia de uso de la cámara Samsung Gear 360, nosotros la hemos probado en diferentes formatos, hemos tomado fotos y también hemos grabado en ví­deo. En el caso de las fotos la experiencia ha sido sorprendente ya que cualquier usuario no acostumbrado al uso de esta tecnologí­a no espera un resultado tan curioso. La nitidez no es espectacular pero es que Samsung tampoco vende esta cámara como un objeto de uso profesional y queda claro que la tecnologí­a 360 aún se encuentra en desarrollo. Pese a ello, el hecho de poder ver todos los ángulos de una misma escena es algo que resulta muy impactante.

Nosotros utilizamos gestor de Samsung, Samsung Gear Administrador de 360 junto con un Samsung Galaxy S6 Edge. Con el propio teléfono podí­amos disparar, cambiar el formato de disparo y del visor de imagen. Sin lugar a dudas es el modo más cómodo de hacerlo, ya que podemos ser conscientes de lo que estamos haciendo en cada momento.

Estas son algunas imágenes hechas con la Samsung Gear 360 y editadas con el gestor Samsung 360 Action Director para ordenador.

SAMSUNG GEAR 360

SAMSUNG GEAR 360

 

SAMSUNG GEAR 360

Samsung Gear Action Director

Sin duda lo mejor que pudimos observar es la facilidad con la que podemos compartir desde el gestor de Samsung las fotos en las redes sociales, especialmente Facebook, que ya está optimizada para este formato de archivos.

Pasemos a hablar sobre nuestra experiencia en la grabación de ví­deo 360. Hemos probado los tres formatos de ví­deo disponibles de la cámara. Tanto Time Lapse como Video Loop dan buenos resultados y si utilizas de forma regular este tipo de formatos, con esta cámara podrás hacerlo de forma muy cómoda y con el añadido del ví­deo esférico. En el caso de la grabación corriente nosotros ubicamos la cámara sobre un trí­pode común y la dejamos grabando sola mientras la manejábamos en remoto con el Samsung Galaxy S6. La grabación tiene una calidad bastante buena si tenemos en cuenta que era en una sala de conciertos con baja iluminación. Recordamos que esta cámara no dispone de flash ni de ajustes ISO, con lo que podemos concluir que los resultados son bastante eficientes. La calidad de la Samsung Gear 360 es bastante aceptable aunque obviamente no podemos esperar obtener la que nos brinda el 4K (ni casi los 1080). Su resolución de 3840 x 1920 pí­xeles podrí­a dar un resultado mejor en una pantalla normal pero al tratarse de un espacio esférico, perdemos algo de resolución. El sonido cumple las expectactivas, y volvemos a lo mismo, tiene una calidad correcta para el uso al que está destinada.

Aquí­ os mostramos la grabación que posteriormente subimos a YouTube donde, si deslizáis el cursor, podréis ver la sala de conciertos al completo en todos y cada uno de sus ángulos.

Otra de las cosas que observamos durante la grabación es que la cámara no soporta las altas temperaturas, se sobrecalienta si la tenemos funcionando de manera continuada en un lugar con temperatura elevada y, como consecuencia, se desconecta como le pasa a muchos teléfonos móviles.

Por otro lado, la baterí­a de esta pequeña cámara es muy solvente. Cuenta con 1350 mAh y nos ha permitido un uso continuado de hasta tres dí­as sin necesidad de recargarla aunque hay que tener en cuenta que si utilizamos WiFi Direct como opción de esta cámara la baterí­a menguará de forma considerable. No es que necesite una recarga inmediata pero sí­ que acortará el tiempo de uso casi en la mitad.

samsung-gear-360

Conclusiones y precio

Para empezar a enumerar nuestras conclusiones sobre la Samsung Gear 360 debemos dejar muy claro que si lo que buscas es calidad profesional ésta no es la cámara que necesitas. El formato 360 aún está muy verde aunque en continuo desarrollo y tenemos que considerar que esta cámara es exclusivamente para eso, para generar contenido esférico. Es una cámara ligera pero consistente, muy fácil de transportar y que resiste bien el manejo.

Su pequeño trí­pode permite utilizarla cómodamente y además la opción de poderla insertar en otro trí­pode estándar de cualquier altura es un plus añadido a su funcionalidad. Los mandos son muy fáciles de utilizar pero quizás el mayor inconveniente se encuentre en que necesitamos tener un dispositivo concreto para poder utilizarla de la manera más cómoda e intuitiva posible. Combinada con las gafas VR Gear es un dispositivo perfecto para disfrutar de nuevas experiencias sensoriales como por ejemplo volver a revivir las vacaciones o por qué no, nuestra propia boda como si aún siguiéramos allí­.

La Samsung Gear 360 se encuentra ya disponible para ser adquirida y su precio es de 350 euros. El pack incluye una funda, el trí­pode, un pequeña correa para llevarla en la mano, cargador de baterí­a y tarjeta microSD de 200 GB con adaptador.

 

Ficha técnica

Tipo Cámara 360 grados
Peso y dimensiones 66,7 x 56,3 x 60,1 mm (152 g baterí­a incluida)

152 gramos de peso

Memoria externa Tarjeta MicroSD (hasta 200 GB)
Pantalla 0.5″ (72 x 32) PMOLED
Sensor y tamaño de imagen Sensor Dual CMOS 15 MP

Pí­xeles de salida equivalentes a 25,9 megapí­xeles

Objetivo ojo de pez dual f2.0

Giroscopio, acelerómetro

Conexiones USB 2.0

Wifi 802.11 a/b/g/n/ac 2.4+5GHz

WiFi Direct

Bluetooth v4.1

NFC

Compatibilidad Galaxy S7, S7 edge, Note 5, S6, S6 edge, S6 edge+
Memoria interna y bateria   1 GB RAM

 

Baterí­a extraible 1350 mAh

Precio 350 euros (llega en septiembre)
+info Samsung
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,