Resultados de Apple

Por primera vez en años, los resultados de Apple durante el último trimestre han sufrido un retroceso en sus beneficios. Los de Cupertino acumularon un 18% menos de dinero a lo largo de los meses de enero, febrero y marzo respecto al mismo periodo del año pasado. La facturación mantuvo un crecimiento estable por encima del 10%, aunque el CEO de la compañí­a reconoció la posibilidad de entrar en números negativos durante el siguiente trimestre. Las opciones de la compañí­a para revertir esta situación pasan inevitablemente por el lanzamiento de nuevos productos que sorprendan al mercado, pero el ejecutivo de Apple ha afirmado que no se producirán nuevas salidas por lo menos hasta otoño de este año.

La situación de Apple no es tan sorprendente si tenemos en cuenta el funcionamiento de sus acciones en Wall Street durante el último año. Los tí­tulos de la compañí­a comenzaron un rápido proceso de su caí­da que les ha llevado a perder más de un 40% de su valor desde septiembre, precisamente desde el lanzamiento del último iPhone. Las diversas informaciones que apuntaban a una menor demanda de lo previsto de dispositivos como el propio terminal. Estas informaciones se han visto corroboradas por los resultados presentados por Apple.

Caí­da de los beneficios de Apple

El aspecto más preocupante de estos datos es la caí­da en los beneficios, un 17,8% menos respecto al primer trimestre del año pasado. En total, se consiguieron 9.457 millones de dólares (7.280 millones de euros), una cifra que sigue siendo muy alta. En cuanto a las ventas de los dispositivos estrella, hay que destacar que se vendieron 37,4 millones de iPhone a lo largo de los meses de enero, febrero o marzo. El problema para Apple es que solo supone un crecimiento del 7% respecto al año pasado, una cifra preocupante si lo comparamos con el crecimiento espectacular que está experimentando su principal rival en el mercado, el Samsung Galaxy S.

Precisamente, este año incluso podrí­a terminar con un cambio de liderazgo en cuanto al smartphone más vendido del mercado. Lo que si crecieron fueron las ventas de los iPad, hasta los 19,5 millones. Esta cifra supone un aumento del 65% respecto al mismo periodo del año pasado, pero hay que tener en cuenta la importancia que tuvieron los iPad Mini en esta cifra. El problema de este tablet es que genera un margen de beneficios bastante inferior a los que consigue el iPad de mayor tamaño (dispositivo al que ha robado muchas ventas). Por último, las ventas de los ordenadores iMac de Apple cayeron ligeramente respecto a lo conseguido el año pasado (algo por debajo de las 4 millones de unidades), y se han visto arrastrados por la mala situación del mercado tradicional del PC.

Sumando estas ventas, la compañí­a logró una facturación de 43.600 millones de dólares (alrededor de 33.000 millones de euros) en el primer trimestre, un 11,2% más que el año interior. A pesar de mantenerse estable, el propio CEO de Apple Tim Cook reconoció que la facturación podrí­a llegar a caer durante el siguiente trimestre. El problema de Apple es que no tiene programado el lanzamiento de nuevos productos por lo menos hasta otoño de este año. Su gran rival en el mercado, Samsung, está a punto de lanzar a nivel mundial su smartphone Samsung Galaxy S4, lo que podrí­a dañar considerablemente las ventas del iPhone en estos meses.

Sea como fuere, el gran problema que manejan casi todos los analistas y los inversores es la pérdida de la capacidad de Apple de «sorprender» al mercado. Durante años, la compañí­a ha estado envuelta en un halo casi mí­stico que rodeaba sus lanzamientos y productos. La muerte de Steve Jobs no pareció dañar en un primer momento esta capacidad, pero con el paso de los meses la empresa estadounidense ha comenzado a mostrar cada vez más signos de debilidad.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,