samsung

Sharp es el lí­der mundial en fabricación de paneles LCD. Sin embargo, el gigante japonés está experimentando dificultades financieras. Su cuenta de resultados se ha visto lastrada por la caí­da de los precios de los televisores y por una disminución de la demanda, derivada de la crisis económica. En plena reestructuración, la compañí­a nipona recientemente anunciaba recortes de costes, como el despido de 5.000 trabajadores, el 10 por ciento de su plantilla. De hecho, las previsiones apuntan que cerrará este ejercicio fiscal, el próximo 31 de marzo de 2013, con unas pérdidas de más de 3.700 millones de euros.

Ahora Samsung y Sharp acaban de cerrar un acuerdo beneficioso para ambas partes, por el que la coreana adquiere el 3 por ciento del capital de la japonesa. Por un lado, Sharp gana un cliente a largo plazo para sanear sus ingresos y recibe una inyección de capital, en un momento en que su calificación crediticia es de bono basura desde al año pasado. Por otro lado, Samsung se asegura un proveedor fiel. Un comunicado oficial de la compañí­a surcoreana mantiene que el acuerdo ayudará a Samsung para construir unos “sólidos cimientos” y “asegurarse el suministro constante de paneles de cristal lí­quido (LCD) de fuentes diversificadas”.

sharp

Por su parte, Sharp destacaba en otro comunicado que “han suministrado paneles LCD a Samsung Electronics en el pasado”, pero con este acuerdo entrada en el capital “fortalecerá nuestra relación de negocios”, para proporcionar “una fuente de suministro estable y a largo plazo de paneles LCD para pantallas”, medianos y pequeños tanto para ordenadores portátiles como para dispositivos móviles.

Sharp ya tiene a Apple como cliente estable y, ahora, añade a Samsung. Los analistas interpretan esta alianza como positiva para el fabricante japonés, porque con la ayuda de Samsung va a poder realizar una transición más fluida desde el negocio de las pantallas de gran diagonal, hasta las pequeñas.

Además, Samsung se ha comprometido a no interferir en la gestión de Sharp de ninguna manera. Esto contrasta con las intenciones de Hon Hai, el grupo taiwanés dueño de Foxconn Electronics, que el año pasado pretendí­a comprar el 10 por ciento del capital de Sharp cuando la cotización alcanzara los 550 yenes por acción, incluyendo un asiento en el consejo de dirección. Tras conocerse el acuerdo entre Samsung y Sharp la cotización de las acciones de la compañí­a japonesa ha aumentado un 17 por ciento en la Bolsa de Tokio, para cerrar a 341 yenes.

Hay que tener en cuenta que Sharp, a pesar de sus dificultades financieras, es una compañí­a puntera, propietaria de tecnologí­as muy interesantes. Es el caso de los paneles IGZO (Indium Gallium Zinc Oxide), que permiten fabricar pantallas de mayor resolución, más delgadas y con menor consumo que los paneles LCD. Los paneles IGZO son aplicables a las pantallas de smartphones y tabletas, con las ventajas de acrecentar la autonomí­a de la baterí­a y adelgazar el dispositivo. La compañí­a japonesa no sólo es pionera en tecnologí­as de pantallas, sino también en almacenamiento. Sharp fue una de las primeras en comercializar discos Blu-ray de alta capacidad (BDXL), allá por el año 2010. Son discos grabables de 100 y 128 GB, y en los regrabables caben 100 GB.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,