Renfe.es o cómo 127,5 millones de euros no bastan para tener una web en condiciones 6
Si alguna vez has comprado un billete de tren a través de la página web de Renfe, seguramente habrás padecido su incómodo y desesperante sistema de navegación y compra. Pero es menos probable que sepas que Indra, la empresa que está detrás de dicha página y todos los sistemas de información de Renfe, tiene un contrato de 127,5 millones de euros, destinados a este tipo de servicios hasta 2010.

Recordemos la cifra: 127,5 millones euros. Lo que suponen más de 21.000 millones de las antiguas pesetas. Una cantidad que, por supuesto, pagamos todos los españoles de nuestro bolsillo, a través de impuestos. Y que se llevan empresas como Inda, Accenture o Deloitte. No sólo para la web, claro está, sino para arreglar toda la informática de Renfe. ¿Y qué tipo de página web obtenemos a cambio de esta enorme inversión invertida por la entidad ferroviaria nacional? Desde luego, no la que nos gustarí­a. Pero igual conviene resaltar algunos detalles, para que veáis que no estamos hablando por hablar.

Empecemos por teclear renfe.es en el navegador. ¿Cómo? ¿Error? Ah, claro. Es que se les ha olvidado habilitar esa opción para no tener que teclear toda la dirección www.renfe.es. Impresionante ¿no?

Renfe.es o cómo 127,5 millones de euros no bastan para tener una web en condiciones 6
¿Sabéis qué es el mensaje que os mostramos arriba? ¿Tal vez un aviso porque estamos entrando en una página web fraudulenta que se hace pasar por la de Renfe? ¿Alguna práctica de phishing para intentar conseguir nuestros datos bancarios? Pues no, es un pantallazo que salta cuando queremos comprar un billete en renfe.es usando Firefox como navegador, y también cuando queremos imprimir un billete ya comprado (si es que lo conseguimos, como explican en Comunicación se llama el juego).

Renfe.es o cómo 127,5 millones de euros no bastan para tener una web en condiciones 6Parece que las empresas responsables del proyecto han pensado que con su presupuesto, lo más que pueden hacer es adaptar la web a los filtros de seguridad sólo de Internet Explorer. No en vano es el navegador mayoritario dentro y fuera de España. La pena es que, como os explicamos al hablar del lanzamiento de Internet Explorer 8, los navegadores de Microsoft tienen una cuota mundial del 67,44%. En otras palabras: uno de cada tres internautas puede ver uno de estos mensajitos cada vez que realice alguna gestión desde esta página.

Hace poco os contábamos que, sólo en 2008, Internet Explorer ha cedido la décima parte de su cuota. La fuga de usuarios está siendo, principalmente, hacia Firefox, y durante el primer trimestre de 2009 se está siguiendo la tendencia. Todo esto nos lleva a una curiosa cuestión. Pongamos que cuando finalice el contrato vigente con Indra, Internet Explorer baja hasta el 60%, por poner un ejemplo. Y que más adelante, sigue bajando hasta el punto de quedar empatado o incluso verse superado por el resto de navegadores. ¿Qué se va a hacer entonces? ¿Se invertirán otros 127,5 millones de euros para solucionar el problema?
Renfe.es o cómo 127,5 millones de euros no bastan para tener una web en condiciones 6
Ironí­as aparte, es una vergí¼enza que con semejante presupuesto la web de Renfe no sólo no esté preparada para Firefox. Es que deberí­a estarlo para cualquier navegador, incluyendo Safari, Chrome, Opera y todos los demás. Cuando lo que se está invirtiendo es el dinero de los españoles, ¿a santo de qué viene lanzar una página que sólo es completamente operativa con un producto en concreto? ¿Es que tienen algún tipo de acuerdo con Microsoft?

Renfe.es o cómo 127,5 millones de euros no bastan para tener una web en condiciones 6¿O será más bien que, en el fondo, se han limitado a poner el primer diseño que se les ha ocurrido mientras reciben todo lo estipulado en el contrato? Pues lo cierto es que no nos extrañarí­a. No hay más que fijarse en el historial de detallitos de la página de Renfe, como las Tarifas Web y Estrella para conseguir descuentos en el AVE, que sencillamente no aparecen hasta que a uno le da por busar sólo billetes de ida (¿no convendrí­a aclarar este punto de forma bien clara en la portada de renfe.es?).

O, sin ir más lejos, el propio apartado donde se buscan el origen y el destino del tren. Un apartado en el que, sencillamente, la página debe buscar de forma automática las estaciones de destino posibles cada vez que elegimos una estación de salida, labor para la cual podemos esperar perfectamente medio minuto si estamos usando una conexión de un mega.

Volvemos a recordar la cifra: 127,5 millones de euros. Todo ello pagado por los contribuyentes. Lógicamente, no es que todo ese dinero se deba invertir sólo en la página web. Ni que se esté haciendo. Aquí­ entran en juego muchos componentes de la tecnologí­a de Renfe. Pero con semejante presupuesto, ¿no se podrí­a haber destinado lo suficiente a crear una página web digna? Por desgracia, parece que no.

Imágenes de hisks, svilen001

Ví­a: Loogic / Cincodias.com / elEconomista.es

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp