Hay inventos que parecen sacados de una pelí­cula de ciencia ficción. Es el caso de este Emperor Work Station, una cola de escorpión gigante que parece el trono de algún héroe o una mini-nave espacial. Este sillón no nos ha dejado indiferentes con sus formas y dimensiones. Está visto que la discreción no es su principal caracterí­stica. Ha sido creado por la firma canadiense Novelquest y contiene todo lo necesario para pasar un dí­a entero entretenidos. Sentados sobre el lomo del escorpión no hace falta ni moverse de casa para disfrutar un poco de la vida (digital).

Aunque su aspecto sea algo gótico, la tecnologí­a es la razón de ser del Emperor. Este centro multimedia lleva incorporadas tres pantallas panorámicas, sistema de sonido Dolby Surround THX, filtro de aire, webcam y, cómo no, ordenador para gestionarlo todo. La alimentación de este bicho está asegurada, ya que además dispone de un sistema de baterí­a de seguridad para los casos de apagón. La idea es fantástica, aunque no creemos que concilie con la decoración familiar de un salón de estar corriente. Y si a alguien le preocupa que, una vez al mando de este trono, su piel no vuelva a ver la luz del sol, no hay problema. También lleva una luz arriba para incluso coger color en la piel.

Los fabricantes del escorpión le aseguran un diez en comodidad y confort, aunque todaví­a no han avanzado su precio para que así­ no nos asustemos. De momento sólo han confirmado que saldrá a la venta el 24 de julio. Si la silla no es lo suficientemente atractiva, siempre se puede optar por el modelo sillón esférico o la butaca de cine. Si es un problema de modernidad, siempre está el el centro multimedia en un mueble de piano. Otros, sin embargo, seguiremos tirando de sofá y plasma … ¡que tampoco está nada mal, oye!

Foto de: Fabriceh

Ví­a: Gizmodo 

Otras noticias sobre...