Es la última solución para los problemas de espacio y aparcamiento de las grandes ciudades. El diseñador alemán Ramin Ansari ha creado el “Two-Two” y no es casualidad. Por supuesto, se trata de un coche de dos plazas y que funciona con energí­a eléctrica. Pero lo más interesante es que en un plis puede convertirse en un coche de cuatro plazas, con tan sólo apretar un botón.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


El coche alcanza una potencia de 100 kW y puede llegar a recorrer 400 kilómetros con la baterí­a completamente cargada. Eso sí­, cada vez que toca “repostar”, hay que esperar tres horas y media hasta que se complete la carga de la baterí­a. Pero la novedad del Two-Two no tiene nada que ver con lo que ya sabemos de los coches eléctricos. Lo mejor es que es capaz de convertirse a cuatro plazas en un abrir y cerrar de ojos: se pulsa un botón y el coche pasa de medir 2’5 metros a 3’1. Las puertas son deslizantes y su diseño nos recuerda a todo lo que imaginamos sobre los vehí­culos del futuro, aunque ahora (y cada vez más) los diseñadores se empeñen en hacer extrañas mezclas con estilos retro.


Para personalizarlo según los gustos de cada propietario, ya han pensado en hacerlo en diferentes colores. Su creador afirma que los pasajeros tendrán un viaje de lo más cómodo y que gozarán de maravillosas vistas gracias a sus ventanas panorámicas. Nosotros no estamos tan seguros de eso, ya que el espacio entre los asientos traseros no nos parece demasiado amplio a la vista. Aunque esta vez si se apunta un amigo de más a la excursión, ya no habrá problemas para llevarlo (ni excusas).

Ví­a: Tuvie

Otras noticias sobre... ,