best_iphone_car_kit

Hay que tener cuidado al viajar con el iPhone. Y más si vamos en coche, no nos vayan a poner una multa por usarlo al volante. Evidentemente, esto se soluciona con un “manos libres” para el teléfono táctil de Apple. Pero el problema es que no lo hay. O al menos todaví­a no existe uno que haga lo que debe hacer un buen manos libres: un todo-en-uno que cargue la baterí­a del terminal, transmita su música a la radio del coche y la voz de las llamadas a los altavoces o a unos auriculares inalámbricos.

Puede sorprender que, con la cantidad de docks para el iPod integrados en coches que pululan por el mercado, todaví­a no haya uno que pueda además desviar el sonido de las llamadas del iPhone, al fin y al cabo el reproductor musical más avanzado de Apple. Es cuestión de tiempo, pero mientras tanto en iLounge nos proponen una guí­a con varias formas de crearnos nuestro propio manos libres para el iPhone.

Lo primero es colocar el iPhone en un soporte fijo y que nos permita teclear (bueno, “dedear”) en su pantalla mientras conducimos. Para ello necesitamos eso que llaman un “kit de instalación para el coche”, es decir, un brazo o una base que, a ser posible, se adapte al tamaño del terminal y nos permita girarlo y colocarlo a la altura deseada. La opción más económica es el Griffin iSqueez, aunque éste de ProClip es más completo y manejable.

Para cargar la baterí­a y transmitir la música a los altavoces del coche hay varias posibilidades, dependiendo del equipamiento de serie de nuestro coche. Si la radio del coche lleva una conexión estándar de audio, basta con usar un cable enchufado a la salida de auriculares del iPhone, y preocuparnos por el cargador, entre los que recomiendan el InCharge Auto de Xtreme Macs y el Griffin PowerJolt.

También hay sistemas que realizan ambas funciones al mismo tiempo: el Belkin TuneCast Auto y el Griffin iTrip Auto. El último paso es desviar el sonido de las llamadas, para lo cual la opción más económica pasa por conseguir unos auriculares inalámbricos con micrófono integrado, que se comuniquen sin cables con el iPhone a través de Bluetooth.

La guí­a es bastante amplia y en ella nos ofrecen distintas opciones. La más económica saldrí­a, al cambio, por unos 60 euros; mientras que la más ambiciosa, que incluye altavoces inalámbricos y varios cables adaptadores, está en torno a los 220 euros. Todas ellas requieren sus complicaciones y rompeduras de cabeza.

En España casi que harí­amos mejor esperando a que el iPhone sea lanzado oficialmente, que con un poco de suerte ya habrá un manos libres especí­fico para este producto y que nos ahorre la labor de recolectar varios cacharritos por separado. Pero si eres de los que tiene un iPhone liberado y no te puedes esperar, échale un vistazo a la guí­a.

Ví­a: Gadget Lab

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,