lg_kf600_01

Hace poco decí­amos que lo táctil estaba de moda al probar a fondo el Giorgio Armani-Samsung. Y otros fabricantes confirman la tendencia, pero con conceptos distintos. Es el caso de este LG KF600, un móvil que será presentado durante este mes de febrero. Un teclado convencional se desliza por su parte inferior, pero incorpora una pequeña pantalla táctil que sustituye a la rueda de navegación que muchos terminales llevan debajo de la pantalla principal.

El popular LG Chocolate fue uno de los primeros móviles en incorporar una rueda de navegación con controles realmente sensibles al tacto, que se activaban e iluminaban con un simple toque, sin apenas ejercer presión. Hoy en dí­a muchas marcas han incorporado esta idea, sobre todo para teclas de reproducción musical (sirva como ejemplo la parte trasera del Samsung SGH-F300). Y la idea del LG KF600 es muy parecida, pero los controles pueden cambiar su apariencia en función de qué estemos haciendo con el teléfono.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=MJ85-YG-EVw[/youtube]

Motorola presentó una idea parecida en el CES 2008: el ROKR E8, que usa teclas táctiles retroiluminadas que cambian en función de si estamos en modo teléfono o en modo reproductor (aunque no conviene hacerse ilusiones con este móvil de Motorola, ya que parece que la división de terminales de la firma americana va de capa caí­da).

De cualquier forma, este LG KF600 no incorpora este tipo de controles, sino una pantalla propiamente dicha, con un tamaño de 1,5 pulgadas, 240 x 176 pí­xeles de resolución y, por supuesto, táctil. Una pantalla que en LG llaman InteractPad.

A priori, dos son los atractivos de este sistema. Por un lado, y al disponer el terminal de un teclado convencional deslizante, liberamos a la pantalla de tareas como marcar números o escribir mensajes de texto. Labores que pueden resultar algo incómodas con otros móviles táctiles que usan un “teclado virtual” en su pantalla principal, como el citado Giorgio Armani-Samsung, el LG Viewty (estamos probándolo estos dí­as y en breve os contaremos nuestras impresiones), los Neonode o, sin ir más lejos, el iPhone.

Con esto LG no ha descubierto nada, pues es algo que ya está presente en terminales como el HTC Touch (otra firma, HTC, que empieza a tener problemas como Motorola). Lo realmente novedoso es haber separado, por un lado, un pantalla convencional de 2 pulgadas para visualizar los menús y aplicaciones, y por el otro, una pantalla sólo para controles táctiles especiales que cambian en cada aplicación: reproductor de música y ví­deo, cámara, visualización y retoque de fotos, gestión de agenda, llamadas y mensajes…

lg_kf600_03

En el ví­deo que hemos colocado puedes observar su funcionamiento (el sonido y las explicaciones, en perfecto inglés, se han perdido al subirlo a YouTube, pero las imágenes transmiten bastante bien la filosofí­a del terminal). Además del teclado deslizante, incorpora otros controles convencionales, como las teclas laterales de bloqueo, inicio del reproductor de MP3 o control de volumen.

Mantiene el diseño caracterí­stico de los terminales de LG, con unas dimensiones de 101,2 x 50,7 x 14,1 milí­metros, 107 gramos de peso y distintas versiones en colores negro, gris, rosa y rojo. En el apartado puramente técnico, incorpora una cámara de 3 megapí­xeles (con resolución QVGA para ví­deo), conectividad Bluetooth (compatible con auriculares inalámbricos), ranura para tarjetas microSD de hasta 4 gigas y un lápiz óptico para escribir texto “a mano alzada”.

lg_kf600_04

Es un móvil tribanda (funciona en frecuencias de 900, 1800 y 1900 MHz), con reproductor de música y ví­deo compatible con varios formatos estándar (MP3, WAV, WMA, AAC, MIDI, MPEG4, 3GP) y puede conectarse al ordenador con un cable USB. Entre sus carencias está la autonomí­a, algo corta en comparación con otros móviles de prestaciones similares: 3 horas en conversación y 300 en espera.

Tampoco es un teléfono 3G, por lo que no tiene videollamada y sólo puede navegar por Internet con una lente conexión GPRS. En cualquier caso, no es un teléfono que quiera distinguirse por sus especificaciones, sino por la experiencia del usuario. La pregunta que nos hacemos es: ahora que cada vez hay más terminales completamente táctiles, ¿tendrá tirón en el mercado un móvil que sólo lo es en parte? Esto tendrán que decidirlo los usuarios, que como siempre tienen la última palabra.

lg_kf600_02

Otras noticias sobre...