Las pelí­culas en alta definición representan el 1% del mercado mundial de DVD 5
La alta definición supone un nuevo paso adelante a la hora de disfrutar del cine en casa. Sin embargo, la adopción de esta tecnologí­a no está siendo masiva, ni mucho menos. De cada cien pelí­culas vendidas en DVD a nivel mundial, sólo una viene en uno de los dos formatos que pugnan por convertirse en el próximo estándar de disco óptico: HD DVD y Blu-ray.

En cambio, la venta de televisores preparados para la alta definición sí­ crece a buen ritmo. Sólo en España, el año pasado compramos 2 millones de TVs delgados preparados para la alta definición y, según previsiones de Toshiba, este año los españoles compraremos cerca de 3 millones de este tipo de pantallas. Éstos son algunos de los datos que se expusieron ayer en la Mesa Redonda sobre el Estado de la Alta Definición en Europa, organizada por Microsoft y en la que nuestro compañero Chema Lapuente participó como moderador.


Las pelí­culas en alta definición representan el 1% del mercado mundial de DVD 5Una mesa en la que varios de los participantes pertenecen al grupo de empresas que respaldan al HD DVD. Pablo Romero, director de Marketing de Toshiba, recordó un dato de la consultora Gfk del que ya hemos hablado en varias ocasiones: “el HD DVD supera a Blu-ray en Europa en una proporción de 70/30 en reproductores de sobremesa”. Pero esta ventaja es irreal, ya que los datos no incluyen las ventas de PlayStation 3, que lleva un lector de Blu-ray.

Las pelí­culas en alta definición representan el 1% del mercado mundial de DVD 5Una videoconsola que, a nivel mundial, lleva vendidas más de 5 millones de unidades (según VG Chartz). Tampoco conviene olvidar la existencia de reproductores hí­bridos, es decir, compatibles con ambos formatos, como el Super Multi Blue de LG, ya disponible en España, o el Samsung BD UP-5000, que llegará a las tiendas en pocos meses.

Alberto Magaña, Director General Adjunto de Warner Home Video España, y Oscar del Moral, Jefe de Producto de los Juegos de Xbox 360 hicieron hincapié en las posibilidades interactivas del HD DVD. Se refieren al HDi, un software que permite aplicaciones tan curiosas como cambiar el color de algunos objetos en las pelí­culas (caso del coche del protagonista del film “A todo gas”) o reservar unas vacacaciones en el lugar donde acontece la acción (función todaví­a no disponible).

Todos los componentes de la mesa estuvieron de acuerdo en que, para que la alta definición despegue, es necesario que el público sepa bien en qué consiste. En Estados Unidos las ventas llevan un buen ritmo, pero hay un í­ndice importante de desconocimiento sobre las nuevas ventajas que ofrece este sistema. Y esto es algo que Microsoft, Toshiba y Warner no quieren que se produzca en Europa, donde el HD DVD cuenta ya con una oferta de 400 pelí­culas a la venta y ofrece una gama de reproductores de sobremesa más económicos que los de Blu-ray, debido a los menores costes de fabricación.
Las pelí­culas en alta definición representan el 1% del mercado mundial de DVD 5
En cualquier caso, no hay que olvidar todos los frentes. Javier Alonso, director de la revista Alta Definición, aportó una de las reflexiones más interesantes al respecto. Es necesario realizar una buena labor de promoción, pero “no sólo a través de HD DVD o Blu-ray, sino también con el desarrollo de la HDTV. Un oferta de nueva televisión que en España se limita a las series animadas de TV3 y que esperemos que sea potenciada por plataformas como iPlus y otros receptores de TDT que puedan procesar imágenes en alta definición.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp