samsung-galaxy-s22-4

He pasado algo más de una semana usando el Samsung Galaxy S22 como móvil de cabecera. Es el miembro base de la familia Galaxy S22, que marca estándares como el diseño, la tecnología de la cámara y su sensor de 50 megapíxeles para el objetivo principal, su procesador Exynos 2200 o su carga rápida de 45 watios. Pero ¿podemos considerarlo un teléfono Premium con estas características y sus 800 euros de precio? ¿Cumple con lo que se espera de él? ¿se le pueden sacar peros? Pues ya te digo yo a ti que sí. Y para contarte cómo ha funcionado en mis manos y mis bolsillos tienes todo este análisis pormenorizado en experiencias y sensaciones. Los datos técnicos concretos los tienes más abajo en la ficha técnica.

Gran pantalla en un tamaño perfecto

Si hay una cosa que me gusta por encima de todo en los móviles de Samsung son sus paneles. La marca coreana lleva años siendo la indiscutible reina de los paneles AMOLED, y generación tras generación consiguen mejorar añadiendo detalles y mejoras. Este Samsung Galaxy S22 es prueba de ello, aunque su condición de hermano “pequeño” se deja notar en algunos de los aspectos más allá del tamaño.

Pero vamos por partes. Lo primero es decir que es un panel con tecnología Dynamic AMOLED X2, con lo que consigue un contraste realmente bueno, junto a colores muy saturados y bastante brillo (aquí se viene pero, te voy avisando). En cuanto a su resolución se queda en una más que digna Full HD+ y, por supuesto, alcanza los 120 Hz de tasa de refresco (modo adaptable). Y todo esto lo hace en un tamaño de pantalla de 6,1 pulgadas que me ha parecido lo mejor de todo este conjunto. El móvil tiene un tamaño más compacto que los terminales de alta gama habituales y se puede manejar con una sola mano sin demasiados problemas. Es una pantalla grande pero asequible para quienes no tenemos las manos especialmente grandes.

samsung-galaxy-s22-34

Durante estos días he disfrutado de vídeos, videojuegos y fotos con su resolución FullHD+. En este tamaño de pantalla no considero que se disfrute especialmente más resolución. Y teniendo en cuenta que no es el hermano que más sobresale de la familia, parece una decisión acertada. Pero también me he encontrado con “fallos” o peros durante estos días de uso. El más acuciado ha sido el aspecto de los colores bajo la luz intensa del sol. Y es que, en días en los que Lorenzo ha lucido con fuerza, la pantalla entra en una especie de modo súper brillo donde los colores quedan medio apagados, como polarizados, y el brillo del panel parece luchar contra los rayos del sol. Por suerte, con ponerte a la sombra o arrojar la sombra de la mano, el sensor parece volver a la normalidad y mostrar en pantalla todo de forma correcta. Lo bueno es que, incluso bajo un sol justiciero, la pantalla es completamente visible con el brillo al máximo. No hay ningún momento donde el brillo de este panel no nos deje ver los contenidos.

samsung-galaxy-s22-11

El otro problema es la sensibilidad del panel. Algo que debería actuar como ventaja, pero que me ha resultado incómodo en términos de ergonomía. Por ejemplo, cuando he querido usar una sola mano para hacer una fotografía. El tamaño del móvil y de la pantalla me lo permiten. Sin embargo, y aunque la opción para evitar toques accidentales está activa, me ha resultado incómodo por pulsar con la molleja del dedo gordo en los márgenes del panel. O con cualquier otro dedo al mantener el móvil sujeto. Algo que mejoraría enormemente la experiencia de uso para quienes apuestan por los móviles ergonómicos si contase con una mejor calibración. Lo bueno es que, en la mayoría de los casos este panel está hecho para disfrutar todo lo que veas o lo que juegues en el terminal. Sin ser lo más top del mercado, claro. Eso se lo llevó el Galaxy S22 Ultra.

samsung-galaxy-s22-19

Buena construcción pero con carencias

Soy team Samsung en el ámbito de la construcción desde hace varias generaciones. Después de haber probado móviles Premium y gamas medias de diferentes fabricantes, uno se da cuenta de que el material no lo es todo. Y tampoco el diseño. También importa el ensamblado de las piezas, las sensaciones en la mano y también durante el uso. Servidor ha sido torturado en alguna ocasión con móviles de “gama alta” especializados en arrancarte pelos de la cabeza con sus aristas y recovecos cuando te los arrimabas a la oreja para hablar por teléfono. Y aquí Samsung ha sabido siempre hacer muy bien las cosas. Materiales, construcción, diseño, equilibrio… Pero parece empezar a quedarse un paso atrás.

Este Samsung Galaxy S22 es una muestra más de la experiencia de Samsung a la hora de crear buenos terminales. Los materiales son Premium, usando aluminio y también cristal reforzados con Gorilla Glass Victus y certificados como IP68 para soportar el polvo y el agua sin problemas. Hasta aquí bien. Sin embargo el mercado ha evolucionado, y el resto de fabricantes nos han acostumbrado a otros extras, aunque sus móviles no casaran estos estándares de calidad. Me refiero a elementos ya básicos y que todos usamos como la funda protectora de la pantalla o una sencilla funda transparente de silicona incluida en la caja. Aquí Samsung, supongo que en su afán de salvar el planeta reduciendo el cartón de sus cajas, no tienen espacio para más contenido. Aunque sea básico. Porque quizá la funda es algo más personal y cuentan con alternativas realmente chulas en diseño y aspecto, pero ¿y la fundita de cristal templado o plástico para evitar los arañazos en pantalla? Ya que no meten el adaptador de corriente para el cargador… En fin, decisiones corporativas que otros fabricantes sí aprovechan a su favor.

El contraste y la nitidez, lo mejor de su cámara principal

Otro de los puntos clave de este Samsung Galaxy S22 es la cámara. Y da gusto ver cómo Samsung ha conseguido ir, por fin, un paso adelante en este aspecto y ponerse a la altura del mercado. Todo ello, después de haber probado el Galaxy S22 Ultra, con una consistencia y coherencia que se mantiene en toda la familia Galaxy S22. A pesar de los diferentes sensores en cada móvil. Las fotografías son ricas en detalle y por fin nítidas y disfrutables aunque amplíes la vista en la galería. Todo ello con un par de máximas que destacan en todas las capturas: la definición y, sobre todo, el contraste.

samsung-galaxy-s22-31

He disfrutado bastante y ante casi todo tipo de escenarios con la cámara principal de este Samsung Galaxy S22. Es de 50 megapíxeles, pero creo que el salto clave ha llegado en el software que procesa toda la información y en la Inteligencia Artificial que mejora la captura. Con este sensor no importa demasiado si hay mucha o poca luz en el ambiente, el resultado suele ser claro, definido, con colores realistas y con un alto rango dinámico que ayuda a ver todos estos detalles aunque el contraste sea marcado. De hecho, ha sido en días donde la luz llegaba filtrada por nubes, con claros y oscuros, donde he podido apreciar los mejores resultados. Las fotos del arcoíris son el mejor ejemplo.

Por cierto, la mejor forma de conseguir fotografías sigue siendo el modo Optimizador de detalles al seleccionar el modo 3:4 de 50 megapíxeles. Con él se toman varias capturas para conseguir lo mejor de una foto de 50 megapíxeles pero con todos los elementos de color y luz de más fotos. Todo unido por Inteligencia Artificial.

Además, esa consistencia de la que hablaba más arriba se traslada a las diferentes cámaras del móvil. Aunque con peores resultados en el gran angular y en el teleobjetivo, claro. Aquí se necesita más luz para conseguir esa definición del objetivo principal. Aun así, el brillo, el contraste y los colores se representan de forma bastante fidedigna. Eso sí, los resultados empeoran en entornos oscuros o nocturnos. Aquí he tenido que dedicarle más intentos y más tiempo si no quería que la definición se perdiera.

Donde me ha sorprendido para mal el apartado fotográfico del Samsung Galaxy S22 es en los selfies. Bueno, concreto: en el modo retrato. Los selfies con luz natural son definidos, pudiendo contar cada uno de los pelos de mi barba. Sin luz estos selfies aguantan el tipo, pero no pidas definición. El problema es que el modo retrato en la cámara para selfies se come muchos detalles. Al menos los días que la he probado. Mechones de pelo, monturas de gafas… Detalles que no vi que ocurriera de forma tan marcada en el S22 Ultra, y que no debería ocurrir si se mantiene el mismo procesador y toda la tecnología fotográfica. Sin embargo, ocurre. No tanto cuando se usa la cámara principal, aquí el modo retrato funciona como se espera. No es el modo retrato más natural, pero consigue el objetivo.

samsung-galaxy-s22-14

En cuanto al vídeo las mejoras de luz, color y definición también se dejan notar. Si, además, añades el efecto súper estabilizador te puedes montar un gran videoclip con este terminal sin usar palos estabilizadores, aunque limitando la resolución. Los mejores resultados, como siempre, cuanta más luz. Pero la inteligencia artificial soluciona muy bien vídeos con poca luz para mantener detalles como el color (algo inventado) y la definición. Aunque tendrás que dedicarle más paciencia para mantener la nitidez.

En conclusión, un apartado fotográfico realmente bueno en casi todos los aspectos. Una media que vuelve a poner a Samsung entre las mejores cámaras de este 2022, aunque no sea el modelo más avanzado de su familia.

samsung-galaxy-s22-15

Rendimiento Premium pero con dudas

Dudas. Serias dudas de que One UI, la capa de personalización de Samsung, no esté volviendo a hacer de las suyas con un terminal que, sobre el papel, tiene una gran ficha técnica. Y es que el procesador Exynos 2200 de 4 nanómetros que mueve todos los elementos debería ser más que suficiente para gestionar todo con eficiencia y eficacia. Lo acompañan 8GB de RAM para dar esa solvencia y fluidez en elementos como multitarea o para mover aplicaciones sin parones. Sin embargo, este móvil no siempre se me ha mostrado tan rápido y tan eficaz como se esperaría de un gama alta.

samsung-galaxy-s22-16

Y no es que no pueda con aplicaciones y juegos actuales. Aquí no hay problema. Me refiero a experiencias no tan fluidas y con algún otro parón de vez en cuando. Elementos que, por ser tan puntuales y a tenor de mi experiencia, achaco a la capa de personalización y no al rendimiento bruto del terminal. En su defensa también diré que, durante esta semana de uso, me he topado con una actualización de software que parece haber suavizado las cosas. Y es que, lo bueno de los problemas de las capas de personalización es que tienen solución.

Aparte de esto he disfrutado de una multitarea realmente capaz, con muchas apps abiertas en segundo plano para saltar a cualquiera de ellas en un instante. También he jugado a Pokémon Unite y a Tomb Raider Reloaded con fluidez. Tanto en casa con WiFi como fuera. Y es que la potencia de este procesador está más que probada, tanto para mover apps como para gestionar una gran cantidad de tareas de las que no nos damos cuenta: elementos asociados a Inteligencia Artificial en fotografía, a analizar el uso que hacemos del móvil para gestionar mejor la batería, etc.

samsung-galaxy-s22-1

Lo dicho, cuanto más he usado el móvil mejor me ha funcionado. Aunque esa primera sensación de móvil no tan Premium en cuanto a fluidez durante los primeros días de uso me puso en alerta.

Samsung Galaxy S22Samsung Galaxy S22+Samsung Galaxy S22 Ultra
Pantalla6,1 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Full HD+ y 120 Hz de tasa de refresco.6,6 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Full HD+ y 120 Hz de tasa de refresco. Tasa de muestreo táctil hasta 240 Hz en modo juego.6,8 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED X2, resolución Quad HD+ y 120 Hz de tasa de refresco. Tasa de muestreo táctil hasta 240 Hz en modo juego. Tecnología de bajo consumo
Cámara principal– Sensor principal con lente angular de 50 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y Dual Pixel AF y OIS
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y 120º de visión
– Sensor terciario con lente telefoto de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.4 y zoom óptico 3X 
– Sensor principal con lente angular de 50 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y Dual Pixel AF y OIS
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y 120º de visión
– Sensor terciario con lente telefoto de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.4 y zoom óptico 3X 
– Sensor principal con lente angular de 108 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y Dual Pixel AF
– Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y visión de 120º
– Sensor terciario con lente telefoto de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.4 y zoom óptico 3X
– Sensor cuaternario con telefoto de 10 megapíxeles, apertura f/4.9 y zoom óptico 10X
Cámara pasa selfiesSensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.2 Sensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.2 Sensor principal de 40 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,22 um
Memoria interna128 y 256 GB de tipo UFS 3.1128 y 256 GB de tipo UFS 3.1128, 256, 512 GB y 1TB de tipo UFS 3.1
AmpliaciónNo disponibleNo disponibleNo disponible
Procesador y memoria RAMExynos 2200 de 4 nanómetros con ocho núcleos
8 GB de memoria RAM
Exynos 2200 de 4 nanómetros con ocho núcleos
8 GB de memoria RAM
Exynos 2200 de 4 nanómetros con ocho núcleos
8 y 12 GB de memoria RAM
Batería3.700 mAh con carga rápida de 45 W, carga inalámbrica de 15 W y carga inalámbrica reversible4.500 mAh con carga rápida de 45 W, carga inalámbrica de 15 W y carga inalámbrica reversible5.000 mAh con carga rápida de 45 W, carga inalámbrica de 15 W y carga inalámbrica reversible
Sistema operativoAndroid 12 bajo Samsung One UI 4.1Android 12 bajo Samsung One UI 4.1Android 12 bajo Samsung One UI 4.1
Conexiones5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi 4×4 MIMO con WiFi 6E, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1. 5G, WiFi-Direct 5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi 4×4 MIMO con WiFi 6E, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1. 5G, WiFi-Direct 5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi 4×4 MIMO con WiFi 6E, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1. 5G, WiFi-Direct 
SIMDual nano SIMDual nano SIMDual nano SIM
Diseño– Combinación de cristal y metal con bordes planos y esquinas redondeadas de aluminio reforzado
– Colores: negro, oro rosa y verde
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
– Gorilla Glass Victus
– Combinación de cristal y metal con bordes planos y esquinas redondeadas de aluminio reforzado
– Colores: negro, oro rosa y verde
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
– Gorilla Glass Victus
– Combinación de cristal y metal con bordes planos y esquinas redondeadas de aluminio reforzado
– Colores: negro, blanco, burdeos y verde
– Certificación IP68, resistencia al agua y al polvo
– Gorilla Glass Victus
Dimensiones146 x 70,6 x 7,6 milímetros y 168 gramos157,4 x 75,8 x 7,6 milímetros y 196 gramos163,3 x 77,9 x 8,9 milímetros y 229 gramos
Funciones destacadasSonido estéreo AKG
Sensor de huellas en pantalla
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
VisionBooster para adaptar los tonos de la pantalla al entorno
Nightopraphy para mejorar fotos
Google Live Duo para compartir pantalla y trabajar conjuntamente
Samsung Digital Wallet 
Sonido estéreo AKG
Sensor de huellas en pantalla
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
VisionBooster para adaptar los tonos de la pantalla al entorno
Nightopraphy para mejorar fotos
Google Live Duo para compartir pantalla y trabajar conjuntamente
Samsung Digital Wallet 
Sonido estéreo AKG
S-Pen incluido
Sensor de huellas en pantalla
Reconocimiento facial mediante software
Samsung Dex
VisionBooster para adaptar los tonos de la pantalla al entorno
Nightopraphy para mejorar fotos
Google Live Duo para compartir pantalla y trabajar conjuntamente
Samsung Digital Wallet 
Fecha de lanzamientoPreventa a partir del 9 de febrero
Venta a partir del 25 de febrero 
Preventa a partir del 9 de febrero
Venta a partir del 25 de febrero 
Preventa a partir del 9 de febrero
Venta a partir del 25 de febrero 
PrecioA partir de 800 eurosA partir de 1.000 eurosA partir de 1.200 euros

Una vez más, a rebufo con la batería

Vamos a ver, Samsung. Lo de la carga rápida, por fin rápida de verdad, de 45 watios está genial. Pero hay cosas que mejorar en este Samsung Galaxy S22. Y es que parece que esta marca no avanza al mismo ritmo que el resto de fabricantes (sobre todo los chinos Oppo, Huawei o Xiaomi), donde el estándar ya es la carga rápida de 60 watios en adelante. Si no el doble. Esto supone que móviles como el Xiaomi 12 (carga rápida de 67W) se cargue en unos 40 minutos, mientras que el Samsung Galaxy S22, necesite algo más de una hora. Y ojo, todo ello si usamos su cargador original, que no viene en la caja. Y es que, en mi experiencia, he probado a cargarlo con el cargador de 67W de Xiaomi, o con el de 40W de Huawei, y por temas de estándares siguen sin aprovecharse al máximo. Así que, aunque ha mejorado, esta generación sigue con una “carga rápida” entre comillas para Samsung.

samsung-galaxy-s22-18

Salvo este dato, la autonomía de su batería de 3.700 mAh me ha resultado bastante equilibrada. Teniendo en cuenta que soy de los que tira de aplicaciones de geolocalización (sí, estoy hablando de Tinder), juegos, mucho WhatsApp y también mucho Instagram, la mayoría de días no he necesitado una “power nap” para acabar la jornada. Eso sí, he tardado unos días en domar los algoritmos de uso del móvil, por lo que el susto inicial de que la batería se consuma en horas es solo eso, un susto. Tras varios días todo va fluido para un usuario que tiende a ser hard user. Por lo que el resto de usuarios no debería tener problemas para aguantar todo el día. Buen trabajo en este aspecto, Samsung.

Conclusiones tras algo más de una semana de uso

Me queda claro que la familia Galaxy S22 ha llegado para plantear una nueva etapa en Samsung. Son buenos móviles hasta donde he probado. Resuelven problemas anteriores como cargas rápidas muy lentas, cámaras que no cumplen estándares de su gama y relaciones calidad-precio algo desfasadas. Y este Samsung Galaxy S22 es un gran ejemplo de ello y de un equilibrio que debería mantenerse en próximas ediciones.

samsung-galaxy-s22-13

Siendo el hermano pequeño puede presumir de pantalla, diseño, cámara principal y, tras unos días, rendimiento y autonomía. Muy equilibrado en todos sus aspectos aunque necesite varios días para afinar el funcionamiento y “hacerse al usuario”. Es sorprendente la cantidad de herramientas que incluye One Ui, aunque lo mejor sería que permitiera un funcionamiento más fluido.

El único problema real, más allá de los peros de los colores de la pantalla, una carga rápida que no está a la altura del mercado o que la mayoría de las fotos solo las vas a hacer con la cámara principal, es si estás dispuesto a pagar 800 euros por el terminal. Pocos días he necesitado para saber que este móvil es equilibrado y tiene construcción y componentes de calidad. El problema es que el mercado sigue creciendo en opciones, con experiencias similares en rendimiento por precios de 600 euros como ocurre con móviles de Xiaomi y Realme, por ejemplo. Este Samsung Galaxy S22 no es un móvil Premium, y quizá su calidad eleva su precio algo por encima de la media. Es aquí donde tú tienes que decidir si confías en Samsung como marca y prefieres apostar por algo más caro y de calidad, o si el precio es importante para ti y prefieres más carga rápida, más pantalla y otros elementos más despuntados en móviles de otras compañías.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.