xiaomi-11t-pro-analisis-27

Xiaomi les ha quitado el Mi a sus móviles más top, pero no ha escatimado en características para su familia 11T. He podido probar la versión más avanzada, el Xiaomi 11T Pro, durante casi todo un mes como móvil de cabecera. Un terminal con pantalla generosa de 6,67 pulgadas y tecnología AMOLED capaz de moverse a 120Hz, el procesador más avanzado de Qualcomm (el Snapdragon 888) y un avance tecnológico único en los smartphones de este año: la carga rápida de 120 watios. Pero ¿merece la pena comprarse este Xiaomi 11T? ¿Cumple las expectativas con un precio por encima de los 600 euros? Pues aquí te voy a contar mi experiencia de uso y trataré de darte respuesta a todas estas preguntas.

Lo mejor y lo nunca visto: una carga rápida que me ha volado la cabeza

Xiaomi ha puesto en el mercado un móvil con carga rápida de 120 watios. ¡120 watios! Pero si este dato no te dice nada ya te cuento yo que es una auténtica locura. Si los 67W de su Xiaomi 11T o del Xiaomi Mi Note 10 ya suponían invertir poco más de media hora para cargar sus grandes baterías, en el caso de esta versión Pro no necesita más de 18 minutos. ¡Para una batería de 5.000 mAh!

Básicamente, si he tenido un momento de apuro durante este mes, solo he tenido que cargar unos pocos minutos este móvil para asegurarme de tener autonomía para el resto del día. Lo repito: unos minutos. Algo así como lavarme los dientes. O poner el arnés al perro y prepararme para el paseo. Nada más. Con eso he pasado de un 5% de batería restante a un 30 y pico o 40 y pico por ciento. Lo que supone una buena cantidad de horas extra.

120w

Y ojo, que su batería es de 5.000 mAh. Lo que supone una autonomía más que notable para todo el día. De hecho, con un uso intensivo, he podido disfrutar de este móvil hasta la noche sin ningún problema.

Se juntan en este Xiaomi 11T Pro, por tanto, una batería generosa con una autonomía bastante amplia (aunque esto supone cerrar algunas apps en segundo plano) con una carga rápida de locura. Suficiente para solventar cualquier situación de apuro. Siempre y cuando llevemos el adaptador de corriente de 120W que Xiaomi sí incluye en la caja. Un adaptador más pesado y grande de lo normal. Y que se calienta bastante durante el tiempo de carga. Pero al menos el móvil se mantiene fresco a lo largo del proceso.

xiaomi-11t-pro-analisis-18

En definitiva, el punto más sorprendente y que hace a uno replantearse si de verdad se necesitan baterías grandes o tecnologías de cargas rápidas como esta de 120W para solventar problemas de autonomía. Es una auténtica locura. Y me ha permitido colocar fondos de pantalla animados sin pensar en cuánto consume este capricho mío.

Pantalla colorida y ágil y sonido de calidad

La gente de Xiaomi ha dado marcha atrás al escuchar algunas de las críticas de sus móviles Mi del año pasado. Tener una frecuencia de actualización de pantalla de 144Hz está muy bien para el mundo gamer y para que todo luzca fluido en la pantalla. Pero parece que a los usuarios no les gusta tanto el brillo y color de una pantalla con tecnología IPS que permite esta velocidad de refresco. Por eso han optado por paneles AMOLED para estos Xiaomi 11T y 11T Pro. Y la verdad es que el cambio sienta muy bien.

xiaomi-11t-pro-analisis-21

Además de ser una tecnología eficiente y que permite funciones como la pantalla de bloqueo siempre activa para mostrar detalles sin hacer demasiado mella en la batería, la tecnología AMOLED tiene otras virtudes. Y es que la sensación de calidad en las imágenes suele ser mayor al contar con un gran contraste, una buena luminosidad y brillo, y colores muy saturados. Vaya, que se ve muy bien, con un buen ángulo de visión. Y no importa si estás en exteriores, porque el brillo puede crecer lo suficiente para disfrutar del contenido en pantalla.

Eso sí, la velocidad de refresco se reduce a los 120Hz. Ya ves tú… En los ajustes puedes elegir entre 60 y 120Hz, pero dado el dato de la batería y su carga rápida, merece la pena disfrutar del dato más alto y contar con animaciones fluidas mientras te mueves por el panel o cuando juegas a juegos compatibles. Además puedes personalizar con todo lujo de detalles el tono del panel, o incluso usar esquemas de color predeterminados según tus gustos. De serie cuenta con la configuración vívida, ideal para mi al mostrar blancos realmente blancos y brillantes pero sin pasarse con el efecto saturado para los colores. Pero eso, para gustos los colores.

xiaomi-11t-pro-analisis-19

Por cierto, el panel es compatible con HDR10+ y Dolby Vision, así que ver series y contenidos en él es un gusto. No será el panel más aprovechado en ratio o de mayor calidad, pero se disfruta por encima del precio que tiene el terminal.

Y no me olvido del sonido que completa la experiencia audiovisual. Cuenta con dos altavoces para conseguir sonido estéreo bien posicionados en su cuerpo. Así, si sujetamos el móvil en horizontal con los botones físicos hacia arriba, nunca taparemos la salida del audio. Cuenta con sonido Dolby Atmos y la configuración y ecualización llegan de manos de Karman Hardon. Ofrece una buena potencia de sonido, aunque sin sobresalir, pero sin distorsión ni sonido enlatado en el volumen más alto. Suficiente para escuchar con detalle mis listas y podcasts en el baño o como sonido de fondo con amigos. Pero sin la potencia suficiente para que sea el centro de la fiesta.

xiaomi-11t-pro-analisis-15

Potencia de gama alta a un precio muy competitivo

Aunque Xiaomi crecerá en precios durante los próximos lanzamientos, su hasta ahora familia Mi sigue ofreciendo un precio muy competitivo frente a otras marcas. Solo OPPO y Realme parecen poder competir incluyendo componentes de gama alta en móviles con precio de gama media. Este Xiaomi 11T Pro es una prueba de ello al optar por lo más potente de Qualcomm de este año como cerebro: el procesador Snapdragon 888. Está construido en 5 nanómetros para ser más eficiente y te aseguro que tiene potencia para moverlo todo. Desde varias apps en multitarea hasta los juegos más exigentes gracias al procesador gráfico Adreno 660 que lo acompaña. No he sufrido ningún parón ni bloqueo destacable o recurrente. Lo mueve todo de forma ágil y eficiente.

xiaomi-11t-pro-analisis-13

Además, este procesador cuenta con un módem 5G, lo que me ha permitido conectarme a la red de mi operadora (Vodafone) sin ningún problema. Eso sí, siempre que he estado dentro de la zona de cobertura que ofrece en Madrid, donde resido.

Con todo esto, si optas por el Xioami 11T Pro, te aseguro que podrás usar apps y jugar sin ningún problema. De hecho, el diseño de esta versión Pro cuenta con un disipador de calor de cámara de vapor en su interior. Con lo que echar unas cuantas partidas no hace que el móvil se caliente sobre manera. Y vas a disfrutar como en un móvil de gama alta de toda la experiencia en términos de rendimiento. Marvel Future Revolution, Tomb Raider Reloaded o JetPack 2 se ven y se disfrutan fluidos. Más incluso que en móviles de otros fabricantes de gama alta del año pasado.

xiaomi-11t-pro-analisis-10

Un apartado fotográfico que se apoya en el software

Llega un apartado que, para mi, resulta algo comprometido. Xiaomi está orgullosa de haber incorporado a sus terminales los 108 megapíxeles como dato estandarizado y de base. Y la verdad es que es un sensor y un objetivo realmente buenos para los precios en los que nos movemos. Con él puedes lograr fotografías muy definidas en el modo 108 que aprovecha todos sus píxeles. Y soluciona bastante bien situaciones problemáticas como contraluces. Como es lógico, todo ello lo hace mucho mejor si hay suficiente luz, perdiendo definición en cuanto cae la noche o la oscuridad sobre la escena. También hay un pero en el enfoque, que suele ser errático sobre todo en situaciones con poca luz. No es la mejor cámara del mercado, pero soluciona bien la mayoría de situaciones para el usuario medio.

trucos-xiaomi-11t-8

Y lo mismo ocurre con el teleobjetivo y el ultra gran angular que acompañan. Tienen menos megapíxeles y esto supone reducir bastante la definición de las fotos en cuanto las condiciones de luz empeoran. Cumplen su cometido, sí, pero no destacan. Lo bueno es que el procesamiento de imágenes respeta el esquema de color y luz en una misma escena aunque cambiemos de objetivo. Pero el ruido y la falta de detalle aparecen antes en estos dos objetivos acompañantes.

En definitiva, y por mi experiencia, es un equipo de cámaras resolutivo pero no sorprendente. Y Xiaomi lo sabe. Por eso han hecho hincapié en el ámbito de la Inteligencia Artificial que lo acompaña. Herramientas que ayudan a definir, colorear y entender una escena para lograr mejores fotos. Aunque lo que más he disfrutado han sido sus modos y efectos extra. Aquí está toda la diversión.

trucos-xiaomi-11t-6

Dejando a un lado la calidad, los modos de Efectos de películas o Clonar siguen siendo unos añadidos de lo más interesantes. Al menos es con lo que mejor me lo he pasado. Vídeos con zoom dramáticos de película, yo moviéndome y recogiendo posturas estáticas de la escena y otros contenidos que puedes crear fácilmente y sin matarte en la edición. Muy divertido y creativo. Una fuente de contenido para tus redes sociales. Aunque yo habría preferido una cámara más definida y con menos ayuda de un programa. Pero los tiempos son los que son.

trucos-xiaomi-11t-7

En cuanto a vídeo esta cámara puede grabar varios minutos seguidos en 8K. Además hay un efecto bokeh o de desenfoque de fondo bastante logrado también en vídeo. La estabilización puede dar algún tirón grabando en 4K a 60 cuadros, pero consigue resultados definidos y de calidad. Siempre mejores cuanta más luz haya. Por cierto, hay un añadido de zoom de audio que no te ayudará a cotillear conversaciones ajenas, pero sí puede darle un toque interesante a tus vídeos al aumentar el volumen de una parte concreta de la escena con solo ampliar el zoom en ella.

trucos-xiaomi-11t-5

MIUI 12,5 y seguridad

En este Xiaomi 11T Pro me he topado con la capa de personalización MIUI 12,5 para gestionar todos los procesos y el aspecto visual de los mismos. Es una capa ligera, con herramientas preinstaladas útiles y con un nivel de personalización abrumador. Desde el tono de la pantalla, hasta una colección inmensa y gratuita de fondos de todo tipo. Una mención especial a los Live Wallpaper que puedes encontrar y utilizar sin pagar, ni consumir publicidad, ni tampoco arruinar la batería de este móvil.

xiaomi-11t-pro-analisis-2

Así, me he topado directamente con funciones como tener dos barras de notificaciones dependiendo desde el extremo que deslicemos el dedo hacia abajo: a la izquierda las notificaciones, a la derecha el centro de control. Particularmente he vuelto al diseño antiguo, todo en uno, para evitar perder tiempo y hacer movimientos involuntarios al cambiar de una a otra.

Pero también hay añadidos interesantes y curiosos como un apartado para limpiar los altavoces, la posibilidad de crear un segundo espacio nuevo en el teléfono donde ocultar apps y contenidos, o posibilidades como el Game Turbo para poder disfrutar mejor de los juegos online. Todo ello configurable y personalizable al nivel más mínimo para dejarlo todo a nuestro gusto. Todo un puntazo aunque estemos ya a las puertas de MIUI 13.

trucos-xiaomi-11t-11

Por cierto, en cuanto a la seguridad de este Xiaomi 11T Pro atendemos al reconocimiento facial, que funciona bastante bien aunque tienes que configurar manualmente cuestiones como activar el móvil al levantarlo o desbloquearlo directamente, y a la huella dactilar. El sensor está en el botón de encendido y apagado. Está a una altura cómoda, en el lado derecho, y resulta realmente rápido para el desbloqueo. Pero se queda fuera de lo que empezamos a ver con sensores bajo el panel en teléfonos de gama media. En cualquier caso, la rapidez prima sobre la ubicación, al menos en mi caso. Y este sensor cumple con creces.

xiaomi-11t-pro-analisis-14

Diseño continuista y poco limpio

He dejado para el final el que, para mí, es el punto más flojo de este Xiaomi 11T Pro. Su diseño no es nuevo ni llamativo. Más bien todo lo contrario. Continúa la estela marcada por Xiaomi con móviles sencillos y un módulo de cámaras identificativo a dos niveles. Puedes saber que es un Xiaomi gracias a él, pero el resto pasa completamente desapercibido. De hecho los colores de este año tampoco arriesgan.

Aunque el punto más negativo para mi es que el acabado es un imán para las huellas. Olvídate de llevar la carcasa brillante de este Xioami 11T Pro limpia en cuanto lo sujetas con la mano. Lo bueno es que, como nos han acostumbrado ya en esta compañía, dentro de la caja llega una funda transparente de silicona para proteger el equipo. Se salvan así estos problemas de huellas. Pero sigue siendo un móvil soso.

En cuanto a construcción destaca la ligereza del equipo. Son 204 gramos en un móvil de gran pantalla y aún más batería. No se hace pesado en la mano y, salvo por las medidas, puedes controlarlo con una sola mano si eres lo suficientemente hábil. Eso sí, el acabado y construcción, aunque resistente, no ofrece esa sensación de móvil Premium. Juntas y materiales lucen por debajo de un terminal de gama alta. Aunque no hay que olvidar que su precio de partida son los 650 euros y su ficha técnica deja temblando a otros competidores.

xiaomi-11t-pro-analisis-26

Conclusiones tras casi un mes de uso

Tras casi un mes de uso tengo que decir que es fácil hacerse a este Xioami 11T Pro. Todo es configurable gracias a MIUI 12,5, y no hay ningún tipo de queja en cuanto al rendimiento que ofrece. Prácticamente es como estar ante un gama alta a la hora de mover aplicaciones y juegos. Y eso que parte de los 8GB de RAM. Su pantalla y sonido acompañan, y permiten una experiencia audiovisual bastante buena y por encima de su precio.

xiaomi-11t-pro-analisis-25

Sin embargo, el punto fuerte se lo lleva su batería. Y es que después de cargar grandes porcentajes de la misma con solo unos minutos conectado a la corriente es difícil volver a lo anterior. Sus 120W me han volado la cabeza. Lo suficiente como para perdonar que no cuente con carga inalámbrica, aunque sería todo un puntazo poder compartir batería a otros dispositivos. Sin embargo, esta tecnología aún no lo permite.

Los puntos más flojos son la cámara y el diseño. No porque sean malos per se, sino porque no destacan en un mercado en el que las opciones cada vez son mayores. Y donde Xiaomi comienza a tener fuertes competidores. Unos colores más vivos, un nuevo diseño para las cámaras, algo diferenciador hubiera estado genial. En cuanto a las cámaras la crítica es completamente personal. He disfrutado de los objetivos y sobre todo de los modos extra. Pero descubrir falta de definición en cuanto hago algo de zoom en una imagen me toca la vena sensible.

xiaomi-11t-pro-analisis-8

El Xiaomi 11T Pro es probablemente el móvil con mejor relación calidad-precio del mercado. Ve por él si necesitas autonomía y carga rápida para tu ritmo de vida en un móvil potente. No te va a defraudar.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.