Huawei MatePad 11

La línea entre tabletas y portátiles pequeños se desdibuja cada vez más. Ese es el enfoque de Apple con sus últimos iPad y los teclados-funda que lo acompañan. Y otros fabricantes siguen la estela como Samsung y también Huawei. Sin embargo, aquí el dato discordante son los chinos, que se atreven con una nueva tableta muy potente y capaz y repleta de complementos pero con un nuevo sistema operativo: HarmonyOS 2. Pues bien, he probado durante una semana esta tableta para diferentes menesteres y, como spoiler de esta review, ya te puedo asegurar que es potente y capaz. Y sí, Harmony recuerda muchísimo a Android. Y eso no es nada malo.

Como introducción, también te cuento que la Huawei MatePad 11 es una tableta de 11 pulgadas que corre hasta a 120Hz con resolución 2K. Muy resolutiva para hacer trabajos de diseño o disfrutar de contenidos a alta resolución. Llega con un procesador Snapdragon 865 más que capaz para mover no sólo cualquier herramienta de edición para dispositivos móviles, sino para aprovechar la multitarea real con varias aplicaciones en formato ventana tipo Windows. Además, lo he podido probar junto a las nuevas generaciones del teclado magnético y el lápiz óptico de la compañía. Potencia y un montón de herramientas para la productividad. Pero ¿está HarmonyOS a la altura? ¿Puedo comprarme esta tableta y funcionar con el resto de dispositivos, ordenadores y móviles de mi entorno sin problema? ¿Se nota la ausencia de los Servicios de Google? Trato de dar respuesta a todas estas preguntas a lo largo de esta review.

huawei-matepad-11-34

Una tableta apta para trabajar

Durante estos días de prueba de la Huawei MatePad 11 me ha quedado claro que viene sobrada de potencia. Llega con el procesador Snapdragon 865 de Qualcomm, que fue el chip utilizado para la mayoría de móviles premium de 2020. Es más que potente para mover aplicaciones habituales: Word, navegadores de Internet como Google Chrome, herramientas de diseño y dibujo que trabajan con capas, videojuegos exigentes gráficamente, etc. Todo lo que puede mover un móvil de gama alta, puede moverlo esta tableta. Con la diferencia de que, en este caso, además lo ves en una pantalla de casi 11 pulgadas y a resolución de hasta 2K.

tableta para trabajar

Claro que tampoco está de más en esta ecuación los 6GB de memoria RAM que lo acompañan. Que ayudan a que, junto al buen trabajo de HarmonyOS, todo funcione de forma fluida.

En mi experiencia abrir aplicaciones, moverme entre ellas, navegar por los menús y desplegables y jugar con la multitarea ha sido todo un disfrute. Todo va rápido y sin parones. Estoy escribiendo esta review en un documento mientras mantengo Google Chrome abierto de fondo para no equivocarme con los datos técnicos de esta Huawei MatePad 11 y varías pestañas más. Además del programa Discord para coordinarme con el resto de compañeros de tuexperto.com. Y puedo interactuar con teclado, dedos y M-Pencil indistintamente sin ningún tipo de problema. Es una tableta realmente capaz.

tableta para trabajar

Además, la he aprovechado para escribir tanto a mano como con el teclado funda. He hecho el trabajo de varios días en ella (documentarme, navegar por Internet, escribir, publicar artículos) y no me he topado con barreras. Bueno, en realidad sí: la ausencia de herramientas de Google. Pero eso lo comento un poco más abajo.

Huawei MatePad 11
PantallaTFT LCD (IPS) de 10,95 pulgadas con resolución WQXGA (2.560 x 1.600 píxels) 275 PPI y 120 Hz de frecuencia
Cámara principal13 MP
Apertura de f/1.8
Enfoque automático
Flash LED trasero
Cámara para selfies8 MP
Apertura de f/2.0
Focal fija
Memoria interna64 y 128 GB bajo el estándar
AmpliaciónSí, a través de tarjetas micro SD hasta 1 TB
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 865
6 GB de RAM
Baterí­a7.250 mAh con carga rápida de 10 W
Sistema operativoHarmonyOS 2
ConexionesWi-Fi 6, 802.11 a/b/g/n/ac/ax, 2*2 MIMO, 2,4 GHz y 5 GHz
Bluetooth 5.1, admite audio BLE, SBC, AAC y LDAC HD
GPS, GLONASS, BeiDou, GALILEO, QZSS
USB 3.0 Tipo C
SIMDual nano SIM
DiseñoPlástico
Dimensiones253,8 mm x 165,3 mm x 7,25 mm
Peso: Aprox. 485 g (batería incluida)
Funciones destacadasMultitarea real, multiventana, herramientas para el M-Pencil
Fecha de lanzamientoDisponible
PrecioDesde 500 euros

Lo mejor: sus añadidos de productividad

Que la Huawei MatePad 11 es una máquina de productividad me ha quedado claro desde los primeros minutos de uso. En mi experiencia siempre la he utilizado como un portátil gracias a la funda teclado. Y es que escribir en ella, trabajar con documentos y llevar a cabo las tareas de un periodista de tecnología es más que posible. Todo ello con solvencia como ya he dicho.

multiventana

Pero me he quedado prendado de todos esos extra que Huawei ha ido recopilando de tabletas, ordenadores y móviles anteriores y que han convergido en esta Huawei MatePad 11 en pos de la productividad. Y no son pocas:

Desde la multiventana, que ahora permite tener hasta cuatro aplicaciones abiertas y funcionando a la vez como si fueran ventanas en un ordenador Windows (más o menos) hasta la posibilidad de usar una misma aplicación dos veces, como puede ser la herramienta de documentos para tener dos a la vista sin problemas. Pero no es lo único. También puedes compartir pantalla con otros monitores en diferentes formatos, ya quieras repetir panel, funcionar como una pantalla diferente o como una extensión. Y además llega cargada con aplicaciones y herramientas para sacarle partido tanto en formato portátil como si quieres dibujar con ella.

M pencil

Algo que se extiende también al uso del M Pencil con el que he probado esta Huawei MatePad 11. No sólo es el clásico lápiz óptico con más de 4.000 niveles de presión, también tiene añadidos. No cuenta con un botón físico porque es capaz de sentir una doble pulsación para cambiar entre herramientas en aplicaciones de dibujo, por ejemplo. Pero también lo acompaña software para digitalizar tus textos, crear tablas cómodamente, formas geométricas sin que seas un Miguel Ángel o, mi preferida, acceder a las notas con la pantalla de la tablet apagada solo con hacer una pulsación larga en la pantalla.

Elementos que, una vez los conoces, ayudan enormemente al trabajo del día a día. Para que todo sea más rápido o para que no eches en falta tu ordenador, tu ratón o cualquier otro elemento entorno al trabajo. Todo un punto a favor en madurez y software para Huawei.

escritorio

Pantalla con mucho brillo y una construcción casi premium

Huawei también ha alcanzado la madurez en la producción de sus dispositivos desde hace un par de años. Y se nota en el acabado de calidad de dispositivos sobre todo de gama alta. Esta Huawei MetePad 11 no es la versión Pro, pero deja notar esto que comento. Sus líneas, acabados y construcción son robustos, elegantes y sencillos. Eso sí, la carcasa trasera es de plástico duro con tacto que simula algo más premium. No es cristal ni metal. Pero han conseguido transmitir la sensación de que es un producto de calidad y bastante robusto. Los bordes redondeados, los botones, la disposición de los altavoces y puertos… todo está bien pensado y ejecutado. No hay quejas en este respecto.

pantalla

Su peso de 485 gramos (sólo la tableta), no resulta excesivo, y utilizarla junto a la funda teclado consigue generar parte de esa experiencia de robustez y calidad. No son los materiales más nobles, pero aspiran a algo más que una tableta ligera y una funda básica.

En cuanto a la pantalla, hay que hablar de otro dato que remarca que no es la versión más avanzada o premium de las tabletas de Huawei: es LCD IPS. Y no es nada malo. Sobre todo cuando he comprobado que el nivel de brillo pude dispararse a niveles que me ha hecho entrecerrar los ojos. En otras palabras: si lo necesitas puedes subir el brillo para usarla en exteriores aunque haya mucha luminosidad sin problemas.

Además, es un panel muy ágil, capaz de alcanzar los 120 Hz de refresco de pantalla. Y con una resolución WQXGA de 2.560 x 1.600 píxeles. Las imágenes pueden ampliarse y verse con todo lujo de detalles, aunque la densidad se quede en los 275 píxeles por pulgada. Pero para trabajar con elementos de diseño, y gracias a sus 16,7 millones de colores, ofrece muchas opciones a los apasionados del diseño, el dibujo y la creatividad. Es un panel que se ve muy bien y responde muy bien, aunque no sea OLED como suele pasar en lo gamas altas.

resolución

Los mejores complementos: funda teclado magnética y lápiz M-Pencil 2

Ahora bien. La tableta Huawei MatePad 11 está bien construida y llega con potencia para mover cualquier elemento actual. Incluso para trabajar con varios elementos a la vez como un portátil. Pero, a mi parecer, solo tiene razón de ser si se usa en compañía de la funda teclado y el lápiz óptico.

A pesar de que tuve algún problema hasta que entendí y tuve la paciencia de vincular tanto la funda teclado como el lápiz óptico, se han convertido en dos compañeros inseparables. En muy pocas ocasiones he usado la tableta de forma individual. Siempre ha sido con el teclado magnético y siempre he llevado el lápiz pegado a la tableta.

El teclado tiene teclas algo pequeñas para mi gusto a pesar de haber espacio para que fueran más grandes. Sin embargo, es el recorrido de 1,3 mm a la hora de presionarlas donde está el punto a favor. Es lo que me ha permitido pasarme varias horas redactando como si fuera un portátil sin hacer ojitos tiernos a mi ordenador. Algunas pulsaciones se fallan, pero la evolución de los teclados magnéticos es un hecho en este dispositivo. Su acabado se ve resistente y aunque la sensación es más de plástico que de polipiel, sus formas y diseño ofrecen una visión elegante y profesional de esta tableta.

En cuanto al nuevo M-Pencil, resulta algo pesado y largo para mi gusto o respecto a lo que es habitual en estos aparatos. Aunque es equilibrado y cómodo de utilizar. Su forma hexagonal resulta ergonómica y llega acompañado de un par de cabezales para tener una sensación más gomosa o más ligera al dibujar y escribir en pantalla. Me ha gustado la fuerza de su imán, que me da cierta seguridad en los desplazamientos al llevarlo acoplado a la tableta. Quizá las sensaciones al dibujar no sean las más realistas, pero entiendo que es un utensilio muy capaz gracias a sus 4.096 niveles de presión.

Pero ¿qué tal es HarmonyOS sin los Servicios de Google?

Vamos al quid de la cuestión de esta Huawei MatePad 11. Lo realmente jugoso del asunto. Ya has visto que como dispositivo llega cargada de herramientas y posibilidades. Pero ¿se puede trabajar sin los Servicios de Google? ¿Hay apps suficientes en la AppGallery de Huawei?

HarmonyOS

Pues sí y no. Y me explico. Estos días he operado perfectamente con esta tableta gracias a poder utilizar Gmail en su versión web o haber instalado Google Chrome para tener acceso a todos mis servicios web, contraseñas y páginas de Internet. Hasta aquí todo correcto. El problema es otro.

Aunque Petal Search, la herramienta de búsqueda de Huawei para encontrar acceso a servicios y apps incluso fuera de la AppGallery, funciona muy bien, HarmonyOS no es completamente Android. Y esto lo he notado al tratar de instalar algunos juegos y aplicaciones desde repositorios de Internet. Algunos requieren que inicies sesión con tu cuenta de Google. Otros simplemente usan algún servicio de Google residual para funcionar. Y aquí volvemos al problema directo al que se enfrenta Huawei. No vas a poder aprovechar esta tableta como si fuera un dispositivo Android tal cual. Podrás descargar e instalar archivos APK, pero no todos van a funcionar. Y esto solo significa limitaciones en el workflow o flujo de trabajo o no poder utilizar tus herramientas habituales de la manera en la que lo harías en una tableta Android. Hay alternativas, sí, pero pocas y no tan cómodas como las oficiales. Versiones web de estas herramientas, apps que son una copia o adaptación de Office, y otros detalles que pueden hacer la experiencia algo problemática. Sobre todo si no se tienen los conocimientos.

HarmonyOS

HarmonyOS me ha recordado muchísimo a Android. Más allá de poder usar las APK para Android, también hay gestos y controles, además de elementos como un desplegable de notificaciones, que funcionan igual que en otras tabletas Android. Eso sí, esta Huawei MatePad 11 llega optimizada con HarmonyOS con detalles como un escritorio centrado en lo productivo, con barras y herramientas de apps habituales y de escritorio. Y todo parece funcionar correctamente y sin fallos. Pero no tener accesos directos a los servicios de Google puede ser un quebradero de cabeza. Tendrás que buscarte las vueltas con accesos directos a páginas web con servicios de Google en el escritorio, por ejemplo. Hay soluciones, pero necesitarás más trabajo (conocer las alternativas y anclar los accesos directos al escritorio) y perderás más detalles que un usuario de Android con los servicios de Google.

error

Conclusiones tras una semana de uso

Una semana de uso es poco para descubrir todos los recobecos de una tableta con un sistema operativo nuevo. Aunque se parece mucho a Android, se ve que en este caso HarmonyOS 2 llega buscando la máxima productividad de un dispositivo que es muy capaz. Su procesador puede moverlo todo, incluso varias cosas a la vez. Con solvencia y fluidez. Pero es que su gran pantalla 2K a 120Hz ayuda a que todo se mueva rápido. Es tan rápida como un portátil, aunque el formato y las sensaciones sean un poco diferentes.

No es tan rápida a la hora de cargarla. Sin embargo, su autonomía me ha parecido más que correcta. No he necesitado cargarla todos los días. Y, con usos eventuales, he pasado más de dos días sin conectarla a una corriente. Incluso cuando he estado viendo contenidos en ella. Por cierto, la pantalla es muy brillante y colorista, y los altavoces estéreo que incorpora hacen que los vídeos y películas también se disfruten en ella. Eso sí, las cámaras simplemente cumplen. Claro que tampoco te vas a llevar una tableta a hacer fotos cuando puedes tener un buen móvil en el bolsillo…

Conclusiones Huawwei MatePad 11

Por 500 euros es difícil encontrar un hardware tan capaz como este con buenos acabados y todos estos extra. Pero el problema aquí sigue siendo tu dependencia respecto a los servicios de Google. ¿Puedes vivir y trabajar sin ellos? Entonces está Huawei MatePad 11 es una gran tableta. ¿No quieres complicarte? Entonces tendrás que pensarte dos veces si quieres apostar por HarmonyOS sin acceso rápido y habitual a tus contenidos y herramientas e Google.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.