Objetivo diario

Al final, los relojes inteligentes o smartwatch se están convirtiendo en unos enfermeros en miniatura para controlar nuestro estado de salud a través de la muñeca. Son capaces de medir y controlar el latido del corazón, medir el nivel de oxígeno en sangre o monitorizar nuestro sueño, para saber si estamos teniendo problemas por la noche y el tiempo de sueño profundo, tan importante para el descanso. Además, también nos recuerdan si llevamos mucho tiempo sin movernos (algo clave en este periodo tan sedentario que ha provocado la pandemia).

samsung-galaxy-watch3-cardio-tension-024

Parece que para Samsung no es suficiente, porque la compañía ha añadido en el Galaxy Watch3 y Samsung Galaxy Watch Active2 otras dos funciones clave para monitorizar nuestra salud: la medición de tensión arterial y la capacidad de realizar un sencillo electrocardiograma. Te contamos cómo funcionan estas características y si merecen la pena.

Ficha técnica del Samsung Galaxy Watch3

ModeloSamsung Galaxy Watch3
Pantalla45 mm: pixel OLED táctil de 1,4 pulgadas (360 x 360 píxeles)
41 mm: pixel OLED táctil de 1,2 pulgadas (360 x 360 píxeles)
Dimensiones45 mm 45 x 46,2 x 11,1 mm
41 mm: 41 x 42,5 x 11,3 mm
Peso45 mm: 53,8 gramos
41 mm: 48,2 gramos
MaterialesAcero inoxidable (correa de cuero)
ColoresMystic Black (negro) y Mystic Bronze (cobre)
Memoria interna y procesador1GB de RAM, 8GB de almacenamiento y procesador Exynos 911 (doble núcleo y 1,15 GHz)
Resistente al aguaSí, sumergible hasta 50 metros
AutonomíaAlgo más de 48 horas con un uso no intensivo. Menos de 48 horas con medición de entrenamientos intensivos o la pantalla siempre encendida
ConexionesBluetooth 5, GPS, WiFi, NFC, 4G (opcional), acelerómetro, barómetro, giroscopio, magnetómetro, sensor de luz, lector de ritmo cardíaco, lector de nivel de estrés, spO2
SIMOpcional LTE
AplicacionesSamsung Health, control de PPT, cronómetro, cuenta atrás, reloj mundial, alarma, buscar mi teléfono, galería, música, Outlook, Samsung Pay, Reminder, Galaxy Store, calendario, tiempo, Bixby, contactos, teléfono, grabadora de voz y mensajes.
Funciones principalesMedición automática de ejercicio, medición de diferentes actividades físicas, medición automática de sueño, medición de estrés, medición de oxígeno en sangre, control de pasos y actividad diaria, coger llamadas de teléfono, detección de caída y llamada a emergencias, análisis de estilo de carrera, notificaciones del móvil, contestar mensajes desde el reloj, control del pulso cardíaco, reproducción de música de forma independiente, electrocardiograma, medición de presión arterial
Sistema y compatibilidadSistema operativo Tizen. Compatible con Android 5.0 y superior
Fecha de lanzamientoDisponible
PrecioDesde 380 euros

Novedades que llegan a través de actualización de software

Tanto el electrocardiograma como la medición de presión arterial son dos novedades que llegan completamente gratis, a través de una actualización de software. Vienen a completar una lista muy larga de funcionalidades con las que ya cuenta este reloj, uno de los más completos del mercado (y también más caro). Eso sí, en mi experiencia he podido hacerlo funcionar con un móvil Samsung, pero no con un modelo de otra marca (Oppo). No tengo claro si la compatibilidad con estas funciones en concreto requieren de un móvil Samsung o si ha sido un problema durante la instalación.

samsung-galaxy-watch3-cardio-tension-022

Una vez tienes actualizado el reloj Samsung con la última versión de software, tienes que acudir al reloj y buscar el widget de Presión arterial. La primera vez, te pedirá descargar la app Samsung Health Monitor. Lo bueno es que con pinchar en el reloj abrirá la página de descarga en tu móvil. Una vez la tengas instalada, tienes que crear tu perfil con nombre y al menos un apellido y la fecha de nacimiento, además de tu sexo.

samsung-galaxy-watch3-cardio-tension-021

Así funciona el medidor de presión arterial

Para poder calibrar el reloj, vas a necesitar un medidor de presión arterial típico (el que se coloca en el brazo y se hincha). Sin esto, no es posible disfrutar de esta funcionalidad. Te tienes que colocar el reloj en la muñeca contraria al medidor y después empezar el proceso. Durante el mismo, debes mantenerte lo más quieto posible y sin hablar. Por mi experiencia, el reloj lleva a cabo la medición durante alrededor de un minuto (algo más del tiempo que tarda el medidor tradicional). Tras completar este tiempo, debes introducir en la app del teléfono los valores que ha marcado el medidor. Y, después, volver a repetir el proceso otras dos veces. Tengo que reconocer que al final he terminado con el brazo un poco dolorido después de estas mediciones. En total, estarás más o menos unos cinco minutos con este proceso hasta tener el reloj listo.

Tras los pasos previos, ya no vas a necesitar más el medidor de presión tradicional. Al menos, durante cuatro semanas, ya que se recomienda volver a llevar a cabo el calibrado tras este tiempo. Para medir tu presión arterial, basta con que accedas al widget y lo pongas en marcha. De nuevo, mientras el reloj te mida la presión no debes hablar ni moverte. ¿Y qué tal funciona? En mi experiencia durante los días que lo he tenido de forma bastante fina, respetando los números que me da el medidor tradicional. No tengo una condición de salud que necesite que me mida la tensión a menudo, pero es evidente que para una persona que lo deba hacer este reloj puede ser mucho más cómodo que tener que aplicarse el cacharro varias veces al brazo a lo largo del día. Eso sí, ten en cuenta que el Samsung Galaxy Watch3 no pretende ser un sustituto 100% fiable de herramientas médicas.

samsung-galaxy-watch3-cardio-tension-08

¿Y el electrocardiograma?

En el caso del electrocardiograma no necesitamos llevar a cabo ningún proceso de calibrado. Eso sí, desde el principio ya avisa que no es una herramienta pensada para detectar posibles infartos de miocardio, sino solo para llevar un control en busca de algún tipo de actividad inusual en el corazón. Tienes cuatro posibles resultados:

  • Ritmo sinusal: el ritmo del corazón es constante durante la medición
  • Fibrilación auricular: el corazón late a un ritmo irregular. Si te sale este resultado deberías consultar con tu médico cuanto antes.
  • No concluyente: no te debes preocupar si te sale alguna vez, pero si te sale de forma repetida mejor consulta con el médico.
  • Registro deficiente: hay que volver a repetir la medición.

El proceso requiere que tengas los antebrazos sobre una superficie como una mesa y que poses un dedo de la mano contraria al reloj en el botín superior (el que sirve para volver atrás en el Samsung Galaxy Watch3). No es una medición muy larga, por lo que tómalo como un complemento de salud y no como una herramienta fiable al completo. Es curiosa la opción de acceder al electrocardiograma y compartirlo a través de un documento PDF.

Con todo, son dos novedades que llaman bastante la atención y que han funcionado (sobre todo la de la presión arterial, que es fácil de corroborar) de forma satisfactoria. Por cierto, además del Samsung Galaxy Watch3 estas funciones también han llegado al Samsung Galaxy Watch Active2, un modelo algo más sencillo y con un precio más accesible de alrededor de 180 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.