viasat antena satelite

El acceso a Internet de las zonas rurales sigue siendo la asignatura pendiente de la mayoría de Comunidades Autónomas y operadores de red. A día de hoy, las tres soluciones a las que podemos recurrir para contar con una conexión más o menos estable a la red se basan en tecnologías inalámbricas, a saber, WiMax, 4G e Internet por satélite. Cada una de estas tecnologías presenta una serie de ventajas y desventajas respecto a su homóloga. Pero, ¿qué tipo de Internet es mejor? Lo vemos.

Las mejores opciones para enviar archivos pesados por Internet

Internet 4G, disponibilidad y precio como principal ventaja

El Internet a través de la conexión 4G hace uso de la misma red a la que podemos conectarnos desde nuestros teléfonos móviles. Este tipo de conexión se surte a través de las antenas que las diferentes empresas de telecomunicaciones instalan en diferentes puntos de la geografía, por lo que la disponibilidad y el nivel de cobertura dependen de la señal que el operador ofrezca en nuestra provincia y/o Comunidad Autónoma.

TP-Link TL-MR100, un router 4G con WiFi N para que no te quedes sin conexión

Router con tecnología 4G.

Esta es precisamente una de las grandes ventajas del 4G frente al resto de tecnologías inalámbricas. Al ser una infraestructura que se ha desarrollado durante la última década, la disponibilidad de la red en zonas rurales es mucho mayor. De hecho, la mayoría de operadores ofrecen tarifas destinadas a zonas rurales o de campo, con un ancho de banda más o menos amplio y sin límite de datos. También podemos optar por las tarifas «sin límite» que ofrecen algunos operadores, si bien las condiciones de contratación suelen ser diferentes (descarga limita de archivos pesados, uso responsable de la red…).

Otra de las ventajas con las que cuenta la red 4G es que no requiere de una instalación compleja, ya que solo se requiere de un router o un teléfono móvil para hacer de puente de acceso y enviar la señal a otros dispositivos. En lo que respecta a la velocidad y la estabilidad de la red, el servicio depende íntegramente de la orografía y la distancia que nos encontremos respecto a la antena más cercana y no tanto de las condiciones meteorológicas, como sucede con otras tecnologías.

5 razones por las que deberías usar una red VPN de Internet

A través de los mapas de cobertura que empresas como Vodafone, Movistar y Orange ponen a disposición de los usuarios podemos hacernos una idea de las condiciones de la conexión en nuestra zona. Lo recomendable antes de contratar el servicio es echar un vistazo a estos mapas para conocer la situación de la red en nuestra provincia.

Internet WiMax, velocidad y ancho de banda a costa de estabilidad

Tal y como indica su propia nombre, el Internet a través de la tecnología WiMax se surte a través de microondas, es decir, ondas electromagnéticas que viajan desde el punto de emisión (antena emisora) hasta el punto de recepción (antena receptora). Esta es la razón por la que se requiere de al menos una antena para obtener una conexión estable a Internet.

4G vs WiMax vs Satélite, qué Internet es mejor para zonas rurales 1

Antena empleada para conectar Internet vía WiMax.

Por la propia naturaleza de la tecnología, la mayoría de operadores que ofrecen este tipo de servicios suelen corresponderse con empresas locales, ya que son las que realizan la instalación de las diferentes antenas a lo largo de una determinada zona. De hecho, el alcance de este tipo de antenas suele llegar hasta los 30 kilómetros si se orienta de manera directa a la antena receptora.

Si nos centramos en las ventajas de la tecnología WiMax, la principal y más diferencial se encuentra en la velocidad y ancho de banda, con cifras de hasta 30 y 50 Mbps en algunos casos, acercando la experiencia a la de la fibra óptica. El ancho de banda y la latencia también suelen presentar cifras más cercanas a lo que ofrece una conexión por cable. Por desgracia, la estabilidad de la red se ve mermada por las condiciones meteorológicas adversas: una simple llovizna, una ráfaga de viendo o una granizada puede afectar gravemente a la conexión a Internet, generalmente por la desviación de la antena.

La segunda desventaja que la red WiMax supone respecto a una red 4G convencional se haya precisamente en el tipo de instalación, ya que requiere de una antena con su correspondiente router para funcionar, con todos los gastos que ello conlleva. Y es que por lo general, el coste mensual de este tipo de conexiones suele ser más elevado, ya que requiere de una serie de infraestructuras más costosas.

Internet satelital, mayor disponibilidad y cobertura (pero a coste elevado)

De un tiempo a esta parte, el Internet a través de satélite se ha ido popularizando a lo largo de los últimos años, sobre todo con la llegada de Starlink, la solución de Elon Musk para dar conexión a zonas rurales o de difícil acceso.

antena internet satelite

Antena parabólica.

El funcionamiento de esta tecnología es similar al funcionamiento de la tecnología WiMax, en tanto que se requiere de una antena para obtener conexión a Internet. La diferencia radica precisamente en el tipo de antena, ya que en este caso nos encontramos ante antenas parabólicas, las cuales son generalmente mucho más caras que las antenas con conexión punto a punto. Y es en este punto donde se encuentra su mayor desventaja, ya que la cuota mensual suele ser mucho más elevada que la de tarifas con redes 4G o Internet vía WiMax.

En cuanto a la velocidad del Internet satelital, las cifras son similares a las que nos encontramos con la tecnología WiMax, por lo que la experiencia es similar a la de una red por cable ADSL o fibra óptica. Eso sí, por la propia distancia física de la antena a la fuente de emisión, la latencia suele ser mucho más elevada, algo que puede afectar a la jugabilidad de ciertos títulos online. A esto hay que sumarle que cuentan con una navegación limitada, generalmente superior a los 100, 150 ó 200 GB.

Otro de los puntos a destacar de la tecnología satelital está relacionado con la disponibilidad de la red. Al depender de satélites, el mapa de acceso es mucho más amplio, en tanto que la mayoría de territorios pueden acogerse a este tipo de conexiones. El problema es que pueden sufrir congestiones cuando la red se satura por la conexión simultánea de otros usuarios, así como por las condiciones climatológicas, las cuales pueden afectar a la ubicación de la antena parabólica.

Starlink, así­ es la red de Internet mundial que quiere crear Elon Musk

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.