Mi experiencia con la Samsung Galaxy Fit 2 tras un mes de uso

Hay muchas alternativas a la Xiaomi Mi Band 5, y Samsung tiene una de las mejores. La Galaxy Fit 2 es una Smartband económica, con un diseño cómodo y opciones muy interesantes para el día a día. He podido probar este dispositivo durante más de un mes. En este análisis te cuento mi experiencia y opinión con la Galaxy Fit 2.

Sincronización y emparejamiento

Sincronizar y emparejar la Galaxy Fit 2 con nuestro móvil es muy sencillo. Solo es necesario descargar la app Galaxy Wear, que está disponible tanto en Android como en iOS. En el caso de Android, una sola aplicación agrupa la sincronización con los dispositivos Galaxy, mientras que en iPhone tenemos que descargar una app específica para los wearables de Samsung llamada ‘Galaxy Fit’. Además de la app que registra todos los datos de deporte y salud: Samsung Health.

En la app tenemos que seleccionar el tipo de dispositivo que queremos sincronizar. Automáticamente buscará la Galaxy Fit más cercana y nos pedirá el emparejamiento. Después de unos minutos de sincronización, aceptación de permisos y descargas de plugins necesarios, la Galaxy Fit 2 ya estará lista para utilizarse. También será necesario aceptar otro tipo de permisos a través de los ajustes del sistema. Entre ellos, permitir que la Samsung Galaxy Fit 2 tenga acceso a las notificaciones de las aplicaciones. De esta forma podremos ver los mensajes o alertas que llegan a nuestro móvil, a través de la pulsera inteligente.

Mi experiencia con la Samsung Galaxy Fit 2 tras un mes de uso 1

La app Galaxy Wear es bastante sencilla y fácil de utilizar. No solo sirve para emparejar los dispositivos Samsung, sino también para configurarlos y personalizarlos. La aplicación se divide en dos pestañas: la primera permite ver las opciones y ajustes del reloj. La segunda pestaña está dedicada única y exclusivamente a las esferas.

Samsung tiene una amplia galería de esferas para personalizar la Galaxy Fit 2 a nuestro gusto, desde estilos minimalistas donde se muestra la hora e información importante, como el tiempo, los pasos o la capacidad de la batería, hasta diseños más artísticos llamativos para sacar a lucir el wearable.

Las opciones de la Samsung Galaxy Fit 2

La pestaña de inicio, que es donde aparecen todas las opciones del reloj, también tiene cosas muy interesantes. Por ejemplo, podemos configurar el brillo de la pantalla, los widgets o las alarmas. También tiene algunas opciones avanzadas.

Una de mis preferidas la posibilidad de crear respuestas rápidas para responder a los mensajes que nos legan a la Galaxy Fit 2. Por defecto, Samsung tiene una lista con las respuestas más comunes: ‘Vale’, ‘Sí, por favor’, ‘¡Genial!’, ‘Muchas gracias’ etc. Sin embargo, cualquier usuario puede crear frases o palabras para añadirlas a las respuestas rápidas y así responder el mensaje. Por ejemplo, ‘Hola’, ‘No puedo hablar’, ‘Dime’ etc.

Otra característica interesante que tiene la app: hay una opción que nos permite buscar la pulsera mediante un sonido, muy útil si la hemos perdido por casa. También hay una característica que permite activar la aplicación de lavado de manos. De esta forma, la pulsera puede calcular el tiempo recomendado por la OMS para el lavado de manos y envía recordatorios para que no se nos olvide limpiarnos bien las manos de vez en cuando.

La app Galaxy Wear no es una aplicación que vayas a usar cada día, aunque yo sí he entrado en diferentes ocasiones para cambiar las esferas. Personalmente, me hubiese gustado ver más personalización en los estilos del reloj. Samsung ofrece una gran variedad, pero no es posible personalizar el color, el fondo etc. Tampoco podemos crear nuestras esferas a través de diferentes opciones o descargar de terceros.

En cuanto a los ajustes y opciones, son más que suficientes para poder personalizar el dispositivo a nuestro gusto.

Diseño y comodidad

La Samsung Galaxy Fit 2 me recuerda mucho a la mi Band 5 de Xiaomi. De hecho, prácticamente tienen el mismo diseño. En este caso, la Galaxy Fit de Samsung cuenta con una caja alargada, donde vemos una pantalla de 1.1 pulgadas y unos marcos algo pronunciados en la zona superior e inferior, aunque hay un motivo: el marco inferior tiene una especie botón que permite una mejor navegación por el sistema.

samsung-galaxy-fit-2-correas

La correa de la Galaxy Fit 2 cierra por dentro. Aporta un mejor ajuste en la muñeca y una mejor estética.

En cuanto a la pantalla, se trata de un panel AMOLED de 1.1 pulgadas a color y con una resolución de 126 por 294 píxeles. Es una pantalla compacta, pero suficiente para poder ver las notificaciones, opciones para el deporte, la hora, pasos y más. Tiene un buen brillo, tanto en interiores como en exteriores. Además, el sistema permite ajustarlo de forma manual y los ángulos de visión son bastante buenos. No he tenido problema a la hora de visualizar la pantalla. Eso sí, la opción de levantar para activar, que permite encender la pantalla cuando hacemos un gesto en la muñeca, dura bastante poco. Es decir, la pantalla solo se mantiene activa unos pocos segundos, a no ser que la toquemos. En muchos momentos es más que suficiente para ver la hora, pero si te quieres fijar en la información tienes que mantener pulsado en la pantalla o volver a hacer el gesto.

La correa que viene incluida en la Galaxy Fit 2 es de silicona. Son intercambiables, y lo cierto es que separar la caja de la correa es muy, pero que muy sencillo. Solo tenemos que voltear la correa en dirección contraria y estirar un poco hacia los lados hasta que el dispositivo quede desencajado. Poner una nueva correa también es muy sencillo: encajamos y listo.

samsung-galaxy-fit-2-frontal

¿Es cómoda la correa que viene de serie con este smartwatch? Sí, en la muñeca resulta bastante cómoda y es perfecta para hacer deporte. Es fina, por lo que permite la transpiración. Además, tiene muchos orificios para adaptarla al diferente tamaño de las muñecas. Yo, que tengo una muñeca muy delgada, no he tenido problema para ajustarla bien.

La correa cierra por dentro, de forma que no vemos el restante por fuera. Esto hace que el diseño sea más llamativo. Sin embargo, introducir el restante de la banda por dentro es bastante incómodo, sobre todo las primeras veces. Hasta que la correa no consigue más elasticidad y desgaste por el uso, no se desliza bien por el interior.

Otro punto que merece la pena mencionar acerca del diseño. La Samsung Galaxy Fit 2 es resistente al agu. Tiene una certificación IP68, por lo que podemos nadar con ella sin ningún problema. Aguanta hasta 50 metros bajo el agua.

La Samsung Galaxy Fit 2 para el día a día

Aunque la Galaxy Fit 2 es un dispositivo pensado para el deporte, puede resultar muy útil para el día a día gracias a algunas de sus funciones. Me ha resultado muy útil para evitar estar con el móvil en momentos que realmente no son necesarios. La Galaxy Fit 2 permite ver las notificaciones que nos llegan nuestro dispositivo, así que podemos ver los mensajes sin necesidad de sacar el móvil del bolsillo. Además, en algunos casos es posible responder mediante las respuestas rápidas, que como he comentado, podemos personalizar.

galaxy-fit-2-notificaciones

La Galaxy Fit 2 también nos muestra información relevante, como el clima o el número de pasos que damos durante el día etc. Todo esto se puede ver en una sección dedicada, que se accede si deslizamos hacia un lado entre la pantalla. Otro control interesante es el de la reproducción de música. Como nuestro móvil está emparejado con el reloj, la Galaxy Fit 2 puede detectar si estamos reproduciendo música en el teléfono y muestra un sencillo control de reproducción en la pantalla.

Por último, una de las características que más me han gustado de la Galaxy Fit 2 y que es muy útil durante estos tiempos de pandemia. Para evitar contagios de COVID-19, la OMS recomienda lavarse las manos frecuentemente, ya sea con gel hidroalcohólico o mediante lavado de manos con agua y con jabón. La Galaxy Fit 2 tiene una aplicación específica que nos permite calcular el tiempo recomendable para desinfectarnos las manos. Además, nos recuerda hacerlo muy a menudo. Es realmente útil.

La Samsung Galaxy Fit 2 para el deporte y la salud

Mi experiencia con la Samsung Galaxy Fit 2 tras un mes de uso 2

La Samsung Galaxy Fit 2 tiene muchas opciones para el deporte y la salud. Entre ellas, la posibilidad de medir nuestra frecuencia cardíaca. Lo hace a través de diferentes sensores en la parte inferior de la pulsera. También cuenta con acelerómetro y giroscopio, que entre diferentes usos permite medir los pasos.

Además de los sensores, el software de la Samsung Galaxy Fit 2 es capaz de registrar diferentes modos de ejercicios: paseo, carrera, natación, ciclismo…. Al seleccionar uno, la Galaxy Fit medirá diferentes parámetros: tiempo, recorrido, calorías quemadas, pulsaciones… Todo esto podremos verlo en tiempo real desde la propia Smartband, y en la app Salud también podremos ver un histórico de nuestros ejercicios registrados. He probado a hacer deporte con la Galaxy Fit 2. Para comprobar que registra bien los pasos, también he llevado otro reloj inteligente más caro. Ambos ofrecían los mismos resultados. Si había alguna diferencia en el nivel de pulsaciones o pasos, era mínima. Por lo tanto, podemos decir que la Galaxy Fit 2 hace un buen registro de nuestra actividad.

samsung-falaxy-fit-app

Esta pulsera de actividad también permite registrar el sueño. Es muy útil para conocer la calidad de nuestro sueño y las horas que dormimos. A través de la app Samsung Health nos muestra un histórico con las horas y las diferentes fases del sueño. Además, también es capaz de darnos recomendaciones para dormir mejor.

sueño Samsung Galaxy Fit

La app Samsung Health muestra información detallada sobre nuestro sueño.

Otra función interesante es el medidor de estrés. La Smartband es capaz de medir nuestro nivel de estrés, y la aplicación Samsung Health nos muestra los diferentes niveles de estrés que hemos tenido durante varios días. Incluso nos ofrece algunos ejercicios de respiración para aliviarlo y bajar el nivel.

La app Samsung Healt se descarga por separado. Está disponible en Google Play y App Store de forma gratuita, y permite registrar todos los datos de actividad de la Galaxy Fitr 2. Lo hace en una interfaz muy llamativa e intuitiva, y con opciones y resultados muy interesantes. Resulta muy fácil mirar los registros de los entrenamientos, pasos, horas de sueño etc. Además, la app suele darnos consejos con el objetivo de mejorar nuestra salud y forma física.

¿Cuánto dura la batería de la Samsung Galaxy Fit 2?

Samsung menciona que la batería de la Galaxy Fit 2 es capaz de durar hasta 21 días. Eso sí, con un uso mínimo. Es decir, con algunas de las funciones desactivadas y sin registrar ningún tipo de ejercicio para que los sensores se mantengan en ‘stanby’. Si hacemos un uso regular, con algunas de las características que ofrece este dispositivo, Samsung menciona que podemos conseguir hasta 15 días de uso.

samsung-galaxy-fit-2-trasera

En mi experiencia, y durante aproximadamente mes y medio de uso, solo he tenido que cargar la Galaxy Fit 2 en tres ocasiones. Durante las primeras semanas, cuando utilizaba el dispositivo para hacer deporte, la batería me llegó a durar unos 10 días, algo menos de lo que menciona Samsung. La segunda mitad de mes, cuando apenas utilicé los modos de ejercicio y las funciones del reloj, conseguí llegar hasta los 15 días hasta el aviso de batería baja.

La carga se hace mediante un cargador con pines que se incluye en la caja del dispositivo, y se puede conectar a cualquier adaptador de corriente o dispositivo con puerto USB.

Precio y conclusiones, ¿merece la pena la Galaxy Fit 2?

samsung-galaxy-fit-2-01

La Samsung Galaxy Fit 2 salió al mercado a un precio de 50 euros, aunque actualmente se puede encontrar a unos 40 euros en la web de Samsung, o incluso a unos 35 euros en Amazon.

La Mi Band 5 y  la Galaxy Fit 2 ofrecen prestaciones muy similares. Una de las prestaciones que más me ha gustado de la Smartband de Samsung es la sencilla sincronización con nuestro dispositivo y lo fácil que resulta poder configurarla a nuestro gusto. La app Galaxy Wear tiene una interfaz muy minimalista, con una gran variedad de esferas y funciones muy útiles. Una de ellas, es la opción de lavado de manos o incluso la posibilidad de establecer respuestas rápidas para responder los mensajes desde nuestra muñeca.

Más allá de las opciones, la Samsung Galaxy Fit 2 es una pulsera muy cómoda en la muñeca, con modos de deportes muy útiles y una buena batería. Todo esto con una pantalla táctil AMOLED que se ve muy bien. Sin duda, una alternativa muy interesante a la Mi Band de Xiaomi que no dejará indiferente a nadie.

Puedes comprar la Samsung Galaxy Fit 2 aquí.

Mi experiencia con la Xiaomi Mi Band 5 tras un mes de uso

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,