Bose_TV_Speaker prueba

Son el complemento perfecto del televisor. Las barras de sonido nos ofrecen una solución sencilla, discreta y elegante para disfrutar con el sonido de la tele. Y es que las pantallas de 2021 vienen con una imagen espectacular. Gran definición. Hasta 8K de resolución. Además, muchas teles son inteligentes. Llevan un montón de aplicaciones para ver películas, vídeos y videojuegos. Otro punto de las teles actuales es que apenas ocupan espacio en el salón. Al final, son pantallas muy parecidas a las de los cines. Grandotas y delgaditas. Bueno. Casi casi iguales. Sólo les falta un detallito. Desde que salieron a la venta las teles delgadas, lo único que no han podido solucionar es el sonido.

Y es que, en las salas de cine, todo es perfecto. La imagen es perfecta y el sonido es contundente, profundo y muy clarito. ¿Y cómo consiguen todo esto? Pues colocan un montón de cajas enormes alrededor de la sala. Unas cajas acústicas con altavoces grandes. Claro, para conseguir un sonido parecido en casa, nos hace falta más espacio dentro de la tele. Para que todo suene bien, la tele debería tener altavoces grandes y una buena caja de resonancia. El problema es que dentro de las teles delgadas lo que menos hay es espacio.

En casa, es verdad que tampoco interesa un sonido tan potente como el del cine…. Pero sí queremos que la tele suene bien. Realista, sin distorsiones y con diálogos muy claritos. Hasta hace poco, todo esto lo conseguíamos con los equipos de cine en casa. Esos que llaman equipos Home Cinema. Me refiero a un amplificador y un montón de cajas que se ponían alrededor de la tele. Hoy todo este lío de altavoces y cables ha pasado a la historia. Se ha quedado para unos pocos flipaos como yo. Claro. Muchas veces, todo esto se consigue molestando a los vecinos y a los que viven con nosotros. En fin. Ya lo sé. Hay que aislar más las paredes. Me lo dicen todos los días.

El caso es que, hoy, para casi todo el mundo, la solución perfecta consiste en colocar, debajo de la tele, una simple barrita de sonido. Una barra discreta y equilibrada. Y es que, con las más decentes, conseguimos un sonido mucho mejor que el que tenemos con la tele pelada. En este podcast vamos a hablar de todo esto. Veremos lo que hay que mirar antes de elegir nuestra barra de sonido ideal. Repasaremos cuatro que tienen un precio variado… Eso sí, cuatro barras que ofrecen una calidad de sonido espectacular.

Si quieres escucharnos, puedes hacerlo a través de Spotify, iVoox, iTunes, Google Podcast o incluso YouTube. Aquí te dejamos los enlaces:

Escucha el podcast de Chema Lapuente en Spotify

Escucha el podcast de Chema Lapuente en iVoox

Escucha el podcast de Chema Lapuente en iTunes

Escucha el podcast de Chema Lapuente en Google Podcasts

podcast

 

Hoy vamos a hablar de todo esto con Víctor Manzhirova de tuexperto.com.

Hola Víctor.
………………………………

¿Quién quiere poner en su casa una barra de sonido?

Ya lo has comentado, y es verdad. Todos los que tenemos en casa una tele delgada, queremos mejorar el sonido. Y es que las teles delgadas no suenan bien. Para casi todos la mejor opción es poner una barra de sonido. La verdad es que las barras se acoplan muy bien a la decoración de la casa. Son discretas y, además, las decentes tienen un sonido espectacular.

¿Y qué me dices? ¿Son fáciles de instalar?

Facilísimo. Solo hay que ponerla debajo de la tele. La enchufas a la corriente y le pones uno o dos cables a la tele. Cuando la barra y la tele son modernas, basta poner un solo de esos cables HDMI. El que usamos siempre para conectar equipos al televisor.

Muy bien. ¿Y qué tenemos que mirar a la hora de elegir nuestra barra de sonido ideal?

Lo más importante es que suene bien. Esa es la clave. Con sus graves y sus agudos. Buscamos que la barra imite lo mejor posible el sonido del mundo real que disfrutamos en los cines. Eso sí. Es importante, que no se suba demasiado el volumen en los momentos tremendos de la película y que, luego, cuando llegan los diálogos, que se entienda todo bien… En definitiva, la clave es la calidad del sonido.

Puede ser una buena idea, comparar varias barras en la tienda. Podemos usar la misma escena de una película que nos guste. Por ejemplo, buscamos una secuencia que tenga explosiones y música fuerte y pase a unos diálogos suaves. Si todo suena equilibrado, sin grandes exabruptos y los diálogos se entienden bien, esa es la prueba de fuego para la barra.

Otro punto que hay que mirar es que sea discreta. Que encaje con el tamaño de nuestra tele para que se vea bien cuando la colocamos debajo.

Un último punto a valorar es que se pueda ampliar. Que le podamos añadir más cajas. A veces llevan de serie un subwoofer (un altavoz de graves) o lo podemos poner como algo opcional. Esto es bueno para mejorar la experiencia en películas que tienen buenas bandas sonoras. Para algunos, también puede ser positivo, que podamos ampliar la barra con altavoces traseros sin cables. Así conseguimos mejorar la experiencia envolvente con muchas películas.

¿Y a ti que te parece que es mejor, con subwoofer o sin subwoofer?

Aquí tenemos que valorar si tenemos vecinos sensibles y las paredes no aíslan bien o tenemos miembros de la familia con los oídos delicados. Lo bueno del subwoofer es que mejora la experiencia en las películas de acción o con películas que tengan bandas sonoras espectaculares. Además, si lo tenemos bien afinado, conseguimos que mejore la calidad en los sonidos suaves, porque lo que escuchamos es más realista y más profundo. Algo parecido le pasa con lo de poner altavoces traseros sin cables. Y es verdad que las barras de sonido buenas te dan una experiencia de sonido envolvente bastante decente. Lo hacen de forma virtual, pero suena bien. Sin embargo, cuando ponemos altavoces detrás, ese sonido es completamente espectacular. Y se nota más con las buenas películas. El sonido nos envuelve y nos mete dentro de la acción como cuando vamos al cine.

Otro punto importante en las casas actuales es que no tengamos que estar todo el rato subiendo y bajando el volumen con el mando. Que suena una explosión, a bajar el volumen… que empiezan a hablar, a subirlo para que se entienda lo que dicen.

Así es. Algunas barras llevan una función que mejora la nitidez de los diálogos. Así, no hay que ponerlo tan alto y en los momentos de explosiones y estruendos no hace falta bajarlo porque se mantiene en un nivel aceptable.

La clave es que estas barras llevan una función que mejora la respuesta de los altavoces en las frecuencias medias, que son esa parte del sonido que nos permite entender mejor la voz humana. Así escuchamos mejor los diálogos y los entendemos aunque no tengamos la tele muy alta.

Bueeeno. Pues todo esto que hemos comentado hasta ahora, son los puntos clave que deberíamos mirar a la hora de escoger una barra de sonido. Pero hay más. También hay algunas prestaciones prácticas que es bueno que miremos a la hora de elegir nuestra barra de sonido ideal. Una es la de los asistentes de voz. ¿Para qué queremos una barra de sonido con asistente de voz?

Esto es controvertido. Es práctico para controlar la tele y la barra con la voz. También le podemos pedir que nos ponga música (que, por cierto, la coge de Internet)… o le podemos preguntar el tiempo… o los resultados deportivos… o las noticias… Puede ser útil. Pero también es bueno que sepamos que estamos metiendo al gran hermano en casa. Por eso, yo recomiendo que si la barra lleva asistente de voz, es bueno que lo podamos desactivar cuando queramos.

Otro punto son las conexiones inalámbricas que lleva y los cables que hay que poner entre la barra y la tele…

Todas las barras decentes llevan Bluetooth y algunas funcionan también por WiFi. Lo del WiFi es útil si tenemos más altavoces de la marca para poner en casa un hilo musical a la carta controlado con el móvil. Para conectar la barra al televisor, es bueno que admitan conexión HDMI ARC

Denon_DHT-216

Cuando dices HDMI te refieres a las siglas en inglés de High Definition Multimedia Interface. Interfaz Multimedia de Alta Definición. Que es el estándar de los cables que llevan las teles para conectarlas a cualquier otro equipo. En cuanto a las siglas que has dicho: ARC, viene del inglés Audio Return Channel. Canal de Retorno de Sonid. Explícanos eso mejor.

Se refiere a que la conexión HDMI de la tele y de la barra de sonido sean compatibles con ARC. Es decir que tengan un canal de sonido de retorno. Y esto es algo importante aunque parezca un jeroglífico. Sirve para conectar un solo cable a la tele y la barra. El ARC es una función que nos permite que el sonido de nuestro televisor salga por la barra. Y, además, que, con solo ese cable, también podemos manejar el volumen usando el mando de la tele. Y esto es muy cómodo.

Pues, una vez que hemos visto todo lo que hay que tener en cuenta, creo que nos vas a proponer unas cuantas barras de sonido decentes. Eso sí. Unas barras que no son baratas. Creo que empiezan costando doscientos y pico euros. Vale. Y yo me pregunto ¿Por qué no recomiendas una barra más barata?

Lo más importante es que las barras baratas no suenan bien. Te atronan y luego no se escuchan bien los diálogos. Además, con las barras baratas no tienes nada de lo que hemos comentado. Podemos encontrar barras desde los 70 euros. Algunas tiendas te regalan una barra cuando compras la tele… El problema es que, si quieres mejorar la calidad de sonido y le pones una barra de sonido mala, no sólo no lo mejoras, sino que, a veces, hasta lo empeoras. Mi recomendación: Para poner una barra barata, es mejor que te gastes el dinero en otra cosa y que sigas oyendo el sonido de la tele. Y, si lo que buscas es mejorar el sonido. Gástate un poco más y empieza a disfrutarlo de verdad.

Bueeeno. Pues vamos a ver esas recomendaciones de precio medio. Empezamos en los doscientos y pico euros. Y la primera es pequeña y compacta

Se llama Bose TV Speaker. Es una barra discreta sin subwoofer. Lo mejor de la barra es que tiene una calidad de sonido muy buena a pesar de un tamaño muy reducido y compacto. En esto, los chicos de Bose son unos maestros. Consiguen un sonido espectacular en cajitas muy pequeñas como ésta. Vamos, que a pesar de su tamaño, suena bastante bien. En definitiva, una barra pequeña que lleva de todo. El precio recomendado es de 280 euros, aunque seguro que buscando se encuentra más barata. De hecho, yo la he llegado a ver en el corte inglés online sin rebuscar por 240 euritos.

Bueno, pues cuéntanos, según tu punto de vista, el punto débil de esta barra. De la Bose TV Speaker

Solo admite subwoofer añadido de la propia marca americana. No le podemos poner de otra marca.

Siguiente barra. Esta viene de Japón y es un poco más grande. No lleva subwoofer y creo que es algo más barata

Así es. Se llama Denon DHT-S 216. Como has dicho, se trata de una barra sin subwoofer y es más grande que la de Bose. Su punto clave es que la respuesta de frecuencias graves es espectacular. Suena muy redondita y con mucho cuerpo. Verás que, con esta barra, no vas a echar en falta ponerle un subwoofer. (Y eso que lo admite como opción, pero no le hace falta). La barra Denon 216 tiene un precio recomendado de 220 euros.

Y el punto débil de esta barra es…

Según lo veo, tampoco es tan relevante, pero es un fallo. Y es que esta barra Denon no lleva control por voz. No viene con asistente de voz. Para algunos esto es importante. Para otros, no tanto.

La tercera barra que nos traes es grande y viene con subwoofer. Es una barra para gente atrevida que quiere disfrutar con sonidos más contundentes

Y se llama Yamaha YAS 209. Como decías es una barra grande con subwoofer. Su mejor punto es la calidad de sonido y la profundidad que añadimos con el subwoofer que lleva de serie. Es una barra contundente que juega en la liga de los mayores. Lleva control por voz de Alexa (Amazon) y tiene un precio recomendado un poco más alto: 400 euros.

¿Algún punto débil?
No admite altavoces traseros. Algo que puede importarle a alguno, aunque no todo el mundo quiere ponerlos… Cada uno tiene sus prioridades.

Hemos repasado los puntos clave que debemos mirar a la hora de elegir nuestra barra de sonido ideal. Hemos visto tres barras de sonido interesantes. Tres barras con mucha calidad. Son unas barras más que decentes. Bueno. Pues, ahora, me gustaría terminar el podcast con una barra para la tele que sea tope de gama. Una barra sólida y potente. Una que suene muy bien, pero que, además, podamos mejorar con un subwoofer y con unos altavoces traseros.

Pues aquí la tengo. Y se llama Bose Soundbar 700. Esta es la madre de todas las barras. Es grande, potente y ampliable. Más que una barra es un proyector de sonido. Dispara el sonido a las paredes y transmite un efecto de sonido envolvente muy realista gracias a este sistema. La verdad es que la calidad del sonido y el efecto envolvente es espectacular. Tiene control por voz de Google y de Alexa. Como decías, opcionalmente le podemos añadir un subwoofer y también unas cajas acústicas traseras. Es grande, potente y de gama alta. Como su precio recomendado: 900 euros.

Vale, y el punto débil de esta superbarra…
La verdad es que lleva de todo. Pero, claro, su punto débil es el precio que es una barrera de entrada. Vamos que esta barra no está al alcance de todos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.