bitcoins-01

La eterna duda. Desde la popularización de las criptomonedas allá por 2013, la rentabilidad del minado de Bitcoin y otras criptomonedas menos populares se ha puesto en entredicho por el alto coste que esto supone. Con el transcurso de los años y la evolución de las distintas criptomonedas, la diferencia entre coste de producción y beneficio bruto se ha ido dilatando aún. En esta ecuación entra, por supuesto, el coste del kWh, que puede variar en función del país. Esto nos lleva a preguntarnos lo evidente: ¿es realmente rentable minar Bitcoins en España?

Olvídate de minar Bitcoins con tu tarjeta gráfica

Así es. Desde el año 2013, año en el que el Bitcoin llegó a superar la barrera de los 800 euros, el paradigma del minado de criptomonedas cambiaría por completo con la llegada de los ASIC, también conocidos como Antminer.

Estos circuitos integrados están diseñados para ejercer una única función: la de minar Bitcoins con la mayor eficiencia energética y potencia de cálculo posible. Si obviamos las características técnicas de este tipo de dispositivos, la llegada de los ASIC al mundo de la minería virtual supuso llevar esta tarea a una escala mucho mayor.

Fue entonces cuando comenzaron a surgir las primeras granjas mineras. Hasta 2013, la tarea de resolver cadenas para obtener rédito económico operando con monedas virtuales estaba limitada a un entorno doméstico. Posteriormente industrias enteras en países como China o Rusia dedicaron parte de sus esfuerzos en crear grandes superficies dedicadas a minar criptomonedas.

Para entender la potencia de estos dispositivos, tenemos que remitirnos directamente a su capacidad de resolver cálculos en H/s, es decir, hash rate per second o tasa de hash por segundo. En modelos como la Antminer S9, esta tasa llega a superar los 14 TH/s, es decir, los 14 billones de cálculos por segundo. ¿Su precio? Unos 3.000 euros.

hash rate bitcoin

El reciente incremento del hash rate hace que minar Bitcoins con equipos domésticos sea poco o nada rentable.

En la otra cara de la moneda nos encontramos con tarjeta gráficas como la Nvidia GTX 1080, con una capacidad de cálculo de apenas 16 MH/s. El precio de salida de esta última fue de unos 1.000 euros, si bien a día de hoy se encuentra destacalogada.

La clave para obtener un retorno de la inversión radica precisamente en contar con múltiples ASIC o GPU conectadas en paralelo, pues la potencia de procesado de una Antminer S9 o una GTX 1080 no llegan a suplir los gastos iniciales que supone invertir en un equipo de tales características. Hablaremos de esto más adelante.

El valor del kWh: el otro gran condicionante de la ecuación

Minar Bitcoins no solo supone realizar grandes inversiones en equipos dedicados a la resolución de operaciones, también en electricidad.

Aunque esto depende en gran medida del país, minar monedas virtuales en países desarrollados supone invertir parte del beneficio obtenido por este tipo de dispositivos en el consumo energético. Volvamos al ejemplo de la Antminer S9 y la GTX 1080.

minar bitcoin grafica rentable 0

Antminer S9

El consumo de la primera roza los 1.300 W de media, lo que supondría un coste diario de mantenimiento de casi 4 euros, en función del coste de la luz. Si hablamos del modelo de Nvidia, el gasto de la misma por sí sola es de 180 W.

Si sumamos el resto de componentes, como el procesador, el disco duro o la memoria RAM, podríamos encontrarnos en picos en torno a 300 W. El gasto energético total del conjunto en un día de producción sería de unos 90 céntimos de euro. Supongamos que es de 1 euro para redondear las cifras. ¿Qué valor de retorno obtendríamos de vuelta?

minar bitcoin grafica rentable 1

Nvidia GTX 1080

Haciendo un cálculo con valores redondeados, el valor de retorno de ambos entornos sería de 12 euros en el caso del primero y 3 euros en el caso del segundo. Si extrapolamos estas cifras a todo un año de producción, obtendríamos un valor de retorno de 4.380 euros en el caso de la Antminer S9 y 1.095 euros en el caso de la tarjeta gráfica de Nvidia. Eso sin contar los impuestos del mantenimiento del contador o el IVA.

En ambos casos superamos, por muy poco, el coste inicial del equipo. A esto hay que restarle el desgaste a nivel de hardware que supone contar con un equipo trabajando a pleno rendimiento las 24 horas del día durante los 365 días del año, lo que supondría realizar determinadas inversiones a lo largo de los años para sustituir componentes sujetos a fallos.

¿Qué hay del Cloud Mining?

Existe una rama del minado de criptomonedas que se basa en contratar una pequeña parte de una granja para realizar operaciones de manera remota. El problema nuevamente lo encontramos en la rentabilidad de este tipo de métodos. Prueba de ello es que es que a día de hoy pocas son las empresas que ofrecen minar Bitcoins. La mayoría ofrecen Dash, Ethereum, Litecoin, Monero y otras opciones más económicas – y rentables – de minar.

Si echamos un vistazo a la plataforma de Genesis-mining, por ejemplo, contratar 5 TH/s durante 24 meses supone desembolsar 226 dólares, unos 204 euros al cambio. A esto se le agregan ciertos cargos en concepto de mantenimiento, que supone unos 5 dólares al día (4,50 euros) en el plan de 5 TH/s. El coste total por año supondría unos 1.642 euros, que se suman directamente a los 102 euros que obtenemos de dividir los 204 euros de la cuota bianual. En total, unos 1.750 euros de media.

¿Que rendimiento diario obtendríamos? Tan solo 3 euros de media. Si multiplicamos esta cifra por 365 el resultado es de menos de 1.100 euros al año. No hace falta realizar más operaciones para darnos cuenta de que contratar este tipo de servicios no es rentable.

Operar con Bitcoins es más rentable que minar Bitcoins

Aunque en este mismo momento operar con Bitcoin no es lo más rentable, como ya vimos en este otro artículo, lo cierto es que supera la rentabilidad de minar Bitcoins y posiblemente cualquier otra criptomoneda.

bajada bitcoin razones valor 1

Si hubiésemos invertido, por ejemplo, 1.700 dólares a principios de año, cuando el valor del BTC estaba en 3.000 dólares, habríamos obtenido un beneficio bruto de unos 2.000 euros, algo menos si tenemos en cuenta los intereses que se aplican a la hora de operar con monedas. De haber vendido los activos durante los meses de junio y julio, cuando el valor oscilaba la horquilla de los 11.400 euros, el beneficio habría ascendido a 4.700 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,