Drones nueva legislación 2019

Los drones, o también conocidos como aeronaves no tripuladas, han tenido un amplio desarrollo en los últimos años. Debido a su potencial, tiene una gran influencia en el crecimiento económico del sector de la tecnología. Con el fin de garantizar nuestra seguridad y la del espacio aéreo, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ha creado una nueva legislación aprobada en 2019, con un reglamento común que deben conocer todas las personas que   pilotar un dron. A continuación, te mostraremos algunos de los cambios más significativos.

Aunque cualquiera puede pensar que un dron es un aparato inofensivo, lo cierto es que los hay de muchos tipos, y por las características que poseen resulta necesario establecer ciertas normas y pautas a seguir para pilotarlos. Estar al tanto de esta legislación, se entiende como un deber de cualquier persona que utilice este instrumento de vuelo.

¿Por qué es necesaria una legislación para volar drones?

Si no conocías nada sobre su legislación es posible que te hayas hecho esta pregunta al descubrirla. Como se ha mencionado, los drones tienen múltiples características. Algunos de ellos tienen un gran peso y cuentan con una gran capacidad para conseguir velocidades sorprendentes, se asemejan a un juguete y cualquier persona puede adquirirlos sin problema. Fue en el 2008 cuando ciertos drones comenzaron a tener problemas normativos, donde las competencias de la UE solo había establecido normas para aeronaves no tripuladas con más de 150 kg de peso. Los drones más ligeros no estaban sujetos a estas normas, y por eso se decidió crear una legislación específica común a toda la Unión europea.

Está previsto que el uso de los drones siga extendiéndose. La comisión Europea estima que desde la actualidad al 2035 el sector de los drones creará empleos para más de 100.000 personas en Europa. Lo que tendrá en el sector servicios un impacto económico de unos 10.000 millones de euros. Es por eso, que con la repercusión que van a tener hay que encontrar un equilibrio en cuanto a los retos que suponen. En relación a la interpretación, recopilación y protección de datos, así como en las emisiones de CO2 y niveles de ruido.

Nuevas normas referentes a esta legislación

Ya no solo se considera lo que cualquier persona puede hacer con un dron, sino que también se regula su fabricación y etiquetado. Se controla así las características para que se puedan usar de forma segura, contando con una identificación individual, pudiendo ser rastreados cuando resulte necesario:

  • La asociación o club de aeromodelismo, tiene como obligación entregar la documentación necesaria a las autoridades, con el fin de supervisar y llevar un seguimiento de seguridad.
  • En cada aparato debe haber información en formato digital sobre las zonas geográficas que puede sobrevolar. Establecidas por el estado en relación a su espacio aéreo.

Fabricacion de drones

Concretamente se definen asuntos que no estaban del todo claros, como que la edad mínima para pilotar un dron es de 16 años para la categoría específica y abierta. Mientras que para los pilotos a distancia no hay edad mínima. Entre otras especificaciones más concretas entorno a la edad y las competencias que pueden llevar a cabo. Se define también lo que se puede y lo que no se puede hacer con un dron durante el vuelo como:

  • No se puede hacer volar el dron por encima de concentraciones de personas en la categoría abierta.
  • Comprobar presencia de obstáculos.
  • Asegurarse que se cumplen las condiciones óptimas de seguridad.
  • El piloto no debe usar el dron si está bajo los efectos de de sustancias psicoactivas o alcohol, o no se encuentra en condiciones de desarrollar dicha tarea.
  • No se harán volar dentro de zonas que lleven a cabo operaciones de emergencia.

Aparecen apartados en los que se habla sobre los registros de drones y sus certificados. Los requisitos a tener en cuenta, así como zonas de vuelo, responsabilidades y normas técnicas. Todo esto es algo que se concreta por primera vez, siendo ampliada así la legislación en torno a los drones.

Por primera vez se establece también las categorías de los vuelos, y lo que implica cada una de ellas: específica, abierta y certificada:

  • La categoría abierta representa un peligro menos elevado, con un riesgo más bajo. Es donde se encuentran los que se inician con los drones.
  • Mientras que la categoría específica implica operaciones con un riesgo más elevado, por lo que requiere una evaluación de riesgo más exhaustiva.
  • En cuanto a la categoría certificada, se refiere a las operaciones que requieren de una licencia para pilotos a distancia.

En estas dos últimas categorías, se puede exigir un certificado expedido por las autoridades para el uso de aeronaves no tripuladas.

Una novedad jurídica que aparece en esta nueva legislación, es la que está relacionada con la responsabilidad civil del aparato. Anteriormente, era necesario acudir al código civil para conocer las sanciones. Mientras que con esta nueva legislación para drones del 2019, a partir del 1 de julio del 2020 hay que seguir los criterios de ley especial y no los del código civil.

Drones: nueva legislación de la Unión Europea 2019

Estas normas sirven como hemos indicado para protegernos de las posibles consecuencias que pueda acarrear un dron, en relación a la seguridad, privacidad y protección de datos . Se establecen una gran cantidad de normas, las cuales han de ser conocidas por cualquier persona que quiera manejar un dron. Una de las normas más destacadas en la nueva reforma del 2019, es en relación al registro en operadores de drones: donde deberá registrarse todo aquel que supere los 80 julios de energía cinética en caso de impacto con una persona.

Volar dron

¿Dónde se puede ver esta normativa vigente del 2019?

El listado de todas estas normas se encuentra en el Diario Oficial de la Unión Europea del 24 de mayo de 2019.

Hay algunas normas destacables que se han suprimido, ya que suponían un impedimento para la explotación empresarial. Se busca con ello que cualquier empresa de este sector tenga facilidad para ofrecer estos aparatos electrónicos tan demandados. El reglamento refleja además, un sistema que se basa en el rendimiento del aparato y la seguridad que conlleva, reconociendo así la diversidad de los riesgos que puede suponer en el ámbito de la aviación civil. Necesitando autorizaciones simplificadas diferentes a las de la aviación comercial.

Es importante saber que, en el sistema de aeronaves no tripuladas (UAS) en la categoría certificada, el piloto a distancia necesita de una licencia para poder pilotar el aparato.

¿Cuándo entra en vigor esta nueva normativa?

Entra en vigor el 1 de julio del 2020, de manera que tanto el estado como los operadores dispongan de tiempo suficiente para ir adaptándose. Antes de esta fecha los operadores tienen que registrarse en el país donde llevarán a cabo los negocios, o donde se encuentra su residencia.

En definitiva, esta nueva normativa para el uso de drones conlleva una reconstrucción de las leyes vigentes sobre las aeronaves no tripuladas. Por eso, es importante estar al tanto de ellas si vamos hacer uso de un dron.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...