LGTBQ+

Es posible que nada más leer el titular de esta noticia te hayas dado cuenta de que no estamos ante algo nuevo. De hecho, si tiramos de hemeroteca pronto nos damos cuenta que en marzo de 2017, YouTube tuvo que disculparse por haber ocultado vídeos LGTBQ+.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Por aquél entonces, lo que hizo YouTube fue ocultar determinados vídeos del colectivo, ocultándolos bajo el Modo Restringido de YouTube. Una opción que les permitió hacerlos inaccesibles para el gran público y dejarlos, pues, solo a disposición de sus creadores. Esto es, hacer como si no estuvieran colgados.

Ahora estamos a vueltas con lo mismo. O casi. Un grupo de creadores de YouTube, que a su vez forman parte del colectivo LGTBQ+, han informado de que, presuntamente, YouTube ha discriminado sus vídeos. Cuentan que lo ha hecho a través de la supresión de recomendaciones, lo que ha podido dificultar su derecho a obtener ingresos publicitarios a través de la popular plataforma.

LGTBQ+

Demanda colectiva contra YouTube

Como te indicábamos, lejos de quedarse callado, el colectivo LGTBQ+ ha presentado una demanda en la que acusa a YouTube por regular ‘ilegalmente el contenido, haciendo una distribución y llevando a cabo unas prácticas para la monetización que estigmatizan, restringen, bloquean y perjudican en lo financiero a los demandantes que en este caso han dado la cara, pero también a la comunidad LGTBQ+ en general’.

Hay, además, otra cuestión que también ocupa una parte fundamental de esta demanda y que tiene que ver con el hecho de que el colectivo LGTBQ+ considere que las herramientas de moderación, que funcionan tanto a través del aprendizaje automático como mediante revisión humana, apuntan de manera injusta a canales que tienen palabras clave como por ejemplo ‘gay’, ‘bisexual’ o ‘transgénero’ en el mismo título.

LGTBQ+

Dicen que “la gente no los toma en serio’

En la demanda han participado distintas personalidades del mundo LGTBQ+ en Estados Unidos, como por ejemplo Lindsay Amer, Chris Knight, Celso Dulay, Cameron Stiehl, Chrissy Chambers y Chase Ross. Explican que el tratamiento que YouTube está dando a los contenidos LGTBQ+ no es el correcto, porque según ellos, algunos vídeos son bloqueados y desmonetizados, lo que significa que no pueden ingresar el dinero que deberían ingresar por los contenidos.

Sin ir más lejos, Chase Ross ya denunció en 2018 que esto le había sucedido con algunos de sus vídeos, solo porque en los títulos de los vídeos y en los metadatos se usaba el término ‘transgénero’. Y esto fue, en parte, lo que encendió la mecha de la demanda del colectivo.

Este mismo explica en declaraciones a The Verge que no siente que se esté tomando en serio al colectivo LGBTQ+. No en vano y a pesar de todos estos logros, continúa siendo sorprendente que pueda llevarse a cabo algún tipo de censura, por sutil que sea.

YouTube niega las acusaciones

En el mismo medio, la CEO de YouTube, Susan Wojcicki, ha explicado que la plataforma está trabajando duro para asegurarse de que las máquinas aprendan algo. No en vano, gran parte de las decisiones las toma actualmente un algoritmo y considera que no debe producirse, en ningún caso, la desmonetización automática.

Explica, además, que no existen políticas por las que se desmonetice un vídeo si incluye determinadas palabras. Y que las herramientas de moderación de YouTube que se encargan, por un lado de decidir si un vídeo debe incluir anuncios y por el otro, si debe ser recomendado, funcionan por separado para que sean lo más justas posible.

Otras noticias sobre...