iPad Air 2019 y Apple Pencil, experiencia de uso tras un mes

Apple tiende a actualizar algunos de sus productos más icónicos. No son las clásicas renovaciones que vemos en los terminales Samsung o Huawei, sino actualizaciones de software y hardware de los equipos más clásicos. Antes de la WWDC, Apple anunció nuevos AirPods con carga inalámbrica, un iPad Mini con un procesador actualizado y soporte para el Apple Pencil, y un iPad Air 2019 mucho más ligero, con una pantalla de mayor tamaño y soporte para el teclado y el Apple Pencil.

El iPad Air 2019 es un equipo perfecto para trabajar, para aquellos usuarios que se mueven y les gusta disfrutar del contenido multimedia, pero que no necesitan todas las ventajas ni prestaciones del Pro. Tampoco gastarse más de 800 euros en este modelo. O eso pienso yo. Tras ver una interesante oferta decidí hacerme con el iPad Air 2019, el Apple Pencil y el teclado. De esto ya hace un mes. Ahora te cuento mi experiencia personal, qué tal es trabajar con un iPad y todo lo bueno y lo malo de este dispositivo.

Decidí comprarme el modelo más básico. En concreto, el iPad Air 2019 (3 gen) de 10.5 pulgadas, 64 GB y solo WI-FI en color plata. La versión básica cuesta unos 550 euros. Tengo un MacBook Pro como herramienta principal para trabajar, pero como estoy de aquí para allá, con viajes, horas en el AVE y en los aeropuertos, decidí optar por un dispositivo más portable. No quise ampliar a un iPad con LTE porque no me es necesario. Tengo una tarifa con gran cantidad de GB que apenas gasto al final de mes, y compartir el internet con el iPad no me supone ningún problema. Además, tampoco me apetecía gastarme más dinero cada mes para una tarifa a parte de la que tengo para mi teléfono. Estas son las características del iPad Air 2019.

Apple Pencil: un accesorio curioso, pero caro y con poco uso diario

ipad_air_apple_pencil

Decidí acompañar este iPad Air con un Apple Pencil de primera generación. Sí, es cierto que ya hay una segunda generación, pero este dispositivo solo es compatible con la primera versión. Por lo tanto, tendremos que cargarlo mediante conexión Lightningy no mediante inducción, como el de segunda generación. Es un lápiz de gran tamaño, con un diseño redondeado y un acabado brillante que en ocasiones se vuelve resbaladizo. Eso sí, la precisión con el puntero es muy, muy buena. Parece que estás escribiendo con un bolígrafo. Contando por supuesto con que el panel táctil no es rugoso y resbala ligeramente.

Una de las características más interesantes de este Pencil es la sincronización con el iPad. Solo tenemos que sacar el capuchón de la trasera y conectarlo al puerto Lightning de nuestro iPad. En unos segundos nos aparecerá un mensaje para enlazarlo y el dispositivo se sincronizará rápidamente. En el caso de que apaguemos el iPad, tendremos que volver a hacer este paso, pero es tan sencillo como conectar el cargador. Otra característica es su autonomía. Tiene una batería de unas 12 horas de duración. Lo cierto es que dependiendo del uso dura más o menos, pero lo que sí podemos asegurar es que siempre lo vamos a tener con batería. En el caos de que se agote, la carga completa la hace en poco menos de 5 minutos.

Ahora bien, ¿qué usos le podemos dar a este Apple Pencil? La compatibilidad es total. Es decir, podemos navegar por la interfaz y realizar diferentes acciones, como señalar textos, hacer capturas de pantalla, escribir en notas, abrir aplicaciones etc. Además, hay muchas apps específicas para pintar o colorear con este dispositivo. En mi caso, en la mayoría de ocasiones lo he utilizado para anotar mediante diferentes apps de notas, resaltar textos al escribir los artículos o editar imágenes mediante la app Pixel Mator.

apple_pencil

Teniendo en cuenta que es un lápiz de unos 100 euros, creo que no le acabado de sacar el máximo provecho. Es un dispositivo pensado para aquellos usuarios que están constantemente dibujando, tomando apuntes, escribiendo notas o diseñando. Creo que es un accesorio que tendría que venir incluido en el iPad, al igual que hace Samsung con la Galaxy Tab S4. O bien, añadir más opciones predeterminadas para el Apple Pencil. Aun así, es un gran producto, con una sensibilidad precisa y que funciona muy bien con este dispositivo de Apple.

El teclado del iPad Air

El iPad Air también llega con la posibilidad de acoplarle un teclado oficial, el llamado Smart Keyborad Folio. Este es el mismo que utiliza el iPad Pro de 10.5’’ de anterior generación, ya que tiene las mismas dimensiones. Su precio es de 180 euros. Además de teclado nos sirve para cubrir la pantalla del iPad cuando no lo estamos utilizando.

Personalmente creo que este es el accesorio que más se adecúa a los usuarios que quieren un iPad para trabajar, Es un teclado muy cómodo, con un corto recorrido que al principio cuesta acostumbrarse, pero que cuando escribes un par de textos te adaptas perfectamente al tamaño y rugosidad. Y hablando de tamaño, es el mismo que el de un teclado convencional, como el Apple Magic Keyboard. Tiene las teclas de comando, el teclado numérico en la zona superior y una tecla que nos permite desplegar el teclado de Emojis y seleccionarlo desde la pantalla. Además, en la zona inferior del panel del iPad podemos ver las palabras relacionadas y seleccionarlas, así como la opción de pegar o copiar texto y retroceder.

ipad_air_teclado

En cuanto a la estética y funciones del teclado, este accesorio está recubierto por una capa que es resistente al agua. Por lo tanto, si estamos escribiendo con un café de por medio y se nos cae en el teclado, podemos limpiarlo y pasarle un trapo húmedo. Eso sí, es un imán para el polvo, aunque se soluciona de la misma forma: con un trapo. ¿Cómo se conecta este accesorio al iPad? El dispositivo de Apple tiene unos pines en el marco inferior. El teclado también cuenta con estos pines magnéticos, por lo que simplemente debemos conectarlos y colocar el orificio que justo encima del teclado. Automáticamente se activará. A diferencia del teclado del iPad Pro de este año, solo se puede colocar en una posición, que es bastante cómoda a la hora de escribir sentado en un escritorio.

Además del teclado, también podemos utilizar este accesorio para visualizar solo la pantalla a la hora de ver películas, series o presentaciones. Solo hay que colocar la parte trasera del teclado en la trasera del ipad y apoyarlo en una superficie. Otro de los puntos más positivos de este teclado es que no necesita cargarse, ya que se alimenta a través de los pines del iPad.

ipad_air_05

iPad Air con el teclado acoplado.

En definitiva, es un teclado cómodo a la hora de escribir, ergonómico y fácil de utilizar. Además, bastante resistente. Eso sí, su precio puede tirar un poco para atrás, sobre todo teniendo en cuenta que hay diferentes opciones, que si bien no se conectan de forma tan sencilla, sí se pueden configurar a través de bluetooth.

Diseño

El iPad Air 2019 tiene prácticamente el mismo diseño que el modelo de hace 5 años. Apenas hay cambios. las dimensiones son muy similares, con 25.06 x 17.41 x 0.61 cm de grosor y un peso de 465 gramos. Eso sí, los marcos laterales están algo mejor aprovechados. Sin embargo, sigue teniendo un marco bastante pronunciado en la zona superior e inferior, con una cámara para selfies y el clásico Touch ID, que también parece tener una ligera renovación, y que funciona muy bien. No tenemos Face ID, este método queda exclusivamente para los modelos Pro.

La trasera es de aluminio. Es plana, con una cámara en la zona superior el logo de Apple en el centro y la palabra iPad escrita en la parte inferior. Esta trasera se fusiona con unos marcos de aluminio que están ligeramente redondeados. Marcos de 6 milímetros de grosor donde se aloja una botonera de volumen en el canto izquierdo, el botón de encendido y conector de auriculares en la zona superior y un doble altavoz estéreo en la parte inferior. En esa misma ubicación también tenemos la conexión ligning

Apple tampoco ha querido apostar por una conexión USB C. Una mala decisión teniendo en cuenta que con iPad OS, la próxima versión del sistema operativo que ya está en fase beta, permite conectar discos duros externos y otros accesorios. La conexión UBS C es un estándar y esta presente incluso en los terminales de gama media. Sin embargo, Apple no ha querido añadirlo en el iPad Air. Personalmente es uno de los aspectos que menos me gustan de este dispositivo, ya que prácticamente todos mis accesorios son USB C. Sobre todo porque mi MacBook Pro tiene puertos USB C.

Más allá de las conexiones, el iPad Air es muy liviano. Pesa tan solo 465 gramos en el caso del modelo WiFi, y se nota bastante cuando lo transportamos. Al sostener el equipo tampoco se hace pesado, y sus 6 milímetros de grosor hacen que tenga un mejor agarre. Es un dispositivo elegante, con un diseño bonito, aunque algo anticuado. Sobre todo cuando miramos en el frontal.

También podemos comparar este diseño con el del iPad Pro de 2017. Parece que Apple ha sudado el mismo frontal, ya que el tamaño de pantalla es el mismo, aunque la trasera difiere en algunos aspectos, como en la forma de la cámara. Pero incluso el Smart Conector, para conectar la funda con teclado (que precisamente es la misma que en el modelo Pro de 2017) está en la misma ubicación.

La pantalla del iPad

El iPad Air 2019 tiene un panel LCD de 10.5 pulgadas, con una resolución de 2.224 por 1.668 píxeles y con tecnología retina. Es una pantalla bastante grande, sobre todo teniendo en cuenta que los iPads Air anteriores se situaban entorno a las 9.7 pulgadas. Si venimos de un modelo anterior notaremos la diferencia. En cuanto a la calidad de la pantalla, lo cierto es que es excelente. Los colores son muy buenos, con unos negros bastante puros y unos ángulos de visión perfectos. La resolución del iPad Air nos deja una densidad de píxeles de 264 p/p. Apenas se ven los píxeles y la nitidez del panel es excelente. Es una pantalla perfecta para consumir contenido multimedia.

En cuanto al brillo, el alto es más que suficiente para ver con claridad en condiciones de alta luminosidad. A plena luz del día tal hay  alguna queja, ya que refleja bastante en la pantalla. Este dispositivo incorpora TrueTone, una tecnología que permite cambiar la tonalidad de la pantalla dependiendo de la luz. Esto nos ayuda a visualizar mejor el panel, ya que los tonos se adaptan al entorno.

Rendimiento, autonomía y cámara

Ipad_air_2_02

El iPad Air de 2019 cuenta con el Chip A12 Bionic. Es el mismo procesador que incorporan los iPhone de 2019. Es decir, los más potentes de Apple a excepción del A12X de los iPad Pro. En la Memoria RAM nos encontramos con 3 GB de RAM. El rendimiento es más que suficiente para tareas básicas, como redacción de texto, juegos, navegación por redes sociales. En el caso de que queramos trabajar con edición de vídeo o imágenes, el rendimiento también es más que suficiente. También con juegos pesados como Fortnite o Asphalt. La navegación del sistema es muy fluida, sin cortes ni ningún tipo de LAG.

En cuanto a la autonomía, Apple promete hasta 10 horas de navegación con WI-FI, con una batería de 30,2 vatios/hora. En el día a día, y trabajando continuamente con tareas básicas o contenido multimedia, la duración aproximada es de unas 8 horas, lo que no está nada mal. La carga es de 10w, por lo que es bastante lenta.

La cámara del iPad nunca ha destacado. En este caso tampoco. El iPad Air tiene una lente principal de 8 megapíxeles. Una cámara con resultados bajos en interiores y algo más decentes en exteriores con buena luminosidad. Si bien es más que suficiente para tomar fotografías a una página y escanearla mediante una app, o de forma puntual, los resultados no son tan buenos como esperamos en un dispositivo de este precio. Lo mismo sucede con la cámara frontal. Tiene una resolución de 7 megapíxeles. Teniendo en cuenta que Facetime está presente como una de las funciones más interesantes del iPad, la calidad de esta lente frontal no es la adecuada para videollamadas o selfies. Vemos bastante ruido en interiores y falta de color.

Software: de iOS a iPad OS

iPad Air sistema

El iPad llega de serie con iOS 12, la última versión del sistema operativo de Apple disponible de forma final. La próxima versión será iPad OS y saldrá en otoño. En mi caso he decidido probar  el iPad Air con iOS 12 durante unas semanas y después instalar la beta de iPad OS.

En iOS 12 no hay grandes cambios respecto a las anteriores generaciones. Sí alguna que otra función exclusiva, como la posibilidad de aplicar una pantalla dividida o las clásicas ventanas flotantes, lo que nos permite tener una mejor navegación del sistema. iOS 12 también cuenta con un control de uso en las aplicaciones. Así podemos ver cuánto tiempo pasamos con las aplicaciones. iOS 12 es una muy buena versión para el iPad, pero apenas hay funciones para la productividad y que permita utilizar este dispositivo como un ordenador portátil.

Esto último sí sucede con iPad OS. La nueva versión del sistema operativo es perfecta para la productividad. Sobre todo por las opciones que incluye. Por ejemplo, la posibilidad de usar varias aplicaciones con la ventana flotante o mejorar en los accesos directos en la app. Además, iPad OS nos permite utilizar la pantalla dividida en la misma aplicación. Estas funciones van muy bien para trabajar o hacer dos cosas a la vez en el iPad.

Más allá de las posibilidades que nos ofrece el iPad para la productividad, la nueva versión también cuenta con opciones de diseño. Por ejemplo, podemos escoger entre un tema claro o uno oscuro. Si bien el panel de este iPad Air no es OLED, por lo que realmente no permite ahorrar batería, sí ofrece un diseño algo más ‘sofisticado’ para algunos usuarios. Las últimas betas también han añadido la posibilidad de escoger el tamaño de los iconos. Por último, pero no menos importante, la barra de Widgets se puede anclar en la pantalla de inicio. Así tenemos los controles más a mano.

Lo cierto es que iPad OS no supone grandes cambios respecto a iOS 13 para el iPhone. Apple ha querido dividir esta versión en un sistema operativo propio para aumentar las posibilidades de este sistema operativo. iPad OS suena bien para el próximo otoño, cuando llegue su versión final. Pero también para futuras actualizaciones. Con la potencia de los iPads, Apple puede incluir características y funciones muy interesantes. El sistema operativo de este dispositivo es una de las características estrella, y posiblemente uno de los aspectos más importantes a la hora de adquirir un iPad. Si estás pensando en este dispositivo para el trabajo o productividad, iPad oS cumple perfectamente.

Precio y conclusiones

ipad_air_3_01

El iPad Air de 2019 tiene diferentes configuraciones. Por lo tanto, también distintos precios. La configuración más básica tiene un precio de 550 euros. Estas son las demás variantes.

  • iPad Air 64 GB con WI-FI: 550 euros.
  • iPad Air 64 GB + Cellular: 670 euros.
  • iPad Air 256 GB con WI+FI: 720 euros.
  • iPad Air 256 + Cellular: 860 euros.

550 euros puede parecer un precio económico. Técnicamente lo es, pero debemos tener en cuenta que son 64 GB, limitación con Wi-Fi y sin posibilidad de ampliar el almacenamiento. En mi caso, 64 GB son más que suficientes para el uso que le he dado al iPad durante este mes de uso. Además, tengo una suscripción a iCloud, por lo que todas mis imágenes y documentos se guardan en la nube. En el caso de la opción Wifi, escogí este modelo porque no me supone nada compartir de mi conexión del móvil al iPad, ya que tengo una tarjeta con una gran cantidad de GB y no quiero gastar más dinero en otra SIM que utilizaré de vez en cuando. ¿Qué pasa para los que sí necesitan red 4G en el iPad? Que el precio aumenta hasta los 670 euros y el almacenamiento sigue siendo algo bajo para un dispositivo de estas características. La versión más potente, con 256 GB de almacenamiento y 4G, supera los 800 euros. Es decir, un poco menos de lo que cuesta la versión básica del iPad Pro de 11 pulgadas con 64 GB.

La cuestión es que el iPad Air puede resultar económico teniendo en cuenta los elevados precios que vemos en los dispositivos de Apple. Pero también tenemos que ver el tipo de variante que está a ese precio. Una versión que tal vez sea justa para la mayoría de usuarios. Incluso para mí en los próximos meses. Aun así, y teniendo en cuenta el precio, pocos dispositivos se le asemejan.

El iPad Air tiene muchos puntos positivos, pero también negativos. Empezando por lo bueno, este dispositivo cumple perfectamente en potencia, pantalla y opciones para la productividad o trabajo. La compatibilidad con el Apple Pencil y el teclado suman las posibilidades de este dispositivo para aquellos usuarios que buscan algo ligero y cómodo. También lo hace su pantalla. Un brillante panel iPS de 10.5 pulgadas con colores nítidos y unos muy buenos ángulos de visión.

El Software es otro de los puntos positivos de este tablet. iOS 12 cumple perfectamente, pero iPad OS es un gran paso para el iPad. Desde que actualice a esta nueva versión la forma de utilizar el iPad cambio rápidamente, ya no lo veía como un dispositivo multimedia, para ver vídeos o leer las noticias. Lo tenía como un dispositivo ‘todoterreno’, para trabajo cuando estaba fuera de casa o multimedia cuando terminaba mis largas horas escribiendo frente al ordenador.

Ipad_air_6

¿Qué es lo peor del iPad Air 2019? Una de las principales pegas es su diseño. Conserva el mismo aspecto físico que su anterior generación. Sí, contamos con Touch ID y su buen funcionamiento, pero con mucho marco. Lo mismo sucede con la conexión. Que el USB C se quede en los iPad Pro no me parece algo bueno. Sobre todo teniendo en cuenta que iPad OS también ofrece la posibilidad de conectar discos duros o memorias externas mediante este adaptador. El último punto negativo son las cámaras. No están a la altura.

En definitiva, y en líneas generales, el iPad Air es un muy buen dispositivo. Es perfecto para aquellos usuarios que quieren utilizar este tipo de productos para los estudios, ya que ofrece una gran versatilidad con su ligero peso, la posibilidad de conectar un teclado y las opciones de iPad OS. También un rendimiento que nos permite llevar a cabo tareas algo más exigentes, como la edición de vídeo, sin que el dispositivo se sobresaliente. O para aquellos que quieren aprovechar una buena experiencia multimedia para el viaje.

Si buscas un iPad para lo básico, para la escuela de los más pequeños o para el entretenimiento en casa, gastarse desde 550 euros no es la mejor opción. Sobre todo porque en el mercado hay tablets con un menor precio. Sin ir mucho más lejos, el iPad de 2018. ¿Qué pasa con los usuarios que buscan rendimiento y versatilidad? El iPad Air ha demostrado estar a la altura, pero con algunas carencias. La falta de USB C, la incompatibilidad con la última generación del Apple Pencil o las escasas opciones de almacenamiento hacen plantearse el modelo Pro para el público más profesional.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,