Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Oppo quiere un trozo del pastel llamado Europa, un pastel del que empresas como Samsung, Huawei y Xiaomi disfrutan. Para ello han desembarcado con dos terminales, el Oppo Reno y su hermano mayor, el Oppo Reno 10x. El primero, y el que nos atañe, es un terminal destinado a la gama media premium -más cerca de la gama alta que de la gama media- y dentro de esta, goza de personalidad en un mar donde la formula se ha repetido hasta la saciedad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Este toque de innovación puede ser lo que consiga diferenciarlo y hacerlo destacar por encima del resto de sus competidores. Sin olvidar de un conjunto técnico acorde al precio, además de un diseño y materiales de primera. Lo diferencial se encuentra escondido, y es justo ahí donde reside la magia, un sistema retráctil en forma de cuña. Un mecanismo que no dejará indiferente a nadie, tanto para bien como para mal.

Ficha técnica del Oppo Reno

Pantalla6,4 pulgadas AMOLED, Full HD+ 19,5:9 (2.340 x 1.080), 402 píxeles por pulgada, 93,3% aprovechamiento del frontal, espectro de color DCI-P3, Corning Gorilla Glass 6
Cámara principal
  • Dos cámaras: 48 megapíxeles, apertura f/1.7, sensor Sony IMX586, 26mm (wide), 1/2.0″, 0.8µm, PDAF – 5 megapíxeles, apertura f/2.4, sensor de profundidad.
  • Vídeo: 4K 30fps, FHD 30/60 fps, 120fps cámara lenta a resolución FHD, EIS
Cámara para selfies16 megapíxeles, apertura f/2.0, 26mm, HDR, vídeo FHD a 30fps, retráctil
Memoria interna128 GB / 256 GB
Ampliación
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 710 (10nm), ocho núcleos 2.2GHz, GPU Adreno 616, 6GB / 8GB de RAM
Baterí­a3.765 mAh con carga rápida VOOC Flash Charge 20W
Sistema operativoAndroid 9 Pie bajo Color OS 6
Conexiones4G/4G+, TD-LTE, LTE FDD, dual SIM, NFC, Bluetooth 5.0 (aptX HD, A2DP, EDR, LE), WLAN 2.4G / WLAN 5.1G / WLAN 5.8G, minijack, USB-C, A-GPS, Galileo, GLONASS, BDS
SIM2 x nanoSIM
Diseño
  • Acabados en cristal y metal, pantalla sin notch, curva trasera para mayor ergonomía
  • Colores: Ocean Green (verde turquesa) con acabado mate, Jet Black (negro) con acabado brillante
Dimensiones156.6 mm x 74,3 mm x 9 mm (185 gramos)
Funciones destacadasReconocimiento facial, sensor de huellas integrado en pantalla (óptico), VOOC Flash Charge, cámara retráctil
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio
  • 499 euros versión 6GB de RAM y 256GB para el almacenamiento
  • 569 euros versión 8GB de RAM y 256GB para el almacenamiento

Brillante, resbaladizo y sobre todo premium

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Qué bien sienta la combinación de cristal y metal, pese a ser un punto en común en todos los terminales de estos precios, es innegable las buenas sensaciones que trasmite al tenerlo en mano. El Oppo Reno llega desde China con un marco metálico y cristal tanto delante como detrás. En mano el terminal se adapta bien pese a sus 185 gramos y sus casi 16 cm de alto, no nos vamos a engañar, es un terminal grande y por lo tanto no es para todos los usuarios. Eso sí, Oppo ha pensado en todo. En su parte trasera tenemos una curvatura que favorece la ergonomía, haciéndolo fácil y cómodo de sostener.

Siguiendo con la trasera, el acabado brillante en el cristal le aporta elegancia al terminal. Si bien es llamativo visualmente, también es un imán para las huellas. Dependiendo del color pasarán desapercibidas o no, en nuestra unidad de color azul -casi negro- quedan marcadas. Pero tampoco destacan por encima del acabado brillante, el cual dependiendo de la incidencia de la luz puede hacer hasta efecto espejo. Eso sí, el mayor inconveniente de este acabado y material, es lo resbaladizo que resulta. En ocasiones no lo he cogido con la firmeza suficiente al sacarlo del bolsillo y ha resbalado entre mis dedos. También consigue deslizarse en casi cualquier superficie que tenga una mínima inclinación y ofrezca poca fricción.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Al hacer un recorrido visual por esta trasera nos encontramos con cuatro elementos: el conjunto fotográfico, el logotipo de la empresa, la serigrafia del diseño y una pequeña protuberancia redonda con acabado verdoso en toda su circunferencia. Vamos por partes. Las cámaras están centradas, son dos, y no sobresalen del cuerpo del terminal, algo de agradecer y que bien tiene que ver con la capacidad de la batería (de la que hablaremos más adelante) Debajo de estas cámaras no encontramos el típico flash LED de doble tono, en su lugar se encuentra la protuberancia que mencionábamos antes. Su única función es la de levantar mínimamente la zona en la que se alojan las cámaras de las superficies donde apoyemos el móvil, evitando así poner en peligro la integridad de las lentes.

El logotipo de la marca hace presencia casi al final de esta trasera, y colocado en vertical para no romper la línea estética de las cámaras. Entre el logotipo y el conjunto fotográfico apreciamos la serigrafía “designed by Oppo” que si bien no aporta demasiado le da un toque sofisticado, haciendo parecer al terminal una obra de ingeniería. Oppo quiere estar orgulloso de lo que ha creado y por ello destaca estos apartados. En cambio, las certificaciones han sido grabadas a un tamaño y color que las hace casi invisibles, de hecho, tenemos que acercarnos mucho al terminal para poder verlas. No es un reproche, puesto que estas certificaciones pese a ser necesarias son molestas a la vista.

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-08

Dejando de lado el cristal, pasamos al metal. El lateral derecho, al mirar el móvil de frente, alberga únicamente el botón de desbloqueo. Colocado en una posición acertada, no está ni demasiado alto ni demasiado bajo, así que tengas las manos grandes o pequeñas será cómodo de usar. Este botón, también metálico, tiene un recorrido correcto y se siente robusto. El toque de color lo aporta una línea verde en el centro del mismo, siendo un detalle que me ha gustado especialmente. El control de volumen lo encontraremos en el lateral izquierdo, no está unido como en algunos terminales, son dos botones independientes con el mismo recorrido y solidez que el de desbloqueo. Justo encima de esta botonera se aloja el espacio destinado a la bandeja para la doble NanoSIM. En la parte inferior tenemos un sándwich formado por el jack de auriculares a la izquierda, USB de Tipo C en el medio y altavoz en la parte derecha.

 

La simetría juega un gran papel en el Oppo Reno. Su frontal con la pantalla apagada no ofrece ningún indicativo sobre su orientación, no tenemos un notch o muesca que nos indique que esa es la parte superior. Es por así decirlo, todo pantalla. Una pantalla de 6,4 pulgadas que ocupa el 93.3% del frontal. En cuanto encendemos la pantalla si vemos unos marcos, reducidos, pero que siguen presentes en este panel plano. Y, sobre todo, en la parte inferior donde tiene mayor grosor. No hay notch, pero esto no quiere decir que Oppo haya prescindido de cámara frontal, esta se encuentra escondida y saldrá a voluntad. El diseño del Oppo Reno no deja indiferente, tanto por su ergonomía en mano como el aprovechamiento del frontal.

Innovación en forma de cuña

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Adelantábamos la noticia, en el frontal del Oppo Reno no hay notch que aloje la cámara destinada los selfies. En su lugar tenemos un sistema mecánico escondido en la parte superior del terminal. En él, se encuentra la cámara frontal, el altavoz para las llamadas y flash LED de doble tono que no vimos en la trasera del terminal. Os seré sincero, no me entusiasman estos mecanismos. Si bien tienen su razón de ser, librar al frontal de la cámara, no terminan de convencerme. En el Oppo Reno este mecanismo tiene una forma diferente, es una porción triangular la que aparece de la parte superior del terminal.

Al accionar el mecanismo, ya sea por el reconocimiento facial o para hacernos un selfie, este tarda 0,8 segundos en desplegarse por completo. Una velocidad considerable para un sistema motorizado. Pero esto implica una degradación con el paso del tiempo, aunque Oppo ha asegurado que este sistema aguantará hasta cinco años funcionando a pleno rendimiento. Esto, como es lógico no podemos comprobarlo, así que nos fiamos de sus palabras. Lo que, si he notado en el tiempo que he pasado con el terminal, es que funciona bien y es rápido.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Pese a no ser fan de esta implementación, he de reconocer su buen funcionamiento y su fiabilidad. Me he visto incluso usando el desbloqueo facial, el único reproche es que el flash LED trasero se encuentra incluido en este sistema mecánico. Las situaciones -pocas- es las que necesito usarlo como linterna he de esperar a que aparezca esta cuña y luego se encienda el flash. Oppo también ha implementado un sistema para esconder este mecanismo si detecta que está en caída. Lo hemos probado en un entorno controlado, y consigue esconderse antes de llegar a tocar el suelo. Eso sí, hay que tener en cuenta que a más altura de caída más tiempo tendrá para esconderse.

Pantalla sin rastro del notch y un altavoz que se deja oír

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-23

El Oppo Reno aprovecha muy bien el frontal. No tenemos marcos de gran tamaño ni notch, solo una gran pantalla de 6,4 pulgadas. Es un panel AMOLED con resolución Full HD+ (2.340 x 1.080) y un formato 19,5:9 siendo más larga que ancha, en resumen: panorámica. Al uso, es una pantalla que da gusto ver. Llega bien calibrada de caja, pero si queremos podemos ajustar los matices de color a nuestro gusto: fríos o cálidos. Personalmente, yo abogo por los tonos fríos. Pero ya son gustos personales.

La interpretación de color es buena, tiene saturación, pero nada descabellado. Los colores siguen pareciendo reales, solo que mucho más vivos. La definición del panel es aceptable, la resolución ayuda mucho y los píxeles extra por el formato del panel hacen una buena labor. Podríamos haber esperado QuadHD en un panel de este tamaño, pero estas resoluciones se suelen reservar a la gama alta. El nivel de brillo en su punto más bajo es casi inusable y en su punto más alto es molesto a la vista, aunque se agradece al sol.

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-03

Los ángulos de visión sufren los problemas típicos de las pantallas de tipo OLED, el contenido se ve peor conforme inclinamos el dispositivo y aparece el efecto arcoíris en la pantalla. No hay que hacer saltar la alarma puesto que son posiciones poco naturales a la hora de ver una pantalla. En esta pantalla está integrado el sensor de huellas dactilares, un lector óptico en una posición cómoda y con un tamaño más que aceptable. Profundizaremos acerca de su funcionamiento más adelante.

Esta pantalla es correcta en todos los sentidos. No se acerca a la de terminales más caros, pero al mismo tiempo queda muy lejos de los paneles a los que nos tiene acostumbrados la gama media. Recomendaríamos consumir contenido multimedia en ella, pero el altavoz es el elemento que falla en esta ecuación. No tanto por su potencia ni por su calidad, siendo este un altavoz mono, más que nada es su ubicación. Al encontrarse en la parte inferior del terminal es inevitable no taparlo al tener el móvil en horizontal.

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-10

En cuanto a la calidad del mismo, le podemos echar en cara que no sea estereo o algo más de graves. Pero en general cumple perfectamente si tenemos que poner una canción en algún momento puntual. Si esto no nos pareciera suficiente, el Oppo Reno conserva y luce el conector jack de 3.5 milímetros. No habrá problema a la hora de conectarle auriculares por cable, además incluye por software una mejora de sonido vía un ecualizador con varios perfiles predefinidos. O si nos sentimos inspirados, podemos crear uno propio.

Potencia para el día a día, pero sin muchos alardes

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones

Destinado a la gama media premium, el Oppo Reno tiene lo mejor de los dos mundos. Un diseño de gama alta con un rendimiento de gama media. Bajo el capó se encuentra el Qualcomm Snapdragon 710, un procesador que trata de acercarse a la gama alta pero que todavía no ha llegado a esas cuotas de excelencia. Es una renovación de la tan quemada gama Snapdragon 6XX, su rendimiento es superior. Lo cual es lógico, llega con una construcción en 10 nanómetros, GPU Adreno (616) de sexta generación y núcleos Kyro más potentes.

En el día a día, el Oppo Reno cumple. Puede con todo en mayor o menor medida, pero a fin de cuentas consigue ofrecer una experiencia satisfactoria al uso. También es cierto que a este procesador le acompañan 6GB de memoria RAM en nuestra unidad de pruebas, lo que facilita la carga de aplicaciones. La triada procesador-RAM-almacenamiento es más que suficiente para un usuario convencional. Pasar de una aplicación a otra no supone tiempos de carga excesivos, incluso podemos mantener varias aplicaciones en memoria salvo si estas son juegos pesados.

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones

El desempeño gráfico por otra parte es justo, juegos que demanden recursos se moverán con soltura hasta llegar a zonas de mayor demanda gráfica. Hemos jugado al Player Unknown Battlegrounds o PUBG para los amigos, y la configuración automática ha puesto los gráficos en alto. A la hora de la verdad, hemos jugado con buenos gráficos y a una tasa de fotogramas por segundo aceptables. La cosa cambia cuando alguna zona es más grande o hay gran numero de enemigos presentes, en ese momento los fps descienden, pero sigue siendo jugable y sobre todo disfrutable.

Puede que si sois usuarios exigentes se os quede algo cortos, yo mismo he sentido en algunos momentos en los que al pasar de un juego a otra aplicación se hacia “lento”. Quien busque velocidad y potencia sin freno, debería buscar un terminal con un procesador de gama alta. Para el resto de los usuarios el Snapdragon 710 acompañado con 6GB de RAM y 256GB de almacenamiento serán más que suficientes. Hablando del almacenamiento, su velocidad de lectura y escritura no es tan rápida como me gustaría. Esto no afecta demasiado al uso general, pero me hubiese gustado ver unas mejores cifras en este aspecto.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

La biometría está presente en el Oppo Reno, dos apartados para ser exactos. El lector de huellas integrado en pantalla y el reconocimiento facial en la cámara frontal. El primero de estos tiene un tamaño y posición adecuados, funciona correctamente y con un margen de error mínimo. Me ha sorprendido lo madura que está la tecnología y su buen funcionamiento. Desbloquear usando el rostro también es un gustazo, si bien es más lento que usar la huella. Para las ocasiones en las que tenemos las manos mojadas funciona perfectamente. Se puede usar incluso a oscuras, la pantalla se enciende para iluminar el rostro y así hacer que la cámara lo reconozca. No es tan seguro como la huella, pero he probado a desbloquear con una foto y no ha funcionado.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Oppo nos entrega su terminal actualizado a la última versión estable de Android, 9.0 Pie. Aunque no es Android puro, llega bajo Color OS. Una capa de personalización, spoiler, que no nos ha gustado demasiado. La conectividad con la que llega este Oppo Reno es más que digna: NFC, USB C, Bluetooth 5.0, 4G+, GPS, GLONASS, WLAN 2.4G, WLAN 5.1G, Dual SIM. No tenemos radio FM, pero no lo consideramos un mal mayor al existir aplicaciones que cumplen esta función a la perfección.

Autonomía justa para un usuario exigente

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones

El Oppo Reno no es un terminal delgado, la firma asiática ha escuchado a los usuarios y ha preferido añadir unos milímetros más para conseguir meter una batería de gran capacidad. En su interior tenemos una batería de 3.765 mAh, una cifra que en un principio augura más de un día de autonomía. No ha sido así. Quiero creer, que esto es en parte culpa del software y no del rendimiento de la misma en conjunción con el procesador. Tampoco es un desastre ni mucho menos, pero un procesador de gama media eficiente más una batería con este amperaje podrían dar más.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Mi uso puede ser considerado exhaustivo, tengo múltiples redes sociales y prácticamente vivo con el móvil en mano. Teniendo esto en cuenta el Oppo Reno se ha comportado bien, no me ha dejado tirado en ningún momento. He sido capaz de llegar al día sin tener que pasar por el cargador o preocuparme, al final de la jornada me sobraba un 10% de batería. Las horas de pantalla no las puedo calcular, ni mostrar porque la capa de personalización no ofrece estos datos. La estimación a la que he llegado es que de media rondaría las 6-7 horas de pantalla en unas 20 horas de uso. Nada mal para un usuario como yo, así que en personas con un uso menor no sería extraño que llegasen al día y medio de autonomía.

En cualquier caso, si la batería se nos quedase demasiado corta (algo solo posible jugando intensivamente) Oppo integra un sistema de carga rápida llamado VOOC Flash Charge. La potencia no es la más alta si la comparamos con la carga de Huawei o con la de OnePlus. Pero estos 20W son capaces de cargar el terminal en poco más de una hora, además de mantener todo el calor en el cargador y no traspasarlo al teléfono.

Color OS, una experiencia agridulce

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones

Los fabricantes han refinado sus capas de personalización, la mejora estética y en rendimiento es notable. Con Color OS esto también ha ocurrido, pero su evolución -necesaria- sigue sin estar a la altura. Huawei, Samsung y Xiaomi se han quitado la venda, y han visto que el camino está siguiendo la estética de Android Stock, pero con añadidos funcionales y propios. Oppo en cambio se desvía del camino y su estética nos recuerda a un iOS desabrido.

Nada más encender el terminal nos encontramos ante una pantalla repleta de iconos, pues en un principio no hay cajón de aplicaciones. Pero estas aplicaciones que aparecen no son solo las de Google, Oppo ha incluido multitud de aplicaciones preinstaladas que son redundantes. Como navegador por si no tenemos suficiente con Google Chrome, también nos incluyen Opera y Yandex. El servicio de correo tenemos a Gmail y a Aqua Mail, Facebook también viene preinstalado. Color OS llega cargado de aplicaciones que muchos usuarios no van a usar, así que nada más sacarlo de caja hay que tomar un tiempo para poner el terminal a nuestro gusto.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

En un principio no teníamos cajón de aplicaciones, pero buscando y rebuscando entre los ajustes he encontrado la opción para tenerlo. Ahora la pantalla principal queda más aliviada, incluso cuenta con el gesto de deslizar hacia arriba para abrirlo. Los gestos son un punto importante en este terminal, pudiendo desactivar la botonera y navegar mediante ellos. De hecho, esto es una bondad Color OS permitiéndonos elegir el tipo de navegación que queremos tener en el terminal:

  • Botonera invertida
  • Botonera clásica
  • Botonera por gestos de Android 9 invertida
  • Botonera por gestos de Android 9 clásica
  • Sin botonera, gestos sencillos
  • Sin botonera, gestos con el gesto de atrás en la derecha
  • Sin botonera, gestos con el gesto de atrás en la izquierda
  • Sin botonera, gestos con el gesto de atrás a ambos lados

Y, pese a la cantidad de gestos que tiene. Le falta uno básico, no hay gesto para desplegar la cortina de notificaciones. Algo impensable en un terminal de este tamaño, pocas manos tendrán pulgares que lleguen hasta las esquinas superiores. Así que este gesto habría sido una inclusión más que acertada. Hilando con esto, el panel de notificaciones tiene un diseño que se aleja demasiado del Material Design. Los ajustes rápidos son cuadrados y con una mezcla de colores algo hortera: azul, verde y naranja.

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-33

Las notificaciones que lleguen a esta cortina se agruparan en el Centro de notificaciones, una especie de limbo donde el orden lo imponemos nosotros. No caben muchas, esto es más un problema del aprovechamiento vía software del panel. En los ajustes del Oppo Reno podremos cambiar únicamente el tamaño de las letras, algo que no palia demasiado la experiencia de verlo todo demasiado “grande”. En otros terminales como el Samsung Galaxy S10, Huawei P30 Pro y OnePlus 7 podemos cambiar el tamaño del contenido, dejándolo a nuestro gusto. La combinación de estos dos ajustes permite aprovechar más el tamaño de la pantalla, tener mucho más contenido en la misma.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Color OS no termina de estar a la altura del terminal, tiene puntos buenos como los gestos o poder duplicar aplicaciones de manera nativa. Pero su rendimiento no es el mejor, pese a que el terminal se siente fluido, y su estética está lejos de los cánones estéticos actuales. ¿Funciona? Pues sí, pero al Oppo Reno y bueno a los terminales de Oppo no le vendría mal un lavado de cara o usar el software de su primero hermano OnePlus.

Cámaras: buenos resultados en la mayoría de situaciones

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Dos sensores detrás y un sensor escondido, así es el conjunto fotográfico del Oppo Reno. Detrás, la doble cámara cuyo sensor principal se va hasta los 48 megapíxeles con focal 1.7, mientras que el secundario se queda en los 5 megapíxeles con focal 2.4, el destinado a los selfies es un sensor de 16 megapíxeles con apertura focal 2.0. Traduciendo estos datos, tenemos un conjunto capaz. El sensor principal pese a tener esa resolución, en su uso nos queda en 12 megapíxeles gracias al pixel binning. Una tecnología que agrupa los píxeles para conseguir más luz, y por lo tanto más información.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Este sensor principal es el que usaremos en la mayoría de ocasiones, el secundario se emplea solo para el efecto desenfoque o bokeh. Los resultados son buenos, las fotografías diurnas gozan de un procesado correcto, detalle y rango dinámico. Esto último si tenemos activado el HDR, en caso contrario las fotografías serán mucho más planas. La saturación es justa, haciendo que los colores sean vivos pero fidedignos. Tenemos un zoom x2, pero que no es más que un recorte de la imagen principal. Si decidimos usar el sensor de 48 megapíxeles en su totalidad, no disfrutaremos de ningún modo ni de los añadidos como el HDR. Mi recomendación, usarlo cuando vayamos a hacer macros o una fotografía de un paisaje extenso del que queramos disfrutar todos los detalles. Eso sí, es aconsejable pasar la fotografía por Lightroom o Photoshop para dejarla a nuestro gusto.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

La aplicación de cámara también hace uso de la inteligencia artificial, algo repetitivo y visto en casi todos los terminales de este ultimo año. Su funcionamiento me ha sorprendido, al contrario que en otro tipo de terminales los ajustes que realiza no son excesivos. No hay esa sobrecarga de color en determinadas situaciones, además detecta las escenas correctamente. Al caer la noche, los resultados de esta cámara siguen a la altura de las expectativas. Perdemos un poco de detalle en determinadas situaciones, pero la nitidez es buena. Además, el ruido no es excesivo. En todo caso, es recomendable usar su modo paisaje nocturno, que pese a ser algo lento a la hora de disparar, nos dará un mejor resultado en estas condiciones. El selfie es bueno, salvo si usamos el modo retrato. En tal caso, tendremos un borrón en la parte trasera y nuestra cara destacada. Para las demás situaciones cumple, tanto en detalle, interpretación de color y nitidez.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

En el apartado del vídeo, el Oppo Reno permite grabar con la cámara trasera en 4K a 30fps, FullHD a 30 y 60fps, 720p a 30fps. Incluye modos de grabación a cámara lenta, siendo a 120fps y resolución FullHD. La experiencia en este apartado es aceptable, estabiliza correctamente al caminar con el teléfono en mano y consigue enfocar a los objetos sin problema. Un punto a mejorar es la interpretación de los colores en este apartado, siento que están demasiado saturados y que por lo tanto pierden mucho detalle.

A caballo entre la gama media y la gama alta, el Oppo Reno nos ofrece unos resultados sorprendentemente buenos. De día las fotografías tienen color, saturación y definición. El HDR se nota, y mucho. Enfocar es una tarea sencilla y automática en la mayoría de los casos. De noche los resultados flaquean un poco, pero la inclusión de un modo dedicado a estas condiciones palia la experiencia. La aplicación de cámara está actualizada, ofrece una gran variedad de modos de fotografía y vídeo, destacando el modo profesional y el vídeo en cámara lenta.

Galería de fotos sin comprimir en Flickr.

Oppo Reno, un terminal casi redondo con un software mejorable

oppo-reno-analisis-caracteristicas-precio-y-opiniones-07

El Oppo Reno llega en un momento complicado. Las empresas se han puesto las pilas, ofrecen cada vez más mejores prestaciones a menor precio. Xiaomi dio un golpe al mercado con su Mi 9, un gama alta a un precio reducido. Google ofrece la mejor cámara de la gama media con su Pixel 3a. Incluso la posible llegada del Mi 9 T puede afectar al Oppo Reno, pero luego al sostenerlo se me olvidan -de momento- estos competidores.

Sí, tiene aspectos mejorables (el software) pero a nivel general es un terminal equilibrado. Su diseño apostando por una innovación en forma de cuña, el frontal con una pantalla AMOLED que aprovecha el 93% del mismo, un rendimiento solvente con una conectividad adecuada. Como vemos, es un terminal completo. Puede no destacar en ninguno de estos apartados, pero si cumple a la perfección en casi todos. A España llega con unos precios propios de su gama, 499 euros para el modelo de 6GB/256GB y 569 euros para el modelo de 8GB/256GB.

Oppo Reno, análisis: características, precio y opiniones

Oppo se ha embarcado en una conquista a largo plazo, este Oppo Reno es el embajador de la gama media premium. Un terminal que llamará la atención de los usuarios, al menos de aquellos que busquen un equipo con personalidad. Si bien se sitúa en tierra de nadie, ofreciendo calidades de gama alta con rendimiento de gama media. Aquellas personas que quieran dar el salto de un gama media, pero no quieran gastarse los 1000 euros que cuesta un gama alta real, encontrarán en este Oppo Reno un buen candidato para sus bolsillos.

 

Otras noticias sobre... ,