primeras impresiones con el Huawei P30 Pro

¿Quién creería que en menos de una década una marca china iba a competir directamente con los titanes del mercado del Smartphone? Huawei sigue fiel a sus objetivos desde hace años, y parece que está a punto de conseguir ser el referente en la plataforma Android. Al menos en unos cuantos países. Su última gran apuesta, el Huawei P30 Pro, propone renovar la fórmula del antecesor desde cero. Se centra en las cámaras, de donde exprime todo el jugo en cualidades como conseguir fotos imposibles en entornos oscuros o aplicar un zoom de 50x.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Pero también consigue subir un escalón más en cuestiones como el diseño, presumiendo de iniciativa y gusto por los colores imposibles como su Amber Sunrise (naranja gradiante), con sensaciones en la mano que empiezan a desdibujar los límites con la calidad que ofrece su competidor directo: Samsung.

especificaciones Huawei P30 Pro

No se olvida de introducir una batería de 4.200 mAh para aguantar un ritmo intenso para todo el día, ni dejan atrás todas las virtudes aprendidas de la Inteligencia Artificial con su chip Kirin 980. Todo ello acompañado de una pantalla curvada OLED con gran resolución, pero que prefiere mantener la muesca o notch en lugar de sumarse a la fiebre del agujero para la cámara frontal. Esto es lo que nos ha parecido el Huawei P30 Pro en nuestra primera toma de contacto.

Huawei P30 Pro

Pantalla 6,47 pulgadas, OLED, FullHD+ (2.340 x 1.080 píxeles), curvada y con lector de huellas integrado
Cámaras – 40 megapíxeles. Gran angular de 27mm con OIS y apertura f/1.6. SuperSensing (RYB)
– 20 megapíxeles. Ultra gran angular de 16mm con apertura f/2.2.
– 8 megapíxeles de teleobjetivo 125 mm periscópico con OIS y apertura f/3.4
– Sensor TOF: mide profundidad y es capaz de calcular volúmenes
Cámara para selfies 32 megapí­xeles, f/2.0
Procesador y memoria RAM Kirin 980. 7 nanómetros. Dos NPU
Almacenamiento 128 GB / 256 GB / 512 GB
Ampliación Sí, mediante tarjetas tipo NM
Baterí­a 4.200 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica (40W), carga compartida (15W)
Sistema operativo Android 9 Pie / EMUI 9.1
Conexiones BT 5, GPS, USB de tipo C, NFC, Wifi 802.11 a/b/n/c, Cat. 21 (14 Gbps)
SIM nanoSIM
Diseño Cristal / certificación IP 68 / Colores gradientes: blanco perla, breathing crystal, negro, Amber Sunrise y Aurora / Notch en forma de gota
Dimensiones Por confirmar
Funciones destacadas Zoom digital 50x, lector de huellas integrado en pantalla, Modo noche mejorado,
Fecha de lanzamiento Ya disponible
Precio 999 euros (8GB + 128 GB)
1.099 euros (8GB + 256 GB)
1.299 euros (8GB + 512GB)

 

El zoom imposible

Si hay un apartado que define y definirá a este teléfono es el de la cámara. Y si hay una característica que llama sobremanera la atención ese es su zoom. Huawei vuelve a confiar en las lentes de Leica en este terminal, pero innova con un teleobjetivo periscópico. Es decir, un mecanismo más elaborado que un teleobjetivo al uso, lo cual permite lograr un aumento óptico de 5x sin perder calidad en la imagen. Claro que, aparte, recortando la imagen de manera digital, se logra un zoom 10x que llaman híbrido. Pero es su zoom 50x digital lo que nos ha volado la cabeza. Se pierde calidad y definición, pero el simple hecho de vislumbrar detalles minúsculos a muchos metros de distancia es, cuanto menos, sorprendente.

zoom imposible

El sistema de zoom periscópico se compone de un prisma situado en lo que sería el objetivo inferior del sistema de tres cámaras de este Huawei P30 Pro. Por aquí entra la luz, se le hace girar 90 grados con un prisma y se proyecta a través de varias lentes hasta el sensor. Un sistema que está situado en mitad del cuerpo del teléfono para poder alojar todo este mecanismo. Es por ello que lo que se ve desde fuera es un tercer objetivo cuadrado y no redondo.

fotografía

Tan solo hemos tenido unos cuantos minutos para probar las virtudes de este zoom 50x. Pero ya os confirmamos que es una locura. En exteriores nos ha permitido ver detalles como la bandera de un barco situada tan lejos que con nuestra propia vista no éramos capaces de alcanzar. En interiores, aunque la foto no resulta de calidad, nos ha permitido cotillear expresiones faciales o detalles en cuadros minúsculos situados en el lado opuesto de una nave. El único problema ha sido mantener el pulso para conseguir encuadrar el detalle en cuestión. Y es que ni el estabilizador óptico de imagen ni la ayuda de la Inteligencia Artificial pueden disminuir un temblor, por mínimo que sea, con semejante zoom aplicado a la imagen. Algo que se soluciona con paciencia y un punto de apoyo.

zoom en vídeo

¿Para qué utilizarán los usuarios este zoom 50x? Eso queda de mano de cada uno. A tenor de las primeras fotografías conseguidas, no serán fotos para lucir en Instagram por su calidad y definición. Pero auguramos muchas utilidades prácticas relacionadas con el salseo (cotilleo) o para ayudarte a ver cualquier detalle lejano si tienes problemas de visión.

Nuevo espectro fotográfico

Sin dejar de lado el aspecto fotográfico hay que hablar de los cambios técnicos que Huawei ha introducido en su Huawei P30 Pro. Y es que ha reimaginado los sensores fotográficos para conseguir sacar el máximo partido técnico a este componente. ¿Cómo? Cambiando los sensores RGB por RYB. En cristiano: han decidido cambiar el sensor verde (G de Green en inglés) por uno amarillo (Y de yellow en inglés). Y la cosa podría parecer sencilla, pero hay toda una reestructuración de este sistema, de la manera en la que funciona habitualmente y, sobre todo, de los resultados que consigue.

cuatro cámaras Leica

Básicamente ha cambiado las reglas de la fotografía digital al ampliar el espectro de información que puede recoger su sensor SuperSensing. Al usar el color amarillo puede recopilar más información y luminosidad. Lo que se traduce en poder capturar escenas que prácticamente se sumen en la oscuridad con detalles e información suficiente para vislumbrar todo lo que hay. Concretamente alcanza una sensibilidad ISO de 409600 puntos. En la demo que Huawei nos ha mostrado en la presentación para prensa, el Huawei P30 Pro ha sido capaz de mostrar detalles como gafas, colores, formas reconocibles y otros elementos de una sala totalmente a oscuras salvo el reflejo de alguna pantalla de móvil u ordenador.

nuevo espectro fotográfico

A primera vista los resultados son sorprendentes. Y es que ayudan a ver lo que incluso al ojo humano le cuesta detectar. Claro que, a priori, parece que el color y la definición se ven perjudicadas. Por supuesto entendiendo que este alarde técnico es difícilmente reproducible. Es decir, que la cámara del Huawei P30 Pro ve donde otras cámaras solo fotografiarían oscuridad total con ruido. O incluso donde el ojo, naturalmente adaptable, tampoco puede ver detalles. Un resultado que sorprende por lo técnico, pero habrá que probar en detalle para ver qué es lo que consigue manteniendo una calidad aceptable o que no parezca una imagen recreada por ordenador. Desde luego promete ser un importante paso adelante respecto a lo visto en el Huawei P20 Pro.

cámara selfie

Inteligencia Artificial más útil y más natural

El Huawei P20 Pro consiguió explotar las virtudes del procesador neuronal del Kirin que integraba. Fue el terminal que empezó a aprovechar la Inteligencia Artificial para reconocer escenas y situaciones a las que aplicar ciertos filtros. La cosa evolicionó en el Kirin 980 del Huawei Mate 20 Pro. Y ahora da todavía un paso más en el Huawei P30 Pro gracias a los avances del sensor superspectrum para las fotos, y a lo aprendido hasta la fecha.

inteligencia artificial

En primer lugar con Huawei AIS, que es como llaman a la nueva Inteligencia Artificial de Huawei. Gracias a su capacidad de análisis en tiempo real es capaz de procesar las imágenes y añadir más detalle y luminosidad en cuestiones como el modo noche. Con lo que se consigue resultados mejorados en entornos oscuros. Además se ha mejorado las posibilidades de larga exposición sin necesidad de trípode. Pero es en el súper retrato donde se notan las diferencias respecto al anterior modelo de Huawei. Ahora es capaz de mostrar más detalle en elementos como el pelo, y al recoger más información con sus sensores la foto luce más natural y menos procesada. Algo que es posible también gracias a la información recogida por la cámara TOF que acompaña a los tres objetivos principales, y que reconoce tantos niveles de profundidad que es capaz de mostrar un desenfoque más natural y progresivo. El resultado, a priori, es más realista que en el P20 Pro, aunque estamos deseosos de probarlo más en profundidad.

cámara TOF

Por otro lado está el AI HDR+. Otra tecnología de Inteligencia Artificial aplicada directamente a la fotografía. De nuevo, en tiempo real, es capaz de analizar las imágenes y comprender qué partes de la instantánea necesitan mayor o menor exposición. Algo muy socorrido en selfies a contraluz, por ejemplo, donde el Huawei P30 Pro sabrá perfectamente qué puntos debe aclarar (rostro para que no predomine el contraste), y cuáles mantener (luz).

Huawei AIS

Y mucho ojo porque todas estas cuestiones de Inteligencia Artificial y mejora de la imagen ya no solo se aplican a la fotografía. El vídeo parece tomar importancia para Huawei y aprovecha algunas cuestiones como la gran luminosidad en entornos oscuros, el zoom híbrido 10x o una ayuda extra a la estabilización óptica de imagen para captar vídeos con resultados casi profesionales sin apenas temblores.

Un verdadero diseño Premium

Pero el Huawei P30 Pro no solo sobresale por dentro. Huawei ha conseguido afinar las cosas sin perder carisma en su apartado de diseño. Y nos referimos a lograr un acabado completamente Premium de su terminal. Tanto por delante como por detrás, donde presenta laterales curvados al más puro estilo Samsung. Y sí, podría considerarse una copia descarada de un elemento ya clásico de los coreanos, pero ha dejado de ser una sencilla copia para mostrar calidad. Se nota al sostenerlo en la mano y al apreciar los detalles. Cuestiones como incorporar el auricular para llamadas en la pantalla sin que sea un elemento más del cierre del terminal, o acabados realmente elegantes.

Todo ello sin perder personalidad gracias a las llamativas traseras de este P30 Pro, que presumen de ser colores gradiantes, pero en nuevas tonalidades. Blanca perla (que no llegará a España), azul claro (para quienes gusten de tonos pastel), un ya filtrado y llamativo color naranja (posiblemente el modelo más atractivo de este terminal) y un modelo aurora que crea formas y destellos azulados según incida la luz en él.

El único punto que parece quedar desfasado en cuanto a diseño podría ser el mencionado notch o muesca. Un detalle que hace que miremos hacia los agujeros en pantalla como los paneles Infinity-O Display de Samsung como el futuro, dejando las gotas negras en las que alojar la cámara para selfies en una tendencia más propia ya de la gama media o baja. Un toque que pesa más en el gusto personal que en lo estético, pero que Huawei ha dejado pasar en este P30 Pro.

carcasas

Otras noticias sobre... , ,