Diferencias entre las conexiones de vídeo DVI, HDMI y DisplayPort

Una de las dudas a las que se enfrentan los usuarios a la hora de adquirir un nuevo ordenador o un nuevo monitor, es el tipo que conexión de vídeo que más les conviene. DVI, HDMI y DisplayPort son las tres interfaces más usadas en la actualidad, aunque el DVI se usa cada vez menos. En este artículo te explicamos las diferencias entre ellas y cómo escoger la que más te interese.

DVI, HDMI y DisplayPort: elije la interfaz de vídeo correcta

Si vas a comprar un monitor nuevo, debes asegurarte de que incluya una conexión o interfaz de vídeo adecuada para tu PC. El monitor se conecta a la tarjeta gráfica, o a la salida de vídeo integrada en la placa base del ordenador, por lo que ambos deben compartir al menos una interfaz común.

Si tu tarjeta gráfica solo tiene salidas de vídeo HDMI y DisplayPort, debes buscar un monitor que incluya al menos una de estas interfaces de vídeo. De nada te serviría comprar un monitor que solo tenga entrada de vídeo DVI, puesto que no lo podrías conectar a tu PC. Lo mismo ocurre si lo que quieres es comprar una nueva tarjeta gráfica para usarla con tu monitor actual. En el caso de que quieras comprar ambos elementos, también tienes que asegurarte de que podrás conectarlos.

DVI, HDMI y DisplayPort en tarjeta gráfica

DVI, HDMI y DisplayPort en tarjeta gráfica 2

Una vez aclarado esto, es el momento de hablar de cada una de las interfaces de vídeo en profundidad.

DVI

Interfaz DVI

Digital Visual Interface (DVI) es la primera interfaz de vídeo digital que llegó al mercado. Hasta la llegada del DVI, se usaba el puerto analógico VGA para conectar el monitor al ordenador. Una característica diferenciadora de DVI frente al resto de interfaces de vídeo, es que puede transmitir señal tanto analógica como digital.

El paso a una interfaz de vídeo digital, permitió mejorar la calidad de imagen de los monitores LCD frente a la anterior conexión VGA que era analógica. El uso de señales digitales, tiene la ventaja de que cada uno de los píxeles del búfer de salida se corresponde de forma directa, con uno de los píxeles de la pantalla. Esto evita que los píxeles se puedan ver afectados por los píxeles adyacentes o el ruido eléctrico, evitando la pérdida de calidad de imagen que se da en las señales analógicas.

El conector DVI se basa en un cable de cuatro pares de cables trenzados trenzados, de estos uno se usa para sincronizar la transmisión, y los otros tres se usan para los tres colores básicos (rojo, verde, y azul). En una interfaz DVI la imagen se transmite línea a línea, y con intervalos de borrado entre cada línea y cada uno de los fotogramas, de forma similar a lo que ocurre en la señal analógica. DVI no es compatible con tecnologías de compresión de la imagen, y la pantalla se transmite entera cada vez.

Con un solo conector DVI se puede alcanzar una tasa de refresco de 60 Hz y una resolución máxima de 1.920 x 1.200 píxeles. Es posible alcanzar resoluciones mayores, pero solo con el uso de cables de doble enlace. Esto hace que la conexión DVI sea muy limitada en comparación a las dos siguientes, por lo que cada vez se usa menos.

HDMI

Interfaz HDMI

High-Definition Multimedia Interface (HDMI) fue la segunda interfaz de vídeo digital en llegar al mercado, su finalidad era añadir todas las carencias que tenía el puerto DVI. Una importante diferencia es que HDMI se diseño desde el principio para transmitir tanto vídeo como audio de forma digital, simplificando el cableado de los dispositivos.

Esta interfaz ha pasado por multitud de revisiones, siendo HDMI 2.1 la más actual y la que mejores prestaciones ofrece. La versión actual ofrece un ancho de banda de 48 Gb/s, una característica clave para cumplir con los exigentes estándares de la actualidad.

La versión HDMI 2.0 es la más habitual en la actualidad, con un ancho de banda de 18 Gbit/s, y capacidad para ofrecer vídeo a resolución 4K y un máximo de 60 FPS. Otra característica muy importante es que soporta 2 señales de vídeo a la vez, algo que permite que dos usuarios trabajen en una misma pantalla.

En cuanto al sonido, permite usar hasta 32 canales de audio con un muestreo máximo de 1.536kHz. Esto hace posibles configuraciones de 7.1 canales con un muestreo de 192kHz para conseguir una gran calidad de sonido. Permite un máximo de 4 señales de audio diferentes.

La nueva versión HDMI 2.1 se anunció en 2017, siendo capaz de proporcionar una señal de vídeo con resolución máxima 10K, la cual aún está muy lejos de ser usada en la actualidad, pero es toda una muestra de su potencial. HDMI 2.1 permite vídeo a 8K y 60 FPS, además de a 4K y 120 FPS.

HDMI es siempre compatible hacía atrás, lo que significa que puedes conectar un dispositivo HDMI 1.4, con uno que sea HDMI 2.2 sin problemas, simplemente no aprovecharás las características adicionales del más moderno. HDMI es compatible con Display Stream Compression (DSC) y HDR para mejorar la calidad de la imagen.

DisplayPort

Interfaz DisplayPort

DisplayPort es la última interfaz de vídeo en llegar al mercado, y es la más versátil. Su principal ventaja es que es compatible con los puertos USB de tipo-C que se usan en multitud de smartphones, ultrabooks y tarjetas gráficas para PC. Esto significa que puedes tener dos puertos en uno, funcionando como USB y como DisplayPort a la vez.

DisplayPort 1.4 es la versión más actual de esta interfaz. Esta ofrece un ancho de banda máximo de 32,4 Gbit/s, lo que permite una resolución máxima de 8K (7.680 x 4.320 píxeles) a una tasa de refresco de 60 Hz. DisplayPort también permite enviar audio, en este caso un máximo de 8 canales sin compresión a 192 KHz y 24 bits. Al igual que HDMI, soporta DPCP con cifrado AES de 128 bits y protección de contenido mediante HDCP. Tampoco falta soporte para Display Stream Compression (DSC) y HDR.

Las versiones más usadas siguen siendo DisplayPort 1.2 con soporte para una resolución máxima de 2K a 144 Hz, y DisplayPort 1.3 que soporte hasta 4K a 120 Hz u 8K a 30 Hz. Todas las versiones del puerto DisplayPort permiten usar resolución 1080p a 144 Hz.

Existen adaptadores para convertir un tipo de puerto en otro, aunque no son recomendables porque suelen dar problemas en su uso.

Conclusión

Tanto HDMI como DisplayPort son dos magníficas interfaces de vídeo y audio digital, con características muy similares y que apenas se diferencian. La diferencia más significativa es que solo DisplayPort es compatible con USB de tipo-C. DVI ya hace mucho tiempo que se quedo atrás técnicamente, y no puede competir con sus rivales.

Hasta aquí nuestro artículo especial sobre las diferencias entre las conexiones de vídeo DVI, HDMI y DisplayPort, esperamos que te sea de mucha utilidad. Recuerda que puedes dejar un comentario si tienes alguna duda.

Imágenes de Wikipedia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,