Los coches Tesla Model X y Model S se actualizan con nuevos motores

Tesla no es como cualquier otro fabricante de coches. Lo habitual es que los modelos se vayan renovando, cambiando su diseño y equipamiento. Sin embargo, en Tesla llevan muchos años vendiendo los mismos coches. Es cierto que desde el lanzamiento de los Tesla Model X y Model S ha habido pequeños cambios, pero nunca un rediseño completo. Hoy hemos conocido otro “pequeño” cambio en la gama. En realidad se trata de un cambio bastante importante. Y es que la compañía de Elon Musk ha anunciado que ambos modelos reciben un tren motriz rediseñado que aumenta la autonomía sin cambiar las baterías.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Por otro lado, Tesla también ha presentado un nuevo sistema de suspensión adaptable, un nuevo sistema de carga rápida y algunos cambios en componentes internos. Con todo ellos se busca mejorar la autonomía, la aceleración y la comodidad de marcha y conducción. Además, los clientes que ya tengan el coche tendrán a su disposición un nuevo “Ludicrous Mode” para mejorar la aceleración. Vamos a repasar las novedades.

Mayor autonomía sin aumentar el tamaño de las baterías

El Tesla Model 3, a pesar de ser el más económico de la marca, trajo consigo un nuevo diseño de transmisión más eficiente. Ahora este sistema se ha trasladado a los modelos más caros, mejorando así su autonomía sin necesidad de poner baterías más grandes.

nuevos motores Tesla Model X y Tesla Model S mejor autonomía

Para conseguirlo este sistema combina un motor de reluctancia síncrona de imán permanente en la parte delantera para alimentar al coche y regenerar la energía al frenar, con un motor eléctrico de inducción en la parte posterior que se activa cuando se necesita más energía. Además, se ha optimizado la electrónica y se han realizado cambios en la lubricación, refrigeración, cojinetes y diseños de engranajes para lograr una mayor eficiencia.

Esto se traduce en una mejora de más del 10% en autonomía, con mejoras de eficiencia tanto cuando la energía sale de la batería como cuando regresa a través del frenado regenerativo. Si lo transformamos en números, el Tesla Model S Performance tiene una autonomía de unos 590 km. Si aplicamos el aumento que comenta Tesla, los nuevos modelos ofrecerían una autonomía de 650 km.

Carga más rápida y nueva suspensión adaptativa

Junto con el nuevo diseño de la transmisión, los Tesla Model X y Model S reciben un sistema de carga más rápido. Ahora pueden alcanzar 200 kW en los Superchargers V3 y 145 kW en los Superchargers V2.

nuevos motores Tesla Model X y Tesla Model S suspensión

También se ha mejorado el sistema de suspensión neumática con una amortiguación totalmente adaptable. Según Tesla, su software de suspensión utiliza un modelo predictivo para anticipar cómo será necesario ajustar la amortiguación en función de la carretera, la velocidad y otros parámetros del coche. El sistema se adapta constantemente detectando la carretera y ajustándose al comportamiento del conductor, suavizándose automáticamente en carreteras más bacheadas y endureciéndose para una conducción más agresiva.

Para complementar estos cambios, Tesla también ha anunciado nuevos diseños de neumáticos para ciertas variantes. Y cambios en el precio, ya que vuelven a estar disponibles los modelos con autonomía estándar. Además todos los propietarios actuales de un Tesla Model X o un Model S podrán equipar sus vehículos con el Modo Ludicrous sin coste adicional.

Todos estos cambios entran en producción esta semana, así que los nuevos modelos que salgan de la fábrica ya los incluirán. Desde ya se pueden solicitar en la página web de Tesla (al menos en Estados Unidos).

Más información | Tesla

Otras noticias sobre...