Samsung Galaxy S10

Samsung repite estrategia y anuncia, varios días antes de que comience la feria de Barcelona su nuevo buque insignia. Hablamos de su evento unpacked previo al Mobile Worlds Congress, y de la familia Samsung Galaxy S, que vuelve a ampliarse en esta décima ocasión. Y es que ahora son tres los miembros: la versión esencial Samsung Galaxy S10e, el modelo central Samsung Galaxy S10 y el hermano mayor Samsung Galaxy S10+.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Aquí nos centramos en el hermano mediano, que hemos podido tener en las manos durante unos cuantos minutos. El principal de la familia, que incluye las principales novedades de este año, aunque dejando las especificaciones y características más llamativas para el S10+. Puede presumir de pantalla panorámica de 19:9 y resolución QHD+ con 6,1 pulgadas que solo deja un agujero para la cámara frontal. Sin logo ni nada, todo pantalla en el frontal. También cuenta con el último procesador Exynos de la compañía y tres grandes cámaras para cubrir todas las situaciones fotográficas posibles. Y como dato distintivo una buena batería que sirve para cargar otros dispositivos de manera inalámbrica. Pero lo vemos en detalle a continuación. Por cierto, acabamos de saber que llegará el próximo 8 de marzo a un precio de 910 euros.

 

Especificaciones del Samsung Galaxy S10

Pantalla 6,1 pulgadas, QuadHD+ Dynamic Amoled curvada de 19:9
Cámara principal – Dual Pixel 12 MP OIS (Gran angular, f/1.5, f/2.4)

– 12 MP OIS Objetivo telefoto de f/2.4
– 16 MP (ultra gran angular, f/2.2)

Cámara para selfies Dual Pixel 10 MP f/1.9
Memoria interna 128 GB / 512 GB
Ampliación microSD de hasta 512GB
Procesador y memoria RAM Procesador Exynos de ocho núcleos, 8 GB de RAM
Baterí­a 3.400 mAh con carga rápida y carga inalámbrica rápida 2.0
Sistema operativo Android 9/ Samsung ONE UI
Conexiones BT , GPS, LTE CAT.20, USB de tipo C, NFC
SIM 2 x nanoSIM o 1 nanoSIM con microSD
Diseño IP68, acabado en cristal. Gorilla Glass 6 en frontal, Gorilla Glass 5 trasera
Dimensiones 149,9 mm x 70,4 mm x 7,8 mm (157 gramos)
Funciones destacadas Lector de huellas ultrasónico en pantalla, AR Emoji, chip de inteligencia artificial,
Fecha de lanzamiento 8 de marzo
Precio 910 euros

 

Una pantalla con agujero y lector de huellas

Samsung ha pasado por encima del tema muesca o notch sin una edición de sus móviles estrella con esta característica. Han saltado de los marcos finos a los marcos estrechos y los agujeros en pantalla. Es lo que se conoce como Infinity-O Display, que reserva un círculo en la esquina superior derecha de la pantalla para alojar la cámara para selfies. Así se aprovecha a un mayor nivel la proporción de ratio de pantalla sobre el frontal. Solo se deja un marco algo más amplio en la parte inferior.

una pantalla con agujero y lector de huellas

Nuestras sensaciones en unos minutos de uso es que este agujero pasa totalmente desapercibido. Es llamativo al principio, pero al no ocultar información alguna, lo importante sigue siendo lo que queda en el resto de la pantalla de 6,1 pulgadas. Más aún cuando la tecnología es Dynamic AMOLED, la nueva variante de la compañía. Es decir, que cuenta con un brillo de 1.200 nits, un buen contraste con soporte HDR10, colores saturados y menos uso de luz azul. Desde luego las sensaciones son de calidad, pero habrá que ver en un contacto más cercano todos los detalles que es capaz de mostrar esta pantalla y cómo reacciona ante distintas situaciones. De momento promete.

El otro punto clave del panel está bajo el mismo. Y es que, como se rumoreaba, Samsung ha incluido un sensor de huellas, ya que no hay botones ni más espacio en el frontal. Lo llamativo es que es de ultrasonidos, por lo que no escanea la imagen de nuestra huella en dos dimensiones, sino en tres. Una dimensión más no solo implica más seguridad al ser más complejo de copiar nuestra yema, sino también un funcionamiento más eficaz en situaciones como el desbloqueo de pantalla con la huella mojada.

lector de huellas en pantalla

Hemos podido comprobar en este corto tiempo de uso inicial que el sensor lee nuestra huella incluso con la pantalla apagada. Así que el proceso es realmente rápido para acceder al terminal. No tanto como los lectores clásicos, pero sí bastante ágil para lo novedoso de esta tecnología. Aunque habrá que ver si en el día a día este proceso es cómodo, ya que solo hay una zona en la pantalla disponible para esta lectura de huella.

Por cierto, entra en juego la lectura de huella en pantalla pero sale de la ecuación la lectura de iris. Ahora el móvil solo permite usar como segunda medida de seguridad el reconocimiento facial, que es menos seguro que el reconocimiento de iris y la huella.

dynamic AMOLED

Cuatro cámaras, mucho bokeh y algo de IA

Estar en medio de la nueva familia de Galaxy S10 también le hace tener un número medio de objetivos. Concretamente cuatro. Tres cámaras por detrás y una por delante en el agujero del panel. La idea es similar a lo visto en el Galaxy A9, tratando de servir al usuario en cualquier situación fotográfica que se preste. Da igual si hay muchas o pocas personas en una foto, o se quiere retratar una escena amplia o un detalle lejano. Cada objetivo tiene su misión.

diseño

En la parte trasera hay un gran angular con una visión de 77 grados. El sensor es de 12 megapíxeles con tecnología Dual Pixel y apertura dual que va desde f/1.5 hasta f/2.4. Además cuenta con autoenfoque y estabilizador óptico de imagen. Es la cámara principal del terminal y vale para cualquier uso medio. Pero también cuenta con un segundo sensor de 16 megapíxeles que tiene un objetivo de tipo ultra gran angular con una visión de 123 grados. Su apertura es de f/2.2 y la idea de su uso es para retratar bastas escenas, donde caben más elementos en la imagen. Por último hay un teleobjetivo con un zoom óptico 2X. También cuenta con estabilizador de imagen, y su apertura es de f/2.4. Es capaz de mostrar 45 grados de visión. Su misión es detallar escenas lejanas.

cuatro cámaras

De momento no hemos podido comprobar los resultados fotográficos, pero sabiendo que se trata de los mismos sensores que lo visto en el Samsung Galaxy Note 9, todo se antoja vistoso, colorido y de calidad. Pero tendremos una opinión más construida tras probarlo en detalle. Al igual que la cámara para selfies, que es de 10 megapíxeles con autoenfoque y apertura f/1.9. Sobre el papel y en esta prueba rápida se muestra detallada, pero probaremos cómo es su calidad de vídeo 4K y los resultados que ofrece tener la tecnología Dual Pixel también en el frontal.

Lo interesante del apartado fotográfico son los extras que ofrece. Además de cubrir cualquier escena, Samsung ha ampliado las posibilidades introduciendo un chip neuronal o NPU. Con él pueden reconocerse las escenas que se están enfocando para detectar elementos como ropas, caras, gente, animales, comida, plantas… un total de 30 escenas (10 más que en el Note 9) a las que aplicar filtros concretos para conseguir una imagen más resultona. O para comparar con miles de fotos en un par de segundos y recibir sugerencias de reencuadre más artísticos.

live focus

Por cierto que la Inteligencia Artificial también se dejará ver en el uso y gestión de las aplicaciones. Al parecer el móvil estudiará nuestros hábitos para precargar aplicaciones o usar al asistente Bixby (por fin en castellano) en nuestro favor, antes de que lo necesitemos. Aunque de momento no hemos podido ver esto en movimiento.

En el vídeo la cosa también mejora dentro de este Samsung Galaxy S10. Hemos podido probar que junto al estabilizador óptico de imagen también hay una parte de software que trata de reducir al mínimo los temblores. Habrá que probar en detalle, pero el resultado promete hacer que nos olvidemos del palo estabilizador en casa.

Inteligencia Artificial

Y por supuesto hay nuevas características con el modo retrato de Samsung o live focus. Ahora no solo se detecta mejor al protagonista y se logra un buen desenfoque, sino que, después de tomar la captura, podemos cambiar el estilo de este emborronado. O incluso eliminar el color de la escena y dejar solo al sujeto protagonista a todo color.

Batería para dar y compartir

Otro de los puntos clave en este Samsung Galaxy S10 es su batería. Sobre el papel no sorprende demasiado para ser un tope de gama, ya que cuenta con una batería de 3.400 mAh. Lo curioso son sus posibilidades extra. Y es que además de tener carga rápida e inalámbrica de 15 watios, también cuenta con carga inversa de 9 watios. Es decir, que puedes usar la carga de tu móvil para dar vida a otros aparatos. Sin necesidad de tener el móvil conectado a la corriente.

batería para dar y compartir

Solo hay que usar la parte trasera del Samsung Galaxy S10 como alfombrilla de carga para tus Galaxy Buds, auriculares, móviles o gadgets que soporten carga inalámbrica. De esta manera compartirás esos 3.400 mAh con otros aparatos si lo necesitas.

Primeras impresiones

Las primeras impresiones, con el terminal en mano, son realmente buenas. Gran pantalla, gran tacto y potencia a raudales. Un móvil que ahora cubre cualquier necesidad fotográfica y que además incluye algo tan curioso (habrá que ver si también práctico) como compartir la batería. Eso sí, todo esto tiene un precio.

primeras impresiones

Sobre el papel todo pinta bien, aunque no hay novedades que no hayan ofrecido otras compañías ya. Eso sí, en el caso del Samsung Galaxy S10 más maduras, con mejores acabados y más calidad. ¿Habrán dado en el clavo? No juzgaremos del todo hasta que no haya pasado más tiempo por nuestras manos. Su precio se sitúa en los 910 euros, y no hay que esperar mucho a que llegue a las tiendas españolas: el 8 de marzo.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,