Las claves del diseño resistente de los móviles LG

Los móviles actuales son casi obras de arte. Cuerpos de cristal y metal, marcos metálicos brillantes, pantallas con acabos curvados y bordes redondeados. Todo ello contribuye a que nuestro móvil luzca muy bonito, pero también a que sea más frágil. Por ello, fabricantes como LG han decidido someter a la mayoría de sus terminales a pruebas de resistencia muy exigentes antes de lanzarlos al mercado. Y no solo al LG V30, su actual tope de gama, también a los móviles LG de gama media.

Muchos de nosotros somos muy cuidadosos con nuestro móvil. Yo, por ejemplo, no suelo dejar el móvil en una superficie que me inspire la más mínima desconfianza. Si veo que se puede estropear la trasera del móvil, no lo dejo.

Es cierto que podemos utilizar fundas, pero gastarse mucho dinero en un móvil y luego no poder lucirlo es algo contradictorio. Por eso, aunque sea algo a lo que de normal no hacemos demasiado caso, es bueno saber que algunos fabricantes se preocupan por la resistencia de nuestros terminales.

Resistencia al agua y al polvo

claves diseño resistente móviles LG agua y polvo

Lo mínimo que debemos pedirle a un móvil de gama alta hoy en día es que sea resistente al agua y al polvo. ¿Cómo sabemos si lo es o no? Repasando si cuenta con algún tipo de certificación IPX (X es el número).

Los actuales móviles de gama alta suelen incluir certificación IP68. El primer número muestra el grado de protección contra el polvo. El 6 es el grado máximo y asegura que el móvil está protegido contra la penetración del polvo en el dispositivo.

Por otro lado, el segundo número indica el grado de protección contra el agua. El 8 indica que el terminal está protegido incluso contra la inmersión. Sin embargo, es el fabricante el que tiene que fijar unos valores de profundidad y tiempo de inmersión.

Estos deben ser superiores a los del grado 7, que marca que el dispositivo debe aguantar la inmersión completa a una profundidad máxima de 1 metro, durante 30 minutos, sin que le entre agua.

claves diseño resistente móviles LG inmersión

El LG V30, por ejemplo, cuenta con certificación IP68. Es decir, está protegido contra el polvo y es capaz de resistir una inmersión en agua con, como mínimo, una profundidad de 1 metro durante 30 minutos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos valores se prueban en un entorno controlado. No contaría, por ejemplo, el agua salada del mar o el agua con cloro de la piscina, ya que pueden ser elementos corrosivos. Es decir, no debemos pensar que estamos ante un móvil sumergible. Pero sí nos valdrá para saber que, si sufrimos un percance, el móvil estará a salvo.

LG quiere más

Pero LG va un paso más allá. Además de incluir la certificación IP68 en sus móviles de gama alta, quiere que los usuarios que se decidan por sus terminales estén protegidos ante otros imprevistos.

claves diseño resistente móviles LG militar

Por ello, el fabricante somete a muchos de sus dispositivos al US Military Standard Drop Test. Se trata de uno de los test de resistencia más duros. Este somete a los terminales a pruebas de construcción y diseño en condiciones límite.

De las 28 pruebas que forman el test, el LG V30 superó 14 de estas pruebas. Esto le convierte en uno de los pocos móviles del mercado con esta certificación.

Entre las pruebas que superó se encuentran un test de baja presión, de altas temperaturas, bajas temperaturas también, radiación solar, lluvia, sal, arena, polvo e inmersión. Y, por supuesto, un test de caídas, que mide la resistencia a impactos del móvil.

Por último, como comentábamos antes, no solo los móviles LG de gama alta pasan estos test. También algunos de gama media, como el LG Q6 lo han superado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.