¿Qué fue de las Google Glass, las gafas de Google?

La revista Time las nombró como uno de los mejores inventos del año, hasta Los Simpson le dedicaron un episodio. Pero, pese a su fama mundial, las Google Glass no han logrado convertirse en lo que los de Mountain View pretendían. No han llegado a ser ningún fenómeno en ventas ni tampoco uno de los productos tecnológicos más importantes del siglo XXI. Pero, ¿qué ocurrió? ¿Cuál fue el motivo de que estas gafas inteligentes no llegaran a calar en la sociedad? Podemos decir que su precio y la amenaza de la privacidad han sido dos de los detonantes más importantes.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Las Google Glass nacieron en el laboratorio más arriesgado de la compañía, donde también se han estado desarrollando algunas de sus propuestas más atrevidas, como el Google Car. La primera edición de estas gafas se pusieron a la venta para desarrolladores en abril de 2013 a un precio de unos 1.200 euros al cambio más impuestos. Un año más tarde también se lanzaron en Reino Unido por 1.000 euros con la posibilidad de adquirirlas en varios colores. Lo cierto es que no se tardó mucho en comprobar que las Google Glass no habían sido una buena idea. En enero de 2015, Google decidido dejar de venderlas a gran escala. La compañía no dio razones, pero no hacía falta. Como decimos, el precio y la privacidad fueron dos de las consecuencias. También se habló de una corta duración de la batería, un punto importante en este tipo de dispositivos inteligentes.

Google Glass

Las Google Glass y la privacidad

A simple vista, las Google Glass llaman la atención. Parecen ligeras y, sobre todo, tienen un aspecto futurista sin perder ni un ápice de modernidad. Pero no son unas gafas normales y corrientes. Son capaces de dar información de personas anónimas que pasan por la calle o, incluso, grabar vídeos o capturar fotos sin que nadie lo sepa. Esto rápidamente abrió un intenso debate y los defensores de la privacidad se echaron las manos a la cabeza. De hecho, en junio de 2013, diez reguladores de privacidad de todo el mundo, entre los que estaba la Comisión Europea, pidieron a Google más información sobre la forma en que cumpliría con sus leyes de protección. La compañía argumentó en su momento que entre sus planes no estaba el de modificar su política de privacidad para hacer frente a las preocupaciones específicas de algunos legisladores. Fue la crónica de una muerte anunciada.

Google Glass Enterprise Edition

Pese a su retirada del mercado, Google nunca tuvo la intención de abandonar del todo este proyecto. De hecho el pasado verano, Alphabet, el grupo empresarial de Google, decidió darle una nueva oportunidad. La idea principal partió de la base de que lo que no pudo triunfar en el mercado de masas no implica que no pueda hacerlo entre empresas de medio mundo. Así fue como nacieron las Google Glass Enterprise Edition, con mejoras a nivel de diseño y software que sus antecesoras. Y un modelo más ligero para aquellos que necesiten llevarlas durante más tiempo. Su precio parte de los 2.000 euros, por lo que estamos hablando de que sigue siendo bastante alto.

Gafas Google

En un principio, empresas estadounidenses como DHL y Dignity Health empezaron a usarlas en sus oficinas. Básicamente, están pensadas para entornos laborales en los que se maneja la contabilidad, para consultas médicas o logística. El principal objetivo es ayudar a los empleados en sus tareas del día a día. Es cierto que este producto cobra más sentido en  empresas, aunque de momento está por ver cuál será su impacto de aquí a los próximos años.

Hay que señalar que la española Streye es una de las dos únicas compañías europeas con licencia de distribución. Además, Streye también vende el dispositivo a particulares. El precio del modelo básico es de 1.500 euros aproximadamente, muy parecido al de aquella primera “edición explorador”.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... ,