HP Envy 13, probamos este portátil de diseño y buenas prestaciones

HP es un gigante que desde hace un tiempo trata de huir de la imagen de una compañí­a fiable pero anclada en el pasado. Desde la escisión de la empresa en dos (una orientada a la fabricación de dispositivos y la otra orientada al mundo de empresa) la parte dedicada a fabricar portátiles se ha puesto las pilas para hacer diseños más modernos y rompedores. El HP Envy 13 es uno de los modelos que mejor recoge esta evolución. Este ultrabook para ocio y multimedia enamora desde el primer instante. Nada más abrirlo, me quedó la sensación de estar ante algo diferente. Una sensación que no es fácil provocar a estas alturas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Este modelo viene reforzado por un procesador Intel Core i7 de octava generación, 500 GB de memoria SSD (algo nada habitual en un equipo por debajo de los 1.500 euros) y una pantalla de 13,3 pulgadas con Full HD. Como es habitual, no todo son luces en este portátil, como por ejemplo la poca versatilidad de la posición de la pantalla o su peso de 1,38 kilos, por debajo de ultrabooks como el Acer Swift 7 (1,1 kilos y 14 pulgadas de pantalla) o el LG Gram (980 gramos para 14 pulgadas). Algo que tener en cuenta si buscas un portátil lo más ligero posible. Pero esta no es su batalla, y sinceramente no nos parece un punto determinante después de haberlo usado habitualmente durante unas semanas. Con todo, el HP Envy 13 se dispara hasta los 1.200 euros en su configuración más potente, aunque puedes encontrarlo en su versión más básica por menos de 800 euros. Nosotros hemos pedido probar la versión más avanzada, te contamos nuestras impresiones tras probarlo.

Ficha técnica del HP Envy 13

Pantalla WLED 13 pulgadas con resolución Full HD (1920 x 1080 pí­xeles)
Procesador Intel Core i5-7200U Dual-core a 2,5 GHz ó Intel Core i7-7500U
Memoria RAM 8 GB
Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce MX150 con 2 GB dedicados
Unidad de DVD No
Almacenamiento 128 GB /256 GB/512 GB en SSD PCIe
Baterí­a 53,6 Wh (en torno a 5 horas de uso continuo)
Sistema operativo Windows 10 Home
Conexiones WLAN 802.11ac, Bluetooth 4.2
Puertos 2 x USB 3.0. 2 x USB tipo C, Ranura para tarjetas microSD
Colores Oro
Dimensiones 305 x 215 x 13,9 mm, 1.320 gramos
Funciones destacadas HP Orbit, HP Coolsense, Altavoces Bang&Olufsen
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio Desde 800 euros (1200 euros la versión probada)

 

HP Envy 13 aspecto

Un diseño que enamora

Hay que reconocerlo. El HP Envy 13 es un portátil que encandila desde el primer contacto. Tiene ese raro efecto “quiero tenerlo” que provocan unos pocos gadgets tecnológicos, y además es capaz de diferenciarse del resto de sus competidores con una marca tan personal como única. Y es que el Envy 13 es “otra cosa”, algo realmente complicado en el campo de portátiles en los que hay muchas propuestas pero no tantos elementos diferenciales (algo que ocurre también con los smartphones hoy en dí­a).

Esta sensación comienza por su color, en un dorado viejo que llama mucho la atención. El color no solo se encuentra en la carcasa. También llega a la parte interna a lo largo de todo el teclado. La única zona que no es de este color es la del panel, que mantiene el negro brillante en los marcos con un logo en plateado de HP. La zona de altavoz de Bang&Olufsen es una franja que recorre toda la parte superior del teclado y que queda integrada en el diseño de un modo excelente, de forma que en vez de restarle atractivo al equipo o estar medio oculto se lo suma y está muy presente en todo momento.

HP Envy 13 altavoz

¿Y qué hay de la calidad? Para ser un portátil, sobresaliente. Lo cierto es que la experiencia de audio es muy ní­tida y alcanza bastante potencia. El tener repartido el altavoz en toda una franja de lado a lado del portátil permite crear cierta experiencia envolvente. Sin olvidar que hablamos de un portátil con sus limitaciones lógicas, es un verdadero acierto.

No hay elementos que desentonan en el equipo. Ni siquiera las conexiones, que se reparten a ambos lados de forma casi simétrica y que no rompen el diseño. Esta idea de no romper el diseño tiene una contrapartida negativa. No encontramos entre sus conexiones un puerto HDMI o un DisplayPort, por lo que tendremos que echar mano de un conversor de USB tipo C a HDMI o DisplayPort. Hablando de USB tipo C, tenemos dos puertos de este tipo y dos puertos USB de tamaño normal. Se agradece que se hayan mantenido dos de estas conexiones para poder conectar el móvil, ratones, memorias USB… Las conexiones se completan con una ranura para tarjetas microSD, una ranura para auriculares y el puerto de carga.

Lo que sí­ nos ha llamado mucho la atención es que no se haya optado por uno de los puertos USB de tipo C para la carga, como vemos ya en otros modelos como el HP EliteBook x360 1020 G2 o el Toshiba Portégé X30.

Uno de los principales peros que he encontrado en el diseño del HP Envy 13 es la inclinación máxima de la pantalla. No está mal, pero ya me he acostumbrado a la versatilidad de muchos ultrabooks actuales que permiten plegar el panel hasta cerca de los 90 grados o los 90 (y no hablo ya de los portátiles con pantalla giratoria). Uno de los aciertos que tiene este equipo es un sistema de bisagras que también funciona como base para elevar ligeramente el portátil al apoyarlo sobre una superficie. Eso facilita tanto la dispersión del calor como el tecleo.

HP Envy 13 bisagra

Como adelantábamos antes, no se trata de un portátil especialmente ligero para lo que estamos acostumbrados en los últimos tiempos. Su peso de 1,38 kilos añade unos gramos más, pero está perfectamente explicado por la presencia de elementos como una tarjeta gráfica dedicada, algo a lo que suelen renunciar los ultrabooks. A nivel de manejo, no me parece un problema y resulta fácil de transportar a cualquier parte.

HP Envy 13 teclado

Teclado correcto pero no excelente

El teclado de este portátil es bueno, pero está lejos de la excelencia de los de EliteBook a mi entender. Precisamente, ese es su principal hándicap. Vivir a la sombra de los teclados de los portátiles profesionales de HP. En esta comparación sale claramente perdedor, pero fuera de ello es un teclado bastante cómodo con una buena separación entre las teclas. Lo que no me convence tanto es la disposición de las teclas en la parte derecha del teclado. Y es que HP se ha decidido a meter las telas de inicio, repag, avpag… a la derecha del todo. Eso cambia la posición de teclas como el intro o el shift, que suelen estar al borde (por ejemplo, en el propio EliteBook x360 1020 G2 que probé hace unas semanas). También arrastra la posición de otras teclas como el acento más a la izquierda de lo que suelo encontrarlas, lo que provoca más de un error hasta que uno se acostumbra.

Lo que sí­ hay que resaltar es la retroiluminación del teclado, en un elegante color violeta que casa muy bien con la elegancia del portátil. También se marcan muy bien las teclas de función, de modo que puedas encontrar la que quieres usar en todo momento. Eso sí­, solo hay un nivel de brillo, mientras que en otros modelos tienes la opción de variar la potencia de las luces LED. No me parece un gran hándicap, pero no está de más mencionarlo.

Buena potencia y memoria

Prueba de memoria HP Envy 13

Aquí­ hay que tener en cuenta las diferencias entre cada configuración. La más básica incorpora un procesador Intel Core i5 y 4 GB de RAM. En principio, una configuración suficiente para un uso estándar del portátil. Personalmente, recomiendo siempre que al menos se llegue hasta los 8 GB de RAM para poder manejar los distintos procesos del ordenador con soltura. Al menos en mi uso no es tan clave el tipo de procesador (si las diferencias no son tan grandes en un uso normal como entre un Intel Core i5 y un i7). En mi caso, he probado la versión más avanzada con procesador Intel Core i7-7500U, junto a 8 GB de RAM.

Un buen conjunto para un portátil que cumple con creces en el dí­a a dí­a. La gran sorpresa llega al introducir también una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce MX150 con 2 GB de memoria dedicada en la versión más avanzada. No es una gráfica muy potente pero se agradece este extra en un portátil de estas caracterí­sticas. En principio, deberí­a bastarnos para jugar a la mayorí­a de juegos modernos sin poner las configuraciones al máximo.

Pero quizás el punto más sobresaliente de este modelo es su memoria interna. Hablamos de un disco de tipo SSD PCIe de hasta 512 GB. El test no deja lugar a dudas, con casi 1.800 MB/s de lectura y 1.000 MB/s de escritura. La velocidad del disco es clave para cargar más rápido el sistema operativo y las aplicaciones, al margen de los propios movimientos de archivos que llevemos a cabo. Sin duda, uno de los grandes atractivos de este Envy 13.

HP Envy 13 lateral

Autonomí­a media

Como suele suceder en estos casos, la autonomí­a “real” del Envy 13 está lejos de los números que da el fabricante. En mis pruebas he podido usarlo entre las cuatro o cinco horas con un uso continuo y el brillo cerca del 80%. Esto te deberí­a dar para dos o tres pelí­culas sin necesidad de buscar el enchufe y lo hace bastante confiable en viajes y desplazamiento. Claro que el tiempo baja de forma considerable en el caso de usarlo directamente para juegos.

HP Envy 13 pantalla

Pantalla brillante y con buena definición

En el campo del panel, nos encontramos ante una pantalla de tipo glossy. No obstante, se ha hecho un buen trabajo y la verdad es que tiene bastantes menos reflejos que otros portátiles que hemos probado. Además, el nivel de brillo que se alcanza es bastante notable, por lo que se puede adaptar bien a distintos entornos como el uso en exteriores. La resolución es Full HD, suficiente a mi entender para este tamaño de pantalla. Las pelí­culas y los ví­deos lucen muy bien, con unos colores bastante vivos. Hay que recordar en este punto que estamos ante un portátil al uso, que no tiene pantalla táctil en ninguna de sus configuraciones. A estas alturas no hay muchos modelos de este rango de precio -fuera de los equipos gaming- que no tengan opción de panel táctil. Pero la verdad es que solo en algún momento muy puntual he echado de menos la presencia de una pantalla de este tipo.

HP Envy 13 trasera

Precio y opiniones

El Envy 13 es uno de los portátiles multimedia más atractivos que he podido probar hasta la fecha. La verdad es que tanto su color dorado como el aspecto general es diferente a otras propuestas del mercado. Eso se combina con una buena pantalla Full HD, una autonomí­a de unas cinco horas de uso continuo o un sistema de audio con factura de Bang&Olufsen que me ha dejado buen sabor de boca. Por el lado contrario, no es un modelo que tenga pantalla táctil y la pantalla no se pliega tanto como en otros modelos. Su precio se mueve entre los 800 y los 1.200 euros, aunque la versión más básica se queda algo justa con solo 4 GB de RAM.

Otras noticias sobre... , ,