Huawei Mate 10, caracterí­sticas, precio y opiniones

En Huawei han sabido apostar duro siempre por su gama Mate. Y lo vuelven a hacer con el Huawei Mate 10. Se trata de sus terminales con pantalla más grande y prestaciones más avanzadas. Tras conseguir un gran terminal en el caso del Huawei Mate 9 del año pasado, en esta ocasión han apostado por dar un giro al aspecto técnico. Llegan tarde con la pantalla sin marcos o FullView, como ellos la llaman, pero son los primeros en dar un importante paso hacia la Inteligencia Artificial dentro del terminal.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Y es que el Huawei Mate 10 llega con un tercer chip o procesador. Así­, al CPU o cerebro habitual del terminal, el más importante, y al GPU, centrado en procesar los datos gráficos, se une el NPU. Es la Unidad de Pensamiento Neuronal, y funciona como el cerebro humano para ayudar a las tareas habituales del terminal de forma más rápida y más eficiente. De hecho, gracias a este NPU el Huawei Mate 10 es 50 veces más eficiente y un 25 por ciento más potente que el Huawei P10.

Pero, por mucha Inteligencia Artificial que se le introduzca, no deja de ser un móvil. Concretamente uno con una pantalla de 5,9 pulgadas tipo FullView o sin apenas marcos. Llega con el procesador o CPU Kirin 970 que Huawei ya presentó en la feria IFA de Berlí­n. Además, para dar más soltura al terminal llega acompañado de 4 GB de memoria RAM y nada menos que 4.000 mAh de baterí­a. Y sí­, Huawei no falta a la tendencia que ellos mismos pusieron de moda con la doble cámara. El terminal sigue apostando por el sistema de un sensor RGB y otro monocromo para conseguir mejores resultados. Todo ello firmado por Leica como aval de calidad fotográfica. Pero lo mejor es que eches un vistazo al resto del artí­culo para conocer nuestras primeras impresiones.

Ficha del Huawei Mate 10

Pantalla 5,9 pulgadas 2K (2560 x 1440 pí­xeles) unos 500 ppp, ratio 16:9 / 730 nits brillo con tecnologí­a HDR10
Cámara principal – Sensor monocromo: 20 megapí­xeles, f/1.6
– Sensor RGB (color): 12 megapí­xeles, f/1.6 con estabilización óptica de imagen
Sensores SUMMILUX
Enfoque 4 en 1 AF hí­brido
Cámara para selfies 8 megapí­xeles, AF, f/1.9
Memoria interna 64 GB
Ampliación microSD
Procesador y memoria RAM Kirin 970 con 4 GB de memoria RAM
Baterí­a 4.000 mAh con carga rápida segura garantizada (58% en 30 min) / 22 horas de reproducción de ví­deo
Sistema operativo Android 8 Oreo / EMUI 8
Conexiones BT 5, GPS, USB de tipo C, NFC, sensor de huellas dactilares, Dual SIM (4G para ambas), LTE Cat 18 (hasta 1Gbps), 3,5 mm jack
SIM nanoSIM (Dual SIM)
Diseño Metal y cristal curvado / IP 53 / Gris titanio, Marrón Moca, Azul medianoche , Rosa dorado, Oro champagne y negro
Dimensiones 150,5 x 77,8 x 7,8 mm
Funciones destacadas NPU, reconocimiento de escenas fotográficas, consejos de uso, reconocimiento de uso del terminal, lector de huellas dactilares
Fecha de lanzamiento 2 de noviembre en España
Precio 700

 

La Inteligencia Artificial del NPU

Hasta el momento, la mayor parte del pensamiento o procesamiento de datos se lleva a cabo en chips. Éstos reciben los estí­mulos de sensores y otros componentes y definen, por ejemplo si lo que ve la cámara es una mesa. Sí­ o no. Sin razonamiento, solo estí­mulos. Pero el cerebro humano es mucho más evolucionado, con una densidad mayor de pensamientos y razonamientos. Y esto es lo que Huawei ha tratado de imitar con su Unidad de Procesamiento Neuronal. En su caso, los mecanismos neuronales identificarí­an el material de la mesa, su aspecto y forma y otros detalles para saber que se trata realmente de una mesa.

Pues bien, sin llegar a semejante capacidad, el Huawei Mate 10 aprovecha esta forma de pensar más propia de humanos que de máquinas para dar el primer paso en la Inteligencia Artificial dentro del móvil. Sin necesidad de contactar con superordenadores a través de Internet para llevar a cabo todos estos cálculos. Cuestiones que permitan reconocer los elementos y mejorar una foto, gestionar mejor la baterí­a o ser más eficaz a la hora de realizar tareas.

¿Un móvil o un robot inteligente?

¿Significa que el Huawei Mate 10 es una máquina cual Terminator T-800? Ni mucho menos. Pero es capaz de reconocer hasta 14 escenas diferentes según el objeto o paisaje captado por la cámara. Lo hace prácticamente al instante y sin suponer una tara para la autonomí­a del terminal gracias a que todo el trabajo lo hace el chip NPU (unidad de procesamiento neuronal). Y lo mismo con las acciones habituales y el consumo de la baterí­a. Lo más interesante es que estos procesos neuronales sí­ aprenden de los hábitos del usuario para recomendar o mejorar la experiencia de uso.

inteligencia artificial

Eso sí­, desde Huawei aseguran que el grueso del procesamiento de datos del usuario se lleva a cabo en el NPU dentro del terminal. Es decir, que se comparte muy poca información con la nube para realizar todas estas tareas más eficientes y efectivas. Ahora solo nos queda probar si de verdad este móvil aprende realmente de nuestros hábitos y consigue resolver de forma más eficiente y eficaz nuestras necesidades como usuario.

Diseño en metal y cristal

Huawei no ha querido que su Huawei Mate 10 llegue al mercado con materiales que no sean Premium. Por ello apuesta por un chasis metálico y cristal para el frontal y la parte trasera. Algo que le da ligereza y resistencia al conjunto. Y es que el cristal es Corning Gorilla. Sus medidas quedan en 150,5 x 77,8 x 7,8 mm. Al tacto resulta ergonómico, ligero y realmente elegante. Eso sí­, su recubrimiento de cristal no lo libra de las huellas y manchas de grasa.

diseño metal y cristal

En el frontal encontramos pocas diferencias respecto al Huawei Mate 9, en cuanto a diseño. Tan solo la reaparición de un botón de inicio en la parte inferior que nos recuerda al Huawei P10. Los cambios en su parte posterior no son tan sutiles. Por un lado desaparece el sensor de huellas en mitad del terminal, que ahora se introduce en el botón de inicio del frontal. Por otro lado se respeta el sistema de doble cámara en vertical junto al flash LED dual y al sistema de enfocado por láser. Lo que sí­ cambia es la decoración de toda esta tecnologí­a, que ahora aparece resaltada por un cambio de color sutil en una franja que recorre el móvil de lado a lado.

Además hay que decir que el Huawei Mate 10 cuenta con certificación IP53, preparado para las salpicaduras y el polvo. Con lo que no es sumergible, pero sí­ puede soportar accidentes con lí­quidos.

Pantalla no infinita

En cuanto a la pantalla nos encontramos con un panel IPS de 5,9 pulgadas de tamaño que recorre el móvil de lado a lado. Aunque no tanto en la vertical. Así­ que mantiene el aspecto de 16:9 clásico, sin integrarse en la nueva moda del todo pantalla por delante. Ahora bien, es un panel muy luminoso con un brillo de 730 nits. Y lo más importante, con una resolución 2K que asegura un alto detalle y definición de los contenidos. Son casi 500 pí­xeles por pulgada de densidad, por lo que es una pantalla para disfrutar con calidad de toda clase de contenidos.

pantalla no infinita

La cámara dual más luminosa

Huawei no decepciona en este apartado. Y es que, tras innovar en cuanto al mercado de la fotografí­a dual, no podí­a faltar a su propia evolución en el Huawei Mate 10. Encontramos dos sensores fotográficos. El monocromo es de 20 megapí­xeles, destinado a capturar detalles como la profundidad y las texturas. El RGB o de color, se queda en los 12 megapí­xeles. Más que suficiente para capturar la información del color. Lo más sorprendente es que estos sensores, ambos, cuentan con una apertura de foco de f/1.6. La más amplia vista en un móvil hasta la fecha. Esto significa conseguir muy buenos resultados en escenas oscuras o con poca luz. Algo que comprobaremos en nuestro análisis pormenorizado.

Por supuesto Leica sigue avalando la calidad fotográfica de esta cámara dual. Eso sí­, solo el sensor RGB cuenta con estabilizador óptico de imagen. Así­ que, a la hora de hacer ví­deos o fotos con mayor nivel de detalle y sin temblores, lo mejor es hacerlo a todo color.

cámara dual luminosa

Cámaras inteligentes

Ahora bien, todo esto toma una nueva dimensión si a la cámara dual le sumamos le sumamos la Inteligencia Artificial que aplica el chip NPU. Gracias al reconocimiento y detección que ofrece este chip, el Huawei Mate 10 puede detectar hasta 14 tipos de escenas diferentes: comida, retrato, paisaje, etc. Elementos con los que sugerirá aplicar uno u otro filtro o caracterí­stica fotográfica para lograr el mejor resultado posible.

Esta inteligencia también se aplica a otros ámbitos fotográficos como el zoom. Y es que el NPU reconoce formas y redefine contornos para conseguir ampliar imágenes. Con ello consigue que luzcan más definidas de lo habitual al aplicar zoom. Y lo mismo con el efecto bokeh o desenfoque. Cuantas más fotos se haga a un rostro o un objeto concreto, más aprenderá el Huawei Mate 10 sus contornos y mejor aplicará este efecto. Además también es una cámara inteligente al predecir el movimiento de un objeto dentro de la escena para conseguir el mejor enfoque posible durante la acción.

Potencia bruta

Ya conocemos de sobra el Kirin 970, el procesador que integra este Huawei Mate 10. Se trata de un chip fabricado en 10 nanómetros, al igual que el Snapdragon 835. Cuenta con una arquitectura de ocho núcleos capaces de correr a 2,4 GHz de velocidad de reloj. Pero lo interesante no es que sea potente y eficiente, sino que cuenta con dos acompañantes. Por un lado el procesador gráfico o GPU Mali G72MP12 de 12 núcleos. Y por otro lado la Unidad de Procesamiento Neuronal o NPU (siglas en inglés).

potencia

Este último chip descarga al procesador principal de algunas de las tareas extra que realiza en otros móviles sin NPU. Algo que se deberí­a de notar en el rendimiento de la baterí­a. Y es que contar con el NPU hace que el Huawei Mate 10 sea 25 veces más potente y 50 veces más eficiente que el Huawei P10. Cuestiones que comprobaremos una vez que probemos a fondo este móvil.

En cuanto al aparatado de memoria, el Huawei Mate 10 llega con 4 GB de memoria RAM para dar soltura al terminal. Es del tipo LPDDR, que es la que permite el procesador Kirin 970. Si atendemos al almacenamiento, se presenta con 64 GB de capacidad. Eso sí­, hay que atender al tipo de memoria, ya que es UFS 2.1, que es más rápida a la hora de leer y escribir datos.

Conectividad avanzada

El Kirin 970 también permite al Huawei Mate 10 conectarse a redes LTE Cat 16. Es decir, el futuro más cercano de las comunicaciones, con redes de hasta 1 Gbps de velocidad. Dicha infraestructura no está implantada aún en España, pero lo estará próximamente. Todo ello con sus cuatro antenas en sistema MIMO. Y aún más, es el primer terminal que ofrece doble tarjeta SIM con velocidad 4G para ambas. ¿Su único problema? Que la versión Dual SIM no llega a España.

conectividad avanzada

EMUI 8 y Android 8

Otro de los puntos en los que se nota la innovación es en la capa de personalización. Huawei ha estado trabajando en desarrollar su EMUI. Y lo ha hecho saltar de la versión 5.1 a la 8 para casar con la versión del sistema operativo Android. En este salto se introducen muchos cambios, entre los que está el soporte para que las aplicaciones de terceros hagan uso del NPU de Huawei Mate 10. Pero también rediseños y fondos de pantalla animados. O la posibilidad de elegir caja de apps o escritorio y el reconocimiento de acciones habituales del usuario. Y es que el aprendizaje profundo de la red neuronal es capaz de anticiparse a las necesidades del usuario.

Otro punto interesante de EMUI 8 es que permite transformar el Huawei Mate 10 en un ordenador. Solo hay que conectar un cable del móvil a un monitor para disponer de un aspecto de escritorio. Con herramientas y multiventana listo para la productividad. Además la conexión por Bluetooth admite teclado y ratón a la vez, sin necesidad de ningún periférico que añada más puertos. Algo que le diferencia del Samsung Galaxy S8 y su Samsung DeX.

huawei mate 10

Por supuesto, Huawei apuesta por introducir la última versión del sistema operativo Android 8.0 Oreo. Y también añade herramientas propias como Microsoft Translator. Una aplicación de traducción que hace uso del chip NPU para transformar el texto impreso en un cartel o papel a nuestro idioma de forma ágil y sin un gran gasto de baterí­a. Todo ello sobre la pantalla del móvil y en tiempo real.

Autonomí­a inteligente

Y cierra un apartado no menos interesante del Huawei Mate 10. La autonomí­a de este terminal no solo está definida por su baterí­a de nada menos que 4.000 mAh. También tiene sus propias virtudes gracias al chip NPU. Y es que el móvil sabe cómo se está haciendo uso de la baterí­a. Con ello trata de mejorar la eficiencia cerrando los procesos que no se utilizan. Si, aun con todo esto, tienes que cargar el móvil antes de lo previsto, Huawei ha explotado la carga rápida para mejorar los tiempos del iPhone 8 Plus. De esta manera, con 30 minutos de carga, el Huawei Mate 10 recupera el 58 por ciento de su capacidad. Además es una carga rápida segura garantizada por TUV Rheinland. Una empresa alemana que certifica que la baterí­a es segura.

autonomí­a

Primeras impresiones

Huuawei ha sabido innovar en su Huawei Mate 10. Su punto fuerte, la Inteligencia Artificial promete llevar a nuevas cotas la eficiencia y la eficacia del terminal. Elementos que tendremos que probar pormenorizadamente. Y es que aún nos sentimos un tanto intrigados por la información que el NPU puede recoger de las fotos que nos sacamos. O del uso que hacemos del terminal. Y ver también si toda esta privacidad procesada neuronalmente no desemboca en meros consejos de uso. O sugerencias que pasen desapercibidas para el usuario.

Desde luego el planteamiento es prometedor y nuestras primeras impresiones con el uso de la cámara han sido satisfactorias. El terminal es realmente fluido y ágil. ¿Será el mejor móvil de la compañí­a China? Pronto podremos afirmarlo.

Otras noticias sobre...