Samsung QLED Q8C, la hemos probado

SELLO-Samsung-QLED-Q8C-65 Premios 2017El Samsung QLED Q8C es el modelo central de la nueva gama de televisores QLED Ultra HD de Samsung. Se sitúa justo entre el modelo insignia, el Q9F, y el modelo de entrada a la gama, el Samsung Q7F (o Q7C). A pesar de su nuevo nombre comercial, la tecnologí­a QLED está basada en un panel de cristal LCD que se ilumina con una luz LED de fondo. Aún así­, la compañí­a ha dado una vuelta de tuerca a su tecnologí­a Quantum Dot para ofrecer un brillo superior de hasta 1.500 nits, capacidad para mostrar el 100% del espacio de color DCI-P3, HDR10+ y certificación Ultra HD Premium.

Junto con toda esta tecnologí­a para conseguir la imagen perfecta, tenemos un diseño de primera. La compañí­a mantiene el concepto de diseño en 360 grados, preocupándose al máximo tanto por la parte delantera como la trasera. La Samsung Q8C cuenta con un acabado metálico muy llamativo y la posibilidad de incluir un nuevo soporte de pared que apenas deja hueco entre el televisor y la pared. También tenemos un nuevo sistema de conexión casi invisible con el One Connect. Incluso un remodelado mando One Remote y una nueva versión de la plataforma Smart TV de Samsung.

El televisor Samsung QLED Q8C está disponible en tres tamaños de pantalla: 55, 65 y 75 pulgadas. Por un lado, el modelo de 55 pulgadas tiene un precio oficial de 3.000 euros. Por otro lado, el modelo de 65 pulgadas sube hasta los 4.000 euros. Y si queremos el modelo de 75 pulgadas tendremos que abonar 6.000 euros. Nosotros hemos tenido ocasión de probar el modelo de 65 pulgadas. ¿Será la tecnologí­a QLED la próxima innovación en televisores, como asegura Samsung, o solo una evolución de la exitosa gama KS SUHD del año pasado? Vamos a intentar averiguarlo.

Ficha técnica Samsung QLED Q8C

Diagonal Disponible en 55, 65 y 75 pulgadas
Resolución y tecnologí­a 4K UHD, HDR 1500, 3200 PQI, Supreme UHD Dimming, Precision Black Pro, Peak Illuminator Pro
Tipo de panel QLED (LCD con iluminación LED)
Procesador Q Engine
Dimensiones 55 pulgadas: 122.53 x 79.02 x 30.08 cm (con soporte)
65 pulgadas: 144.19 x 91.85 x 37.51 cm (con soporte)
75 pulgadas: 166.50 x 104.92 x 43.31 cm (con soporte)
Peso 55 pulgadas: 23.2 kg (con soporte)
65 pulgadas: 30.2 kg (con soporte)
75 pulgadas: 45.2 kg (con soporte)
Soporte Media Luna de Acero Inoxidable, Posibilidad de soporte de pared No Gap
Sistema operativo Tizen OS (rediseñado)
Apps YouTube, Netflix, Wuaki, Plex, Reproductor multimedia, Google Pelí­culas, Juegos, Steam, HBO, Amazon Video, Spotify, TV Plus
Control Mando a distancia One Remote, App móvil
Sonido 4.2 canales con 60W de potencia, compatible con: DTS, Dolby Digital Plus, Multiroom Link y Audio Bluetooth
Conexiones 4 HDMI HDCP2.2, 3 USB, Ethernet, Salida audio digital óptica, Doble sintonizador, CI
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11ac y Bluetooth v.4.1
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 55 pulgadas: 3.000 euros
65 pulgadas: 4.000 euros
75 pulgadas: 6.000 euros

 

Diseño

El año pasado tuvimos ocasión de probar el Samsung UE65KS9000, el tope de gama de la familia SUHD de la compañí­a coreana. Este modelo ya utilizaba el concepto de diseño en 360 grados, cuidando mucho la parte trasera. Así­ que antes de recibir el nuevo televisor pensábamos que no nos iba a sorprender en exceso a nivel de diseño. Nada más lejos de la realidad.

hemos probado Samsung QLED Q8C parte trasera

Samsung ha refinado el diseño utilizando un chasis completamente metálico. La primera impresión al sacar el televisor de la caja y ver la parte trasera fue de “wow”. Nos impactó gratamente ver una carcasa trasera con un elegante diseño en plata que llama poderosamente la atención.

hemos probado Samsung QLED Q8C detalle parte trasera

Como ya ocurrió con los modelos del año pasado, la parte trasera se ha intentado dejar lo más limpia posible. La carcasa tiene un tacto suave, aunque su diseño simula aluminio cepillado. A parte de los cuatro agujeros para el soporte Vesa y las ranuras situadas en la parte superior, tenemos un acabado casi liso. Eso sí­, en la zona inferior hay una franja de unos 6 centí­metros con un color más oscuro.

hemos probado Samsung QLED Q8C marco

En la parte delantera tenemos una pantalla curva con unos marcos prácticamente invisibles. El panel está rodeado por un borde cromado de unos 5 milí­metros de ancho. También tenemos un pequeño borde negro de unos 5 milí­metros alrededor de la imagen.

hemos probado Samsung QLED Q8C reflejos

La pantalla está recubierta por un filtro negro que mejora los reflejos. Es lo que Samsung llama tecnologí­a Ultra Black, que viene complementada con una capa adicional en el interior del panel que reduce todaví­a más los reflejos. Según Samsung, este sistema consigue reducir los reflejos a solo el 1,45%.

Galeria diseño Samsung QLED Q8C

Lo último a destacar en la parte frontal es el logotipo de Samsung. Este está situado en el centro de la parte inferior de la pantalla y está iluminado. Aunque si nos molesta podremos apagarlo desde el menú de configuración.

Soporte

También llama la atención el nuevo soporte que se ha sacado Samsung de la manga. O más bien el sistema que se ha empleado para colocarlo en el televisor. En la parte trasera del panel tenemos una tapa ovalada que esconde los agujeros para atornillar el soporte.

hemos probado Samsung QLED Q8C anclaje

El soporte en si es una media luna fabricada en acero inoxidable con un toque cromado. Esta se une a la parte trasera mediante una especie de brazo que acaba en la zona comentada. El brazo que va por la parte trasera incluye un inteligente sistema para guiar los dos únicos cables que salen del televisor. Además de guiarlos, tendremos una tapa que pondremos sobre el brazo para ocultar por completo los cables.

hemos probado Samsung QLED Q8C tapa cables

Si decidimos utilizar el soporte de sobremesa debemos tener en cuenta que necesitaremos un mí­nimo de 91 centí­metros de ancho y 37 de profundidad. También es bueno saber que el soporte levanta el panel unos 11 centí­metros.

hemos probado Samsung QLED Q8C soportes

Si la peana básica no se acopla a nuestras necesidades, Samsung nos ofrece otras tres opciones. Por un lado tenemos la Peana Studio, una especie de caballete para colocar el televisor directamente en el suelo. Por otro lado, la Peana Tower, un soporte muy elegante con forma cilí­ndrica que encaja a la perfección con el diseño de la Samsung QLED Q8C.

Sin embargo, el soporte que más llama la atención es el nuevo soporte de pared “No-Gap”. Como podéis ver en el ví­deo, Samsung ha desarrollado un nuevo soporte de pared que se instala fácilmente y permite colocar el televisor muy pegado a la pared.

Mediante una plantilla colocaremos el pequeño soporte que va anclado en la pared. Una vez puesto, en el televisor solo tendremos que acoplar una pequeña placa metálica, que va introducida en el mismo hueco donde ponemos la peana. Y ya está, una vez hecho esto solo tendremos que colgar el televisor con un pequeño movimiento.

Calidad de imagen: Pantalla QLED

Un diseño de primera es importante, pero al final lo que la mayorí­a buscamos en un televisor es que se vea lo mejor posible. Antes de pasar a comprobar cómo se ve el televisor con contenido real, vale la pena saber qué tenemos bajo el capó.

Como comentábamos al principio, la tecnologí­a QLED está basada en un panel de cristal LCD que se ilumina con un sistema Edge LED colocado en la parte inferior. Sin embargo, Samsung le ha dado una vuelta de tuerca a su tecnologí­a Quantum Dot para aumentar el brillo y mejorar la reproducción de color.

Además, la compañí­a ha mejorado los puntos cuánticos con un revestimiento metálico que protege el núcleo. Los nuevos puntos cuánticos mantienen mejor las propiedades del color y aumentan el brillo hasta un 15%.

Como resultado tenemos un panel capaz de alcanzar un brillo con picos entre 1.500 y 2.000 nits. También permiten que el televisor sea capaz de reproducir el 100% del volumen de color con cualquier nivel de brillo. Y, por último, mejora los ángulos de visión, evitando la distorsión de los colores si vemos el televisor de lado.

hemos probado Samsung QLED Q8C ángulos de visión

Aunque sin duda la gran novedad de los televisores QLED son los nuevos Quantum Dot, estos no están solos. Al igual que el año pasado tenemos un panel de 10bit y los sistemas Precision Black Pro, Peak Illuminator Pro y Ultra Black. Todos ellos se combinan para conseguir unos negros más profundos y una mayor eficiencia energética.

Y controlando todos estos sistemas tenemos el nuevo procesador Q Engine. Este nuevo chip es, según Samsung, un 30% más rápido que el de los modelos del año pasado. Si a esto le sumamos unos nuevos algoritmos de procesado de imagen más eficientes, tenemos una calidad de imagen superior en cualquier fuente.

La combinación de toda esta tecnologí­a ha conseguido que los nuevos televisores QLED de Samsung tengan la certificación Ultra HD Premium de la UHD Alliance.

Además soportan los formatos HDR10+ y HLG.  El HDR10+ es una nueva versión del sistema HDR10 que mejora la experiencia HDR. En teorí­a, pronto veremos este formato en servicios como Amazon Video. Por otro lado, HLG es el nuevo estándar HDR desarrollado para la televisión emitida a través de antena.

Calidad de imagen: Prueba con contenido

Perfecto, ya conocemos toda la tecnologí­a que esconde el Samsung QLED Q8C. Pero, ¿se nota a la hora de ver las imágenes en el televisor? Vamos a comprobarlo.

hemos probado Samsung QLED Q8C HDMI UHD

Pero antes, vamos a repasar las opciones de configuración de la imagen que nos proporciona el televisor. Samsung ha decidido hacer algunos cambios en su sistema de menús respecto al año pasado. El Modo Juego y el HDMI UHD Color se han movido al menú General – Administrador de dispositivos externos.

hemos probado Samsung QLED Q8C modos de imagen

El televisor ofrece 4 modos de imagen para elegir: estándar, dinámico, natural y pelí­cula. Como casi siempre, recomendamos utilizar el modo Pelí­cula y configurar la imagen a partir de él. Tendremos que dedicarle unos minutos a calibrar la imagen, ya que Samsung tiende a dejar activados casi todos los ‘sistemas de ayuda’ de la imagen. Si queremos conseguir una imagen cinematográfica, lo mejor es desactivarlos.

hemos probado Samsung QLED Q8C HDR

Cuando el Samsung QLED Q8C detecta una señal HDR se ajusta automáticamente. Notaremos que sube la luz de fondo al máximo y la atenuación local pasa a alto. Esto se hace para que el efecto del HDR sea más pronunciado.

Ahora que ya tenemos la televisión configurada a nuestro gusto, vamos a ver qué tal se comporta en el uso real. Es casi inevitable que lo primero que veamos al instalar la televisión sea la TDT, así­ que empezaremos por ella.

TDT

La calidad de imagen general de nuestra TDT es bastante mala. Solo algunas producciones propias en los canales HD se salvan. Aún así­, el Samsung QLED Q8C hace un gran trabajo de procesado. El Q Engine trabaja al máximo para conseguir mostrar una imagen decente incluso en canales SD. Y la verdad es que, sin hacer milagros, consigue salvar los muebles.

La calidad de imagen en canales tanto SD como HD de la TDT es más que aceptable. Y eso que nuestra unidad de pruebas era de 65 pulgadas, un tamaño en el que todaví­a se acusa más la falta de calidad de la señal. Aún así­ no hemos visto pí­xeles del tamaño de una galleta como en otros modelos de televisor.

Blu-Ray y archivos HD

Es a partir de aquí­ cuando el Samsung QLED Q8C puede brillar realmente. Probamos algunos Blu-Ray de referencia y conseguimos imágenes muy detalladas y de gran calidad. En pelí­culas con muchos colores, como las de animación, este televisor se maneja como pez en el agua. Ofrece colores muy vivos y llamativos, con una calidad de imagen fantástica.

Lo mismo ocurre con escenas más oscuras, como las del principio de Star Wars Episodio VII. El televisor se comporta de una forma excelente, ofreciendo unos negros profundos y detallados en todas las escenas.

En realidad solo lo hemos visto sufrir en algunas escenas muy concretas en las que tenemos un punto brillante en el centro de la pantalla. También en pelí­culas que no ocupan toda la pantalla, donde las bandas negras tienden a ser más de un gris oscuro. Es algo casi imposible de solucionar en un televisor con iluminación Edge LED.

Blu-Ray UHD 4K HDR

Una de las caracterí­sticas estrella de la gama QLED de Samsung es su brillo. La compañí­a ha promocionado insistentemente el término HDR1500, lo cual indica que su panel es capaz de llegar a 1.500 nits.

Esto significa que, sobre el papel, el Samsung QLED Q8C deberí­a brillar al reproducir imágenes HDR. Y, en general, así­ ha sido. En pelí­culas más coloridas y brillantes hemos visto algunas imágenes realmente impresionantes. Incluso en pelí­culas más oscuras, como Pacific Rim, se producen algunos destellos con máxima luminosidad que dejan con la boca abierta.

Sin embargo, volvemos a tener el mismo problema que comentábamos antes. Cuando estamos ante una imagen con un fondo oscuro y un objeto brillante, el sistema de atenuación local hace de las suyas. ¡Ojo!, es un efecto que muchos usuarios ni siquiera notarán, pero sí­ los más exigentes.

hemos probado Samsung QLED Q8C imagen

En cuanto a los ángulos de visión, el Samsung QLED Q8C mejora a los televisores SUHD del año pasado, de eso no hay duda. Sin embargo, todaví­a tenemos una caí­da de contraste y rendimiento del color si nos movemos del eje más allá de unos 40-45 grados. Aún así­, el Q8C sigue siendo uno de los mejores televisores LED en este aspecto.

En resumen, el Samsung QLED Q8C ofrece una calidad de imagen excepcional en la mayorí­a de situaciones. Nos ha sorprendido gratamente el escalado que hace el procesador, mejorando considerablemente las imágenes de baja resolución.

Calidad de sonido

Este año hemos visto algunas propuestas muy interesantes en cuanto al sonido de los televisores de gama alta. Sin embargo, casi todas estaban implementadas con algún módulo exterior, generalmente en forma de barra de sonido. Pero Samsung ha preferido dar prioridad al diseño y se ha ‘conformado’ con unos altavoces integrados.

hemos probado Samsung QLED Q8C Modos de sonido

A pesar de ello, el Samsung QLED Q8C ofrece un sonido de bastante calidad. El televisor cuenta con un sistema de 4.2 canales que alcanza una potencia máxima de 60W. A nivel práctico esto se traduce en que tendremos un sonido bastante fuerte sin distorsión.

Sin duda el tamaño del modelo que hemos probado ayudó a conseguir una mejor separación entre canales y una mayor amplitud. Además el televisor ofrece tres modos de sonido: Estándar, Optimizado y Amplificar. El Optimizado aporta algo más de contundencia y el modo Amplificar amplifica el canal central para conseguir unos diálogos más ní­tidos.

Aún así­, si invertimos en el Samsung QLED Q8C, lo mejor es que nos hagamos, al menos, en una buena barra de sonido.

El Smart TV de Samsung se pone guapo

hemos probado Samsung QLED Q8C smart hub

Samsung sigue utilizando Tizen como sistema Smart TV, pero ha realizado algunos cambios. La barra principal (Smart Hub) y todos los menús han sido rediseñados para adaptarlos al estilo de diseño de los QLED. Ahora tenemos un Smart Hub más claro, en color casi blanco.

El funcionamiento es el mismo. Tenemos una barra de lanzamiento en la que podemos colocar las aplicaciones que más utilicemos. Por otro lado, tendremos un apartado de Apps con el que podremos acceder al resto. El Smart Hub lo podemos organizar a nuestro gusto, ya que podemos mover los iconos de las aplicaciones y quitar los que no nos interesen.

hemos probado Samsung QLED Q8C smart hub netflix

Al pasar por encima de la mayorí­a de iconos, tendremos un ‘segundo piso’ en el Smart Hub con el que podremos acceder directamente al contenido. Por ejemplo, si pasamos por encima del icono de Netflix en la parte superior tendremos acceso a continuar con lo último que estábamos viendo.

Además tendremos disponible casi cualquier aplicación que necesitemos. Ser la compañí­a que más televisores vende tiene sus ventajas, y una de ellas es conseguir primero los acuerdos de colaboración. Por eso el sistema Tizen siempre es un acierto si buscamos la mejor experiencia Smart TV.

hemos probado Samsung QLED Q8C smart hub apps

El Samsung QLED Q8C ofrece mucho más que las aplicaciones habituales, como Netflix, YouTube, Amazon Video o Wuaki TV. Por ejemplo, tenemos disponibles todas las aplicaciones de los canales de la TDT, como A3Player, MiTele o RTVE. Pero también algunas exclusivas de Samsung, como la aplicación de HBO o GameFly.

Y si lo nuestro es jugar, desde hace solo unas semanas está disponible la aplicación Steam. Con esta app podemos hacer streaming desde el ordenador a nuestro televisor y jugar en pantalla grande. De momento esto solo lo tenemos en el sistema Smart TV de Samsung.

hemos probado Samsung QLED Q8C smart hub juegos

Además de las aplicaciones comentadas, el Samsung QLED Q8C cuenta con un reproductor multimedia muy efectivo. también tenemos una EPG muy útil y con buen diseño.

Uno puede pensar que un sistema tan completo podrí­a dar algún problema de rendimiento. Pero en este caso no es así­. El procesador de cuatro núcleos que incluye el televisor mantiene un funcionamiento fluido en todas las aplicaciones. Además permite un encendido del televisor prácticamente instantáneo.

One Connect y One Remote, la pareja perfecta

Acompañando a este televisor tenemos dos dispositivos que ya conocimos el año pasado, pero que este año lucen mejor que nunca. El primero es la caja de conexiones One Connect. Como habréis podido apreciar en el apartado de diseño, en ningún momento hemos mencionado nada sobre las conexiones. Esto se debe a que no están incluidas en el panel. En la parte trasera del televisor solo tendremos el cable de alimentación y el cable que va al One Connect.

hemos probado Samsung QLED Q8C cable fibra one connect

Este último no es un cable cualquiera. En su afán por conseguir un diseño casi sin cables, Samsung ha desarrollado un cable de fibra óptica de color blanco (casi transparente) y muy delgado para conectar el televisor con la caja One Connect. El cable viene enrollado en un práctico tubo para su protección y tiene 5 metros de longitud. Es decir, ya no será necesario tener todos nuestros dispositivos colocados bajo el televisor.

Este año todos los puertos que tiene el televisor se han movido al One Connect. La cual, por cierto, es ahora más grande. Además, el modelo de este año cuenta con alimentación propia, mientras que el modelo del año pasado se alimentaba a través del televisor. La caja sigue siendo negra con un acabado de aluminio cepillado y no tiene ventiladores en su interior, así­ que no hace ruido alguno.

hemos probado Samsung QLED Q8C one connect

En cuanto a conexiones, tenemos 4 entradas HDMI 2.0 con soporte 4K a 60p, HDR y HDCP 2.2. También incluye tres puertos USB, un doble sintonizador y conexión Ethernet. Y si no podéis conectar el televisor por cable no os preocupéis, porque el Samsung QLED Q8C incluye conectividad WiFi.

El segundo elemento que acompaña al televisor es el One Remote. El minimalista control remoto de Samsung es ahora más ligero y más elegante. El nuevo mando luce un precioso acabado metálico que acompaña a la perfección al televisor. El diseño de los botones es el mismo que el del año pasado e incluye un micrófono para el control por voz.

Los botones se han reducido al máximo. Tenemos un gran cí­rculo para movernos por los menús con un botón central para seleccionar las opciones. Justo debajo están los botones de play/pausa, Home y atrás. Y bajo ellos dos curiosos botones alargados que controlan el volumen y los canales. Estos podemos moverlos arriba y abajo o pulsar sobre ellos para Mute y EPG.

Sobre el cí­rculo central encontramos dos botones que nos abrirán los menús de números y colores. Y en el centro el botón para el control por voz.

En la parte posterior del mando hay un botón negro que abre el mando a distancia de una forma muy ‘molona’ que nos ha recordado a aquellos teléfonos Nokia de Matrix. Un sistema que hace que el cambio de pilas sea bastante sencillo.

hemos probado Samsung QLED Q8C identificación dispositivos

Además de lucir un bonito diseño, el One Remote también sirve como control remoto universal. Cuando conectamos un dispositivo al One Connect del Samsung QLED Q8C a través de HDMI, el televisor identifica automáticamente el dispositivo y lo configura en el Smart Hub. Es decir, ya no tendremos que saber qué HDMI tiene qué dispositivo, ya que veremos en la pantalla el nombre del mismo (Blu-Ray, PlayStation, etc).

A parte de identificarlo en el Smart Hub, el televisor carga los códigos de control para poder utilizar el One Remote para controlar el dispositivo que hemos conectado.

hemos probado Samsung QLED Q8C configuración mando

En nuestro caso hemos conectado un reproductor Blu-Ray UHD, un receptor AV Denon y un decodificador satélite. Los dos primeros los reconoció sin problemas de forma automática y pudimos controlarlos con el mando del televisor. El segundo no lo reconoció. Sin embargo, para estos casos o dispositivos antiguos, tenemos la configuración manual.

Conclusiones

tuexperto RecomendadoActualmente los usuarios que busquen un televisor de gama alta tendrán que decidir entre los modelos OLED o el QLED de Samsung. Tras este exhaustivo análisis, nos ha quedado claro que el Samsung QLED Q8C, junto con sus dos hermanos de gama, son lo mejor que podemos encontrar en televisores LED hoy en dí­a.

Samsung ha conseguido un diseño todaví­a más espectacular que el de sus televisores SUHD del año pasado. Ahora tenemos una nueva construcción totalmente metálica, incluso en el mando. También se ha rediseñado la peana e incluido un nuevo sistema de gestión de cables. Y no nos olvidamos del nuevo cable de fibra que une el televisor con el One Connect, una idea que nos parece muy acertada, especialmente para los usuarios que buscan colgar el televisor.

hemos probado Samsung QLED Q8C final qled

En cuanto a calidad de imagen, Samsung ha conseguido aumentar todaví­a más el brillo y ampliar la gama de colores. Esto se traduce en imágenes más naturales y detalladas. En general el Samsung QLED Q8C ofrece imágenes de gran calidad, entre las mejores que hemos visto en televisores LED. Es cierto que este tipo de iluminación sufre más en algunas situaciones muy especí­ficas, pero Samsung ha conseguido salvar la mayorí­a de situaciones de forma más que notable. Por otro lado, también tenemos una mejora de los ángulos de visión.

A todo ello le añadimos un rediseñado sistema Smart TV, de los más completos que podemos encontrar hoy en dí­a en el mercado. Ahora luce un mejor aspecto, más moderno y limpio.

hemos probado Samsung QLED Q8C final tuexperto

Y para rematar contamos con un nuevo mando One Remote, más elegante y que es capaz de controlar prácticamente cualquier dispositivo que conectemos al televisor.

En definitiva, como decí­amos, uno de los mejores televisores LED que podemos comprar hoy en dí­a. Eso sí­, no nos saldrá barato. El Samsung QLED Q8C de 65 pulgadas que hemos probado tiene un precio de 4.000 euros. Aunque es un precio alto, está bastante por debajo de sus competidores OLED.

Samsung QLED Q8C

Otras noticias sobre... , , ,