Fidget Spinner, 5 consejos para dominarlo en tu mano

¿Qué tiene de especial Fidget Spinner? Este juguete se ha convertido en la gran atracción de los más jóvenes, aunque cualquier persona puede usarlo. El funcionamiento es muy sencillo, tenemos que darle vueltas y a partir de ahí­ dejar libre nuestra imaginación para realizar todos los trucos que se nos pasen por la cabeza.

Fidget Spinner es de plástico y no ocupa más que la palma de una mano, cuenta con tres giradores (algunos modelos tienen hasta cuatro) de contrapeso en cada punta redondeada y plástico duro. Después de darle impulso rodará con velocidad sobre su eje y podemos hacerlo rodar sobre cualquier superficie. Ahí­ es cuando han aparecido los trucos para dominarlo y varios modelos en el mercado, hasta los que brillan en la oscuridad.

Antes de nada, este juego ha sido ideado para combatir la ansiedad, concentración, autismo... de hecho se inventó allá por los 90 por Catherine Hettinger, que lo creó al estar enferma de miastenia y pensaba que su hija de 7 años podrí­a divertirse con él, ya que ella no podí­a jugar con la niña. Lo patentó pero expiró en 2005, ya que no podí­a permitirse pagar los más de 400 euros en ese momento.

Fidget Spinner dedo

Agotado ya en muchas tiendas, te explicamos 5 consejos para dominarlo en tu mano:

Acostumbrarnos a su peso y al giro

En cuanto tengamos Fidget Spinner en nuestro poder, lo primero deberí­a ser acostumbrarnos a lo que pesa así­ como al tiempo que aguanta girando dependiendo de la fuerza que le demos. Sosteniéndolo con dos dedos, normalmente el pulgar y otro, lo haremos girar y podemos ir moviéndolo y dándole la vuelta a modo de práctica.

Hacerlo girar sobre un dedo

Una vez nos hemos acostumbrado a cómo gira, lo siguiente es mantenerlo sobre un dedo. Si la fuerza que le hemos dado al giro es bastante, veremos como empieza a oscilar hacia los extremos, con lo cual habrá que ir manteniendo el equilibrio. Las primeras veces que lo hagamos puede ser que se nos termine cayendo en más de una ocasión.

Pasearlo por los dedos

Si ya dominamos eso de tenerlo en un dedo, hay que dar un paso más. Y ese puede ser el de probar a pasearlo por los dedos de la mano. Dale impulso e intenta cambiarlo de dedo, de uno a otro y así­ hasta recorrer la mano entera. Si te sientes aventurero, pasarlo de una mano a otra también es sumamente divertido.

Y ahora al aire

Una vez hemos conseguido hacernos con el funcionamiento de Fidgnet Spinner, toca arriesgar. Si ya lo pasamos de un dedo a otro, ahora la prueba será el lanzarlo al aire y empezar por agarrarlo con dos dedos y que siga girando. Cuando esto lo hayamos dominado, tocará el siguiente paso. Lo hacemos girar, lo colocamos en un dedo y otra vez al aire, pero deberemos volver a cogerlo solo con un dedo. Y de ahí­, todo lo que se nos ocurra. Desde pasarlo por la espalda, entre las piernas…

El truco final, la nariz

Lo último es hacer girar el Figdet Spinner en nuestra nariz. Pero el objetivo es terminar sin ningún daño en la cara, con lo que deberemos ser cuidadosos. En primer lugar, mejor será con la cabeza apoyada y hacerlo girar en la nariz. Una vez esto esté dominado, podemos ir avanzando en los trucos y buscar infinidad de posibilidades donde hacerlo girar.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...