Canon EOS 800D, la hemos probado

La fotografí­a réflex digital puede resultar abrumadora para muchos usuarios. Este tipo de cámaras incluyen gran cantidad de controles que para un usuario medio son difí­ciles de entender. Sin embargo, algunas compañí­as como Canon quieren acercar este tipo de fotografí­a a todo tipo de usuarios. Para ello tienen en su catálogo una gama enfocada a los principiantes. Aquí­ es justamente donde está situada la nueva Canon EOS 800D.

Una cámara que, a pesar de tener un precio que ronda los 900 euros, incluye caracterí­sticas más que interesantes. Desde un excelente sensor CMOS APS-C de 24,2 megapí­xeles hasta un sistema de autoenfoque con tecnologí­a Dual Pixel. Todo ello sin olvidarnos del excelente sistema para principiantes que nos ayudará a entender cómo configurar la cámara en cualquier situación. Hemos tenido ocasión de probar la Canon EOS 800D durante unos dí­as y estas son nuestras impresiones.

Ficha técnica Canon EOS 800D

Sensor CMOS de 22,3 x 14,9 mm, 24,2 megapí­xeles efectivos, 25,80 megapí­xeles totales
Procesador de imagen DIGIC 7
Objetivo EF/EF-S, Estabilizador Óptico de la Imagen en objetivos compatibles, Ví­deo: estabilización de la imagen en 5 ejes con IS digital disponible
Enfoque Visor óptico: TTL-CT-SIR con un sensor CMOS, Visión en directo: Sistema AF Dual Pixel CMOS, 45 puntos AF tipo cruz
Sensibilidad ISO ISO 100-25.600 ampliable hasta H: 51.200
Disparo continuo 6 fps en JPEG, hasta 27 imágenes en RAW
Visor Pentaespejo con cobertura 95%
Pantalla Pantalla táctil TFT Clear View II de 3 pulgadas y 1.040.000 pí­xeles sRGB, íngulo variable, Modo de Visión en Directo “Live View”
Ví­deo Hasta 1080p a 60 fps, duración máxima 29 min 59 seg
Conectividad miniUSB, miniHDMI, micrófono externo, disparador remoto, WiFi y NFC
Baterí­a Baterí­a de ión-litio recargable LP-E17, hasta 600 imágenes con visor y 270 con Live View
Almacenamiento SD, SDHC, SDXC (compatible con UHS Speed Class 1)
Otros Interfaz de usuario guiada
Disponibilidad Disponible
Precio 920 euros (kit con el objetivo EF-S 18-55 mm f/4-5,6 IS STM)

 

Diseño y manejo

prueba Canon EOS 800D modelo

La EOS 800D ofrece un diseño muy similar al que ya veí­amos en otros modelos de la misma gama, como la Canon EOS 750D. Es decir, seguimos teniendo un chasis de plástico resistente. La compañí­a sigue reservando la aleación de magnesio para modelos más avanzados, como el EOS 5D Mark IV. A pesar del uso del plástico, la cámara ofrece sensación de robustez y en ningún momento muestra sí­ntomas de no ir a resistir perfectamente el paso del tiempo. Lo único con lo que tendremos que tener cuidado es con el agua, el polvo y la arena, ya que el cuerpo no viene sellado.

En la parte de la empuñadura y donde apoyamos el dedo pulgar ofrece una acabado rugoso. También lo encontramos en la parte izquierda mirando la cámara desde atrás, donde colocarí­amos la mano. Esto permite un mejor agarre y evita posibles deslizamientos de la cámara en nuestras manos.

prueba Canon EOS 800D rugoso

La parte de los controles es la habitual en los modelos de Canon. En la parte superior tenemos el dial de modos, que integra una pequeña palanca para encender y apagar la cámara. También desde esta palanca podremos pasar a la función de grabación de ví­deo. Justo encima tenemos tres botones. Uno es para seleccionar el tipo de enfoque, el otro para seleccionar el ISO y el última para encender y apagar la pantalla. No nos olvidamos  del dial de control y el botón disparador.

En la parte trasera destaca, como es lógico, la pantalla, de la que luego hablaremos. A su lado encontramos una cruceta con cuatro botones. Con ellos controlaremos el balance de blancos, los modos de enfoque, el estilo de la imagen y el modo de disparo. Bajo la cruceta tendremos dos botones, uno para ver las fotos en la pantalla y el otro para borrarlas. Y sobre la cruceta tendremos otros tres botones. Uno nos servirá para utilizar las funciones inalámbricas de la cámara, que luego explicaremos. El otro, marcado con una Q, nos servirá para configurar los ajustes de disparo manual a través de la cruceta y la pantalla, en lugar de utilizar la rueda antes comentada. El último, marcado con “AV”, nos servirá para cambiar la exposición en modo totalmente manual.

Galerí­a diseño Canon EOS 800D

Por último comentar que justo encima de la pantalla tendremos tres botones más. El situado más a la derecha nos servirá para cerrar el visor y pasar al enfoque a través de la pantalla. Los otros dos son Info y Menú. Como curiosidad comentar que si pulsamos Info en el modo disparo nos aparecerá en la pantalla una especie de nivel que nos indicará si la cámara está recta.

Visor y pantalla

La Canon EOS 800D incorpora un visor de tipo pentaespejo con una cobertura aproximada del 95%, una ampliación de 0,82x y un área ocular de 19 milí­metros. Unos datos bastante similares a los de otras cámaras de la misma categorí­a.

prueba Canon EOS 800D pantalla

Sin embargo, la cámara también ofrece la posibilidad de enfocar a través de la pantalla (modo Live View). La EOS 800D cuenta con un panel táctil TFT Clear View II de 3 pulgadas con formato 3:2 y 1.040.000 pí­xeles sRGB. Según especificaciones, el ángulo de visión de la pantalla es de 170 grados.

Nosotros no hemos tenido ningún problema a la hora de utilizarla incluso dándole el sol directamente. Además, la pantalla es de ángulo variable. Es decir, podremos girarla y colocarla en prácticamente cualquier posición. Esto nos permitirá, por ejemplo, grabarnos a nosotros mismos en ví­deo controlando el encuadre. O cerrar la pantalla y dejarla protegida si solo vamos a utilizar el visor óptico.

Pero una de las caracterí­sticas que más nos ha sorprendido de la Canon EOS 800D es su interfaz de usuario guiada. La cámara nos enseñará cómo funciona la configuración de la cámara, además de permitirnos realizar mejores fotos. Un sistema ideal para los que están empezando con la fotografí­a réflex y no saben exactamente para qué se utilizan cada uno de los modos.

Imágenes modo guiado Canon EOS 800D

Por ejemplo, si colocamos la cámara en “Modo AV” (seleccionamos manualmente la apertura), nos mostrará qué conseguiremos ampliando y reduciendo este parámetro. Si por el contrario decidimos utilizar el “Modo Tv” (controlamos la velocidad de forma manual), el sistema nos guiará qué conseguiremos al subir o bajar la velocidad. Incluso en los modos automáticos nos dará cierta información muy útil. Como ejemplo, en el modo Escenas nos explica para qué sirve cada una de las configuraciones.

Enfoque y disparo

Para enfocar Canon ha incluido el sistema TTL-CT-SIR con un sensor CMOS para el visor óptico y el sistema AF Dual Pixel CMOS para el modo Live View. Es justo decir que ambos funcionan de maravilla y realmente rápidos. En parte gracias a sus nada menos que 45 puntos de enfoque tipo cruz. Incluso en condiciones de muy poca luz la cámara ha sido capaz de enfocar rápidamente y con buenos resultados.

prueba Canon EOS 800D enfoque

En cuanto al disparo, la Canon EOS 800D incluye un sistema de disparo continuo a 6 fps. Esta velocidad se mantendrá hasta llenar la tarjeta si capturamos en JPEG. Si optamos por el modo RAW, la ráfaga se parará tras 27 imágenes.

Calidad de imagen

Hoy en dí­a la calidad de imagen de las cámaras réflex, al igual que el valor a los soldados, se les supone. Y la verdad es que a la Canon EOS 800D no le falta calidad. Viene equipada con un sensor CMOS APS-C de 24,2 megapí­xeles. Además este sensor se combina con el procesador de imagen DIGIC 7. Un procesador que, ya en versiones anteriores, demostró conseguir unas imágenes de mucha calidad. La cámara alcanza un valor ISO máximo de 25.600, pudiendo forzarlo hasta 51.200.

Y ahora que ya conocemos todos los datos técnicos de la cámara, es hora de comprobar qué resultados ofrece la Canon EOS 800D:

Galerí­a fotos hechas con Canon EOS 800D

Pero la Canon EOS 800D no solo hace fotos. También es capaz de grabar con resolución Full HD a 60fps. La cámara graba en formato MP4 y la duración máxima es de 29 minutos y 59 segundos. El tamaño máximo de archivo se sitúa en 4 GB. Si el ví­deo que grabemos supera este tamaño, la cámara crea uno nuevo automáticamente. En ví­deo, el ISO máximo es de 12.800.

Vale la pena señalar que la cámara incluye un sistema de estabilización de la imagen en 5 ejes con IS digital para el ví­deo. Esto nos ayudará a compensar la vibración de la imagen si grabamos cámara en mano.

Conectividad y autonomí­a

A pesar de pertenecer a la gama de entrada, la Canon EOS 800D viene bien servida en cuanto a conectividad. En la parte izquierda (mirándola desde atrás) encontramos dos tapas con conectores. Una tiene el puerto miniUSB y el puerto miniHDMI. La otra esconde la conexión para el disparador remoto por cable y el micrófono exterior. En la parte derecha de la cámara tenemos la ranura para tarjetas de memoria SD.

Pero quizás lo más interesante es su conectividad inalámbrica. La EOS 800D está equipada con conexión WiFi y NFC. Esto nos permite conectar nuestro smartphone o tablet para compartir imágenes y controlar la cámara de forma remota. Para conectar la cámara al móvil tendremos que descargar la aplicación Canon Camara Connect. Siguiendo el asistente podremos conectar el smartphone a la red WiFi que crea la cámara. Desde la aplicación podremos ver las fotografí­as y disparar la cámara de forma remota.

Canon EOS 800D, la hemos probado

En cuanto a la autonomí­a, la Canon EOS 800D cuenta con una baterí­a de ión-litio recargable LP-E17. Según los datos técnicos de la cámara, su autonomí­a es de 600 fotografí­as utilizando el visor óptico y 270 fotografí­as si utilizamos Live View (enfoque a través de la pantalla).

Conclusiones

Canon ha optado por una estrategia un tanto arriesgada en el mercado de las cámaras digitales. La compañí­a japonesa ha decidido ir lanzando modelos que van añadiendo pequeños cambios respecto a sus predecesores. Lo cual no significa que estos últimos dejen de estar en el mercado. Una estrategia que hace que cuando vamos a buscar una cámara de esta marca tengamos muchos modelos para elegir.

Esta cámara es una prueba de ello. Podrí­amos decir que la Canon 800D es una pequeña evolución de la EOS 750D y EOS 760D. Este nuevo modelo mantiene la resolución, pero integra el nuevo procesador DIGIC 7. También aumenta considerablemente los puntos de enfoque, pasando de 19 de la EOS 750D a los 45. Incluso tenemos mejoras en el software y conectividad.

prueba Canon EOS 800D final

Dejando de lado la posible comparativa con el modelo anterior, es justo decir que la Canon EOS 800D nos ha gustado mucho. A nivel profesional quizás eches de menos más controles manuales, pero si eres principiante o usuario medio te encantará. La cámara ofrece una calidad de imagen realmente buena, así­ como un sistema de autoenfoque casi infalible.

Por último, nos ha encantado la interfaz guiada que incluye la EOS 800D. Nos parece una idea genial de Canon para atraer a los usuarios que quieren empezar con la fotografí­a réflex y tienen pocos conocimientos. Además, si no te gusta o ya sabes lo que haces, se puede desactivar.

Y hablamos del precio. La Canon EOS 800D ya está a la venta y su precio oficial es de 920 euros en un kit con el objetivo EF-S 18-55 mm f/4-5,6 IS STM.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,