google pixelado

¿Hay algo más molesto que una foto pixelada? Lo cierto es que no hay nada peor que querer ver una imagen, sobre todo un rostro, ampliarla y darte cuenta de que lo único que tienes delante de las narices es un conjunto de pí­xeles gordos y molestos, dispuestos a esconder por completo aquello que querí­as ver. Pues bien, Google quiere dar con la solución a este problema y lo ha conseguido gracias al proyecto de Google Brain. El equipo acaba de presentar un documento llamado Pixel Recursive Super Resolution que serí­a el nombre de esta nueva tecnologí­a y que resumirí­a una investigación llevada a cabo con el propósito de descubrir qué hay detrás de una foto pixelada. El propósito de la herramienta serí­a el de mejorar y añadir calidad a las imágenes que están pixeladas o que tienen una muy baja resolución. Pero, ¿cómo funciona en realidad esta herramienta? ¿En qué campos podrí­a resultar más útil?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

pixelado tecnologí­a google

Las imágenes que ves aquí­ arriba son las que ha usado Google para realizar estas pruebas. La fotografí­a que está pixelada es la de 8×8 pí­xeles y como puedes comprobar, los rostros que aparecen con imposibles de ver. Lo que hace Google Brain es usar la inteligencia artificial (IA) para ir completando los pí­xeles y mejorar la calidad. Y aunque la imagen resultante de este proceso sigue estando claramente distorsionada, se pueden ver detalles muy importantes, como por ejemplo, que se trata de una persona, el color de piel que tiene o incluso el tipo de cabello.

Se trata, en realidad, de hacer una aproximación de la que serí­a la imagen original. El resultado no es completamente real, sino que se trata de una especie de recreación generada a partir de los primeros pí­xeles. Lo que hace este software (sí­, no es otra cosa que un programa de ordenador) es usar dos redes neuronales distintas que generan imágenes. La primera se encarga de mapear los pí­xeles para equipararlos a los de una imagen de alta resolución: de este modo, puede configurarse una especie de “esqueleto” de la imagen real, con la estructura de una cara o la composición de una habitación. La segunda red es la que se encarga del resto. Esta añade detalles nuevos, que se basan en otras imágenes que el sistema tiene almacenadas y que cuentan con configuraciones de pí­xeles bastante parecidas. Gracias a estas dos tecnologí­as, Google puede crear una imagen final que recrea parte de los detalles que podrí­an ser los reales. No obstante, el equipo de Google Brain todaví­a tendrá que trabajar mucho en este campo, con lo que los resultados que obtendremos en un futuro pueden llegar a ser verdaderamente impresionantes y lo que es más importante: útiles.

google brain fotos pixeladas

Si bien está claro que no se trata de un sistema que pueda resultar útil para identificar delincuentes sospechosos (los equí­vocos que podrí­an producirse serí­an flagrantes, por lo menos en esta fase tan prematura del proyecto), sí­ que podrí­a resultar útil para validar determinados detalles o indicios, como por ejemplo, algún rasgo importante del fí­sico de alguien o definir objetos de imágenes que sencillamente desaparecen cuando ampliamos demasiadas veces una fotografí­a. Está claro que los resultados no serán todo lo precisos que nos gustarí­a, pero sí­ tendrán un aspecto mucho más digno y presentable.

Otras noticias sobre...