amazon

El saber popular – y optimista – dice que mucho cuidado con lo que sueñas, porque puede llegar a cumplirse. Pues bien, hoy tendrí­amos que cambiarlo por ten mucho cuidado con lo que dices, porque también puede llegar a cumplirse. Y sino que se lo digan a la familia que tení­a en su casa Amazon Echo, con el asistente personal Alexa activado. Se trata, por si no lo sabí­as, de una herramienta que nos permite decir y ordenar cosas en voz alta. Hace unos dí­as, como vení­amos contando, Alexa se puso en marcha en una casa de San Diego, en la que una niña activó accidentalmente la compra de una casa de muñecas a Amazon y hasta dos kilos de galletas. Lo más sorprendente de todo es que de repente, ocurrió lo mismo en cientos de hogares, que recibieron la famosa casa de muñecas. Pero, ¿qué es lo que habí­a sucedido? En un primer momento se pensó en un ataque hacker, pero todo era mucho más rudimentario.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

amazon echo

La experiencia de la niña de seis años de edad encargando una casa de muñecas por error llegó a los medios. Tanto es así­ que fue ella misma la que en la cadena Telly CW-6 contó que habí­a dicho “¿Puedes jugar a casas de muñecas conmigo y conseguirme una casa de muñecas?”. El asistente de Amazon interpretó que se habí­a encargado la KidKraft Sparkle Mansion de unos 150 euros y casi dos kilos de galletas de azúcar y mandó todo esto a su puerta. Tras esta historia, el presentador de las noticias dijo “Me encanta la niña diciendo Alexa me pidió una casa de muñecas. Y con esto fue suficiente para poner en marcha los Amazon Echo con Alexa en la zona de San Diego para comenzar a realizar compras. Así­, muchos espectadores se quejaron de que tras haber visto en televisión esa noticia, sus asistentes personales comenzaron a hacer pedidos de casas de muñecas en Amazon. Por lo visto, el reportero dijo en inglés “Alexa ordered me a dollhouse” (Alexa me pidió una casa de muñecas), pero el asistente entendió “Alexa order me a dollhouse” (Alexa pí­deme una casa de muñecas). He aquí­ la causa del enredo.

casa muñecas amazon echo

La casa de la discordia

Está claro que el asistente funciona, pero quizá funciona demasiado. Amazon se ha puesto en contacto con los consumidores para indicarles que el problema podrá ser resuelto fácilmente, ya que los que han comprado la casa de muñecas podrán devolverla sin coste alguno. En este caso, además, habrí­a que plantearse la conveniencia de que la compra a través de comandos de voz esté habilitada de forma predeterminada en los dispositivos Amazon Echo y en el asistente Alexa. Pero este no ha sido el primer caso en el que los asistentes de voz han hecho de las suyas. Ya en 2014, un anuncio de televisión de Microsoft Xbox en el que el actor Aaron Paul demostraba el funcionamiento del sistema de control de voz de Kinect activaba por accidente el juego Titanfall en las consolas de Estados Unidos. Y esto ocurrí­a cada vez que el anuncio aparecí­a por televisión. Algo similar sucedió  el año pasado con Siri, el asistente de Apple, que fue capaz de abrir a un vecino la casa de su propietario con tan solo pedí­rselo. Este último habí­a montado una plataforma inteligente alrededor de su casa que le permití­a hacerlo prácticamente todo a través de comandos, pero la cosa se le fue de madre.

Y tú, ¿también usas asistentes de voz en tu domicilio?

Otras noticias sobre...