facebook censura

Justo cuando Alemania está encima de Facebook para obligarle a crear nuevas herramientas que detecten los mensajes de odio y las noticias falsas, el diario alemán SZ (Sí¼ddeutsche Zeitung) parece haber filtrado las reglas internas de Facebook para saber si una publicación es censurable o no. Estos criterios nunca han estado a la luz pública, al menos no por parte de Facebook, y de hecho han generado multitud de debate en las redes al parecer que a veces entraban en contradicciones y sinsentidos, llegando a censurar fotografí­as clásicas como la Niña del Napalm. Ahora, gracias a este reporte podemos llegar a entender cómo define Facebook el contenido ofensivo. El resultado, tras analizarlo, es un poco confuso.

Lo primero, hay que entender que la evaluación del contenido de Facebook se lleva a cabo de manera externa a través de otras empresas. Estas empresas tienen a trabajadores que se deben aprender un manual de conducta para conocer los contenidos que se pueden censurar y cuales se pueden dejar pasar. Éste es precisamente el contenido al que ha accedido la publicación SZ y que ahora os resumimos.

Lenguaje de odio

Según las claves internas de Facebook, el contenido que “reduce a las personas a una caracterí­stica especí­fica” y que “limita su identidad a una caracterí­stica sobre la que se realiza discriminación u opresión” es considerado censurable. La razón es que este lenguaje genera un contexto intimidatorio que desalienta a los usuarios de compartir contenido libremente.

Para establecer criterios más especí­ficos que interpreten el lenguaje de odio, se crean caracterí­sticas, llamadas Caracterí­sticas Protegidas. Cualquier ataque a esas caracterí­sticas será borrado. ¿Cuáles son esas CP? El género, la orientación religiosa, orientación sexual, raza, origen y discapacidad, entre otras. 

grito

Bullying

Hacer listados de personas basándose en sus caracterí­sticas fí­sicas se considera bullying y no está permitido. Compartir imágenes humillantes de personas orinando, vomitando, defectando o menstruando tampoco está permitido, y será eliminado.

Un detalle curioso es que si las imágenes contienen elementos de orina, vomito, menstruación o heces, pero no son consideradas humillantes, sino que se realicen por voluntad propia, deben ser ignoradas y no censuradas. Como vemos ahí­ hay un marco importante para la interpretación.

Autolesiones

Las imágenes que muestren violencia infringida hacia uno mismo (en la que Facebook incluye los tatuajes y el piercing en zonas sensibles) pueden ser subidas a Facebook si no animan a los lectores a imitar esos comportamientos. Fotos de extrema anorexia, niños golpeados o heridas abiertas no infringen el código de conducta de Facebook, aunque sí­ exigirí­an incluir un botón de “Busca ayuda” para que los usuarios puedan tener a mano teléfonos de asistencia para personas con tendencias suicidas o depresivas.

justin bieber

Famosos

Facebook establece una diferencia entre los famosos y aquellos que no lo son, y apuesta por un marco de censura distinto. Facebook considera famosos a aquellos que hayan sido elegidos a un cargo público, las personas que tengan más de 100.000 seguidores en alguna red social, las personas que aparecen regularmente en televisión o radio como presentadores, o si han sido nombrados más de cinco veces en los últimos dos años.

Con este curioso criterio, Facebook considera que hay que permitir las fotos en las que estos famosos aparezcan orinando, defecando, menstruando o vomitando, tanto en privado como en público.

Esto es solo un resumen, pero ya podéis ver que los criterios son cuestionables. Eso sí­, gracias a esta información podemos llegar a entender muchos casos aparentemente contradictorios de censura en redes ocurridos en los últimos años. Ahora sabemos que hay una guí­a de conducta detrás.

Otras noticias sobre...