Bit Torrent

Hay quien escucha la palabra torrent y al instante la asocia con un par de tibias y una calavera. Otros piensan que es la versión norteamericana de una pelí­cula de Santiago Segura. Pero la verdad es que el protocolo torrent es una de las formas más fiables y robustas de compartir y distribuir archivos. Los ficheros torrent contienen la ubicación de un determinado archivo, y a través de un programa (también llamado “cliente”) se accede a dicha ubicación y comienza la descarga. Pero, ¿y si no queremos instalar más programas en nuestro viejo ordenador, le hemos prestado la Xbox a un amigo o nuestro proveedor de Internet bloquea el tráfico torrent como si fuera el demonio? En tuexperto.com te proponemos cinco sitios web que permiten descargar torrents sin instalar nada.

¿Crees que descargar torrents ví­a web no merece mucho la pena? Eso es que no te has parado a pensarlo con detenimiento. En primer lugar, los archivos se almacenan en la nube, algo que tu maltratado disco duro te agradecerá con lágrimas en los ojos. De esta forma, puedes acceder a ellos desde cualquier parte y visualizarlos o reproducirlos mediante streaming. Además, la descarga, el consumo de memoria y el ancho de banda corren a cargo de la web, con lo que si te vas de vacaciones a un camping y sientes la necesidad imperiosa de bajarte una distribución de Linux a la luz de las estrellas, con tu móvil vas a tener más que de sobra. Y al utilizar un sitio web como intermediario, la privacidad y la seguridad obtienen una garantí­a extra. ¿A que ahora el tema suena mucho más interesante? Pues vamos allá.

Seedr

web torrent seedr

Seedr es un sitio web muy cuco que te permite descargar y compartir torrents de manera gratuita. Tras confirmar que somos seres humanos y no Skynet intentando dominar el mundo, nos guí­a por la página con un tutorial muy limpio y cómodo, y nos ofrece un almacenamiento de 2 GB para que los usemos como queramos. Podemos pegar el enlace magnet o la dirección web del torrent que queremos descargar, o bien arrastrar desde nuestro ordenador el fichero .torrent que hayamos descargado previamente. No hace falta que mantengamos el sitio abierto. No hay más que iniciar la descarga y podemos irnos tranquilos, que Seedr se ocupa del resto. Además, su servicio de reproducción en streaming permite visualizar el archivo en otros dispositivos, como Chromecast.

Desde Seedr nos garantizan un análisis constante para prevenir virus y demás cosas indeseables, y la tranquilidad de que nadie podrá fisgonear qué nos estamos descargando. El único lí­mite que tenemos son los 2 GB de nuestra carpeta, pero si pasamos a la opción de pago tendremos 1 TB para nosotros solos. Y tienen hasta extensión gratuita para el navegador. ¿Has visto ese solecito sonriente? Si es que son un amor.

Filestream

filestream torrent web

En Filestream nos ofrecen un servicio muy parecido, aunque el tamaño de archivo que podemos almacenar se encuentra limitado a 300 MB, y nos lo tienen guardado tres dí­as como máximo. Estas limitaciones desaparecen si nos acogemos a uno de sus variados servicios Premium, que ponen en oferta cada dos por tres. No facilitan instrucciones de uso, pero la elegancia de la web y el sistema de gestión de archivos resultan tan claros que no nos hará falta ninguna ayuda. No hay más que introducir la URL del archivo torrent o enlace magnet y hala, a correr.

Si el archivo tiene un buen número de “seeders” (semillas, es decir, usuarios compartiendo), la descarga se hace a una velocidad que ya quisiéramos más de uno en casa. Tras la descarga, lo podemos abrir por streaming o guardarlo en nuestro disco duro de manera segura, anónima y rápida. Y el loro de origami también es una monerí­a.

ZbigZ

Zbigz torrent web

ZbigZ es otra web que permite descargar archivos torrent sin ningún programa adicional. Como en las páginas anteriores, sólo necesitamos añadir la URL del torrent o subir el enlace Magnet en su barra de torrents, y la web hará el trabajo sucio por nosotros. Sin embargo, los lí­mites de uso gratuito de ZbigZ están puestos para invitarnos a crear una cuenta de pago, y es que la velocidad está limitada a 150 KB/s. Además, no nos vamos a librar de tener el ordenador encendido, ya que si no tenemos la página abierta en el navegador, no hay descarga que valga. Por lo menos, los servicios de la página funcionan en cualquier dispositivo y sistema operativo, y el tamaño de archivo máximo que podemos almacenar de manera gratuita es un generoso GB.

Bitport

bitport web torrent

Bitport se mueve en la misma lí­nea que Seedr o ZbigZ. Nos damos de alta, echamos un vistazo a nuestra carpeta de almacenamiento, introducimos la dirección del torrent o el enlace magnet, y listo. Los lí­mites de uso gratuito de Bitport son apañados pero la experiencia completa sólo se consigue pasando por caja. Ponen a nuestra disposición 1 GB de almacenamiento (antes ofrecí­an 2 GB, pero está la cosa muy mala para todos, chico), sólo podemos realizar una descarga cada vez y el anonimato está garantizado, aunque si queremos una seguridad puntera, no habrá más remedio que adquirir una cuenta de pago.

Bitport puede utilizarse como espacio de almacenamiento en la nube, con el que disfrutar de los archivos a través de streaming. Funciona en cualquier sistema operativo y aparato con conexión a Internet, y ofrecen soporte para Chromecast y Apple TV. No dicen nada de que funcione en ese frigorí­fico inteligente que acabas de comprar, pero tampoco serí­a extraño. Y tienen una versión en castellano realmente encantadora. No está traducida con Google Translate pero poco le falta. Es adorable.

Offcloud

web torrent offcloud

En Offcloud son aún más espabilados. Te ponen las mieles del usuario Premium en los labios… y luego te la arrebatan diciéndote que sólo tienes derecho a tres usos al mes. Eso sí­, esas tres veces te lo brindan todo, para que babees a gusto y mires de reojo el extracto de tu cuenta bancaria. Máxima velocidad, gigas y gigas de descarga y almacenamiento, seguridad a prueba de bombas, acceso remoto, compatibilidad con todo tipo de plataformas y sitios (YouTube, Vimeo, YouPorn, Dropbox…), y un etcétera de ventajas que casi hacen cosquillas en la tripa.

Extensiones para Firefox y Chrome

Hay otra forma de administrar torrents sin necesidad de instalar un cliente de descargas: el navegador. Si tu conexión es más que decente, tu ordenador sólo se apaga cuando se va la luz, a tu disco duro le sobran TB, o eres una persona que disfruta de la vida sin prisas, Firefox y Chrome disponen de extensiones capaces de gestionar archivos torrent. Porque si hay un programa que mantenemos horas y horas conectado, es el navegador.

JSTorrent es una extensión para Chrome que brinda casi todas las posibilidades de un cliente de descargas torrent. Se pueden simultanear descargas, manejar archivos grandes, pausar y detener torrents a nuestro antojo… Tiene una versión aún más potente por poco más de dos euros, pero la versión gratuita es suficiente si nos contentamos con un par de simples limitaciones, o bien queremos probar la extensión antes de coger la tarjeta de crédito.

Firefox no se queda atrás. Torrent Tornado es una extensión casi imprescindible para los que prefieran el navegador de Mozilla. Permite la asociación de archivos torrent y enlaces magnet, gestiona archivos enormes sin ninguna dificultad, es fácil de usar, se configura en un par de pasos y lo mejor de todo, es gratuita. No permite subir archivos, pero tampoco vamos a ponernos exigentes, hombre.

Ya tienes todo lo necesario para descargar y distribuir archivos torrent a tu entera discreción, sin necesidad de instalar ningún programa adicional. Sólo te queda elegir una opción, y… ¡a disfrutar!

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp