Cartuchos Tinta

¿Sueles usar cartuchos originales a la hora de remplazar la tinta de tu impresora? ¿O eres de los que prescinden de las recomendaciones del fabricante para poder ahorrarse unos euros? La compra de cartuchos reciclados se ha popularizado mucho en los últimos tiempos, porque lo cierto es que son una fórmula muy interesante para ahorrarse uno euros. De ahí­, seguramente, que la venta de cartuchos reciclados haya crecido un 18 por ciento en España, al mismo tiempo que la venta online de cartuchos originales ha decrecido un 15 %. Así­, por cada dos cartuchos reciclados o compatibles que se compran, los consumidores se llevan al bolsillo tres de originales. La decisión que toman los usuarios a la hora de comprar cartuchos no oficiales obedece a una cuestión de ahorro y por supuesto, al aumento de la confianza que ha experimentado el sector de un tiempo a esta parte.

Cuando compramos un cartucho reciclado, en muchas ocasiones podemos llegar a ahorrarnos hasta un 50 % del coste que tendrí­a el cartucho original, aunque el porcentaje de ahorro dependerá en realidad del modelo y de la marca. Sin embargo, y pese a que nos enfrentamos a la posibilidad de sufrir algún tipo de percance por no contar con los modelos originales (esto es lo que dicen los fabricantes), también hay que mencionar otra ventaja: y es el aspecto del reciclaje. En una sociedad cada vez más concienciada por el ahorro energético, no son pocos los usuarios que optan por esta alternativa. Hay que tener en cuenta que cada cartucho nuevo supone un gasto de dos litros de petróleo (esto incluye el consumo necesario para el producto, pero también de los materiales desechables y empaquetado), una materia prima que el sector de los cartuchos reciclados se ahorra, porque lo único que tiene que hacer es limpiar, rellenar y verificar el funcionamiento de los cartuchos reaprovechados. Está claro que el proceso es mucho más limpio y solo en España, se pueden llegar a ahorrar 30 millones de unidades al año. Por suerte, además, los cartuchos reciclados pasan por unos controles de calidad exhaustivos, lo que en principio deberí­a garantizar un funcionamiento correcto y sin incidencias.

impresora

Parece, pues, que el miedo inicial de no usar cartuchos de la marca se ha perdido. Y es que podemos imprimir más y más barato, haciéndolo, además, de una manera segura. Esta es la realidad de los cartuchos de tinta reciclados. La empresa Rec-Line, responsable de este estudio, explica que el aumento de la compra de este tipo de consumibles y de la venta online han permitido aumentar el stock de producto, de modo que ahora los clientes pueden acceder a cartuchos en ese formato que hasta ahora eran más difí­ciles de conseguir. No hay que perder de vista, además, que en los últimos 8 años, la compra de impresoras se ha duplicado gracias a que los precios se han ajustado mucho y a que más usuarios han tenido la oportunidad de acceder a estas tecnologí­as.

Y tú, ¿también eres de los que usan cartuchos reciclados o prefieres seguir optando por los consumibles del fabricante? Cuéntanos si ya te has atrevido a pasarte a la marca blanca. ¿Qué tal está siendo tu experiencia? Tienes espacio abajo en los comentarios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...