garmin forerunner 230, 235 y 630

La compañí­a Garmin aumenta su familia de dispositivos deportivos de muñeca. Y es que la tecnologí­a de los relojes inteligentes está enfocada a la salud y el entrenamiento, algo que Garmin conoce bien, y que explota en tres nuevos dispositivos: Los Forerunner 230, Forerunner 235, y el tope de gama Garmin Forerunner 630. Relojes que distan poco de otros denominados inteligentes gracias a sus posibilidades de conexión con el móvil y sus notificaciones. La diferencia radica en que estos dispositivos están pensados para los runners o corredores que quieran tener en su muñeca datos como la frecuencia cardiaca, la longitud de la zancada o incluso el umbral de lactato.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de relojes deportivos inteligentes que apuestan  por el diseño y la versatilidad, aunque sin alejarse demasiado de las formas y colores utilizados habitualmente en las prendas para hacer ejercicio. Llama la atención la sencillez de su esfera redonda, donde se presentan todos sus datos de forma clara. Eso sí­, sólo el modelo Forerunner 630 cuenta con un panel táctil.

Estos tres dispositivos poseen cualidades técnicas similares comunes. Así­, cuentan con un GPS para medir la distancia y el ritmo del usuario, además de un sensor acelerómetro para hacer lo propio en espacios más pequeños o cuando se corre en cinta. Todo ello les permite reconocer movimientos, calcular calorí­as quemadas y saber cuándo el usuario está en movimiento. De hecho, su monitor de actividad alerta al usuario si éste pasa más de 60 minutos en reposo, obligándolo a moverse durante varios minutos para reiniciar este monitoreo.

garmin forerunner 230, 235 y 630

Aparte de esto, los nuevos relojes de Garmin pueden ser considerados inteligentes por conectarse con el móvil para traspasar datos de actividad, así­ como para mostrar notificaciones de llamadas, mensajes, actividad en redes sociales y otras alertas más. Todo ello contando con Connect IQ, la herramienta que permite descargar aplicaciones para aprovechar las caracterí­sticas de los relojes, toda clase de planes deportivos que seguir en pantalla durante el entrenamiento, o incluso diferentes fondos para dar aspectos personalizados a la pantalla. Tampoco se han olvidado de cargarlos con tecnologí­a VO2 max, que permite conocer el volumen máximo de oxí­geno a consumir por el deportista; la tecnologí­a Virtual Racer que permite enfrentarse a carreras ya realizadas para comparar resultados y tratar de superarse; o Virtual Partner para poder controlar el entrenamiento con pautas previamente marcadas durante el ejercicio.

Claro que, cada reloj es diferente. El Forerunner 230 se presenta como el más básico de la familia, contando con toda la tecnologí­a descrita, y ofreciendo oportunidades extra gracias a Connect IQ para descargar planes, estilos de esfera o aplicaciones gratuitas. Su precio es de 250 euros, o de 300 si se compra con el pulsómetro.

garmin forerunner 230, 235 y 630

En el caso del Forerunner 235 destaca por integrar en su cuerpo el pulsómetro, utilizando la luz para medir el flujo sanguí­neo de la muñeca y conseguir cálculos de actividad mucho más precisos. Además, cuenta con un indicador de colores para medir la intensidad del ejercicio y evitar pasarse de pulsaciones. Todo ello pudiendo establecer y personalizar los parámetros a cada usuario según sus ritmos. Este reloj está disponible por 350 euros.

Por último está el tope de gama. El Forerunner 630 es el más completo, ofreciendo una pantalla táctil para su control, además de tecnologí­a capaz de medir la oscilación vertical del corredor y el tiempo que pasa en contacto con el suelo, así­ como la longitud de la zancada. Junto a ello es capaz de plantear una prueba y conocer el umbral de lactato del usuario, y también el estrés que se nota en su pulso cardiaco antes de un entrenamiento. En este caso el precio asciende a 400 euros si se compra sólo el reloj, o a 450 euros si se adquiere con el pulsómetro.

Otras noticias sobre... ,