Tesla Model X

Después de asombrar al mundo con el rendimiento de la berlina eléctrica Model S, el visionario Elon Munsk acaba de presentar un nuevo modelo que amplí­a la oferta de vehí­culos eléctricos Tesla. Se trata del nuevo Tesla Model X, el primer SUV eléctrico de lujo, con un diseño discreto pero también futurista y espectacular a la vez, gracias sobre todo a sus peculiares puertas traseras de apertura en forma de alas llamadas Falcon Wing Doors. Como su “hermano mayor” el Model S, el recién presentado Model X ofrece unas prestaciones de auténtico deportivo, ya que acelera de 0 a 100 en 3,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora, ofreciendo una autonomí­a de 400 kilómetros. Por desgracia, otro dato que sitúa al Model X en la órbita de los superdeportivos es su precio, de nada menos que 132.000 dólares.

Una de las principales prioridades de Tesla a la hora de desarrollar el Model X ha sido la seguridad. El diseño del vehí­culo incorpora diferentes soluciones para evitar accidentes o al menos minimizar el daño de los ocupantes en caso de una colisión. Por ejemplo, las baterí­as están instaladas en el suelo del coche, lo que disminuye el centro de gravedad y aporta más estabilidad en carretera. El capó frontal, al no tener que alojar ningún motor, sirve como maletero, pero también como una gran zona de absorción de impactos. Asimismo, los sensores de cámara, radar y sonar del Model X están continuamente escaneando los alrededores del coche para avisar al conductor en caso de peligro, llegando incluso a frenar el vehí­culo en caso de emergencia aunque esté circulando a grandes velocidades. La preocupación por la seguridad llega incluso al tratamiento del aire en el interior del vehí­culo. Y es que Tesla ha equipado al Model X con un enorme filtro de aire capaz de descartar cualquier tipo de agente perjudicial para sus ocupantes. De hecho, el sistema de acondicionamiento de aire ofrece tres modos: aire exterior, aire con recirculación y, atentos, Modo de Defensa contra Armas Biológicas (!).

Tesla Model X

En cuanto al diseño exterior, el nuevo Model X adopta la forma de un elegante y equilibrado SUV (Sport Utility Vehicle), con una altura suficiente para acceder y bajar del vehí­culo fácilmente y un interior capaz de acomodar a siete pasajeros. Los asientos ofrecen dos tipos de configuración posible, la habitual opción de cinco plazas más una tercera fila con dos asientos, o una configuración de seis plazas con dos asientos en la segunda fila con más separación y espacio para los brazos. Como hemos dicho un poco más arriba, el diseño del nuevo Tesla es atractivo y proporcionado, un poco en la lí­nea de las variantes GT de los BMW serie 5 y 3, pero cualquier aspiración de pasar desapercibidos queda automáticamente descartada en cuanto se abren las puertas traseras. Y es que en vez de equipar unas puertas de apertura convencional, en Tesla han optado por montar unas espectaculares puertas denominadas Falcon Wing Doors, y que como indica su nombre se abren hacia arriba en forma de ala. Esta solución puede parecer poco lógica o simplemente estética, pero la doble articulación de la puerta permite acceder a las plazas traseras incluso aunque haya otro coche pegado al Model X.

En cuanto a sus prestaciones, el nuevo Model X llegará en dos versiones, ambas con tracción total. La primera de ellas, denominada 90D, cuenta con dos motores de 262 caballos, lo que le permite ya una aceleración de 0 a 100 en 4,8 segundos y una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora. La siguiente versión, denominada P90D (con P de Performance) eleva aún más el nivel prestacional, necesitando tan sólo 3,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Por último, si queremos acelerar aún más rápido, Tesla ofrece de forma oficial una “actualización” que recibe el nombre de Ludicrous Speed Upgrade (literalmente, velocidad ridí­cula) y que además de recordarnos a la también ridí­cula escena de la parodia de Star Wars perpetrada por Mel Brooks, ayuda al Model X a alcanzar los 100 kilómetros hora en 3,2 segundos. Ambas versiones ofrecen una autonomí­a de aproximadamente 400 kilómetros, con una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Tesla ya ha entregado algunas unidades del nuevo Model X y tiene ya miles de pedidos registrados. Su precio en Estados Unidos es de 132.000 dólares para el “básico” 90D y 142.000 para el P90D.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp