Sony-Pictures-01

Tal y como señala Re/code, Sony Pictures ha decidido contraatacar con ataques DDoS (Ataque de Negación de Servicio) contra los servidores que almacenan o comparten pelí­culas pirateadas de la productora, con la intención firme de inundarlos y colapsar las transferencia de datos. Este tipo de acciones consisten en atacar a un sistema de ordenadores o redes que causa que un servicio o recurso sea inaccesible a los usuarios legí­timos. El servidor se colapsa, ya que tiene que atender a miles de peticiones al mismo tiempo, por lo que deja de funcionar.

Para llevar a acabo esta acción, Sony Pictures estarí­a usando miles de ordenadores alquilados en la nube de Amazon, desde los centros de Singapur y Japón. Al parecer, la compañí­a habrí­a puesto también en marcha otras tácticas para dificultar la descarga de estas pelí­culas. La verdad es que no nos sorprende esta maniobra, ya que las grandes productoras suelen utilizar los mismos métodos que los hackers cuando ven vulnerado su sistema por cibercriminales, ya que se consigue el efecto contrario.

Como ya sabréis, Sony Pictures sufrió un ataque informático hace unos dí­as en el que se robó multitud de información confidencial. Los responsables del hackeo, que se hací­an llamar a sí­ mismos “Los guardianes de la paz“, dejaron bloqueados los ordenadores de la compañí­a. Estos delincuentes aseguraron que no pararí­an de revelar todos los datos que tení­an hasta que la productora accediera a sus peticiones.

Sony-Pictures-ataque

Estos hackers no sólo han subido a la red varias pelí­culas pendientes de estreno, si no que también cuentan con información de los pasaportes de elencos y equipos de realización de algunas pelí­culas, documentos del sistema informático, así­ como información financiera. La situación está alcanzando unas dimensiones exageradas, ya que no sólo se han filtrado pelí­culas, si no mensajes de correo privados e información sensible de otro tipo. Lo peor de todo es que la empresa japonesa mantiene a Sony Pictures como una de las bases de su negocio y si sigue así­ podrí­a causar graves problemas.

Teniendo en cuenta a varios medios estadounidenses como The Verge, todo apunta a que los responsables residen en terreno norcoreano y el ataque ha sido producido por los hackers del gobierno de Pyongyang. La razón por la que se estarí­an filtrando estas informaciones tiene que ver con la pelí­cula The Interview, un film protagonizado por James Franco y Seth Rogen en que ambos son reclutados por la CIA para formar parte de un complot y asesinar a Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte.

Al parecer, a Sony Pictures se le habrí­a ido de las manos la ridiculización del lí­der norcoreano, ya que la pelí­cula está rodada en tono humorí­stico. De hecho, deberí­a haber llegado a los cines en agosto, pero la productora habrí­a decidido modificar ciertas partes para que las autoridades del paí­s no se ofendieran. Pues bien, parece que las alteraciones no habrí­an sido suficientes y ésa serí­a la razón por la que no paran de filtrarse documentos de la multinacional.

Sea como fuere, el contraataque de Sony Pictures con ataques DDoS puede que haya llegado demasiado tarde.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...