Tagus

La llegada de la multinacional Amazon a España continúan generando reacciones. La compañí­a norteamerica aprieta en su faceta de distribuidor de libros, pero sobre todo ha enseñado sus uñas en el polémico segmento de las ediciones digitales. Y como sí­ntoma de su agresiva presencia en el mercado español, dos de los referentes del sector en nuestro paí­s han decidido unir sus fuerzas y recursos para presentar batalla. Así­, El Corte Inglés y La Casa del Libro han anunciado la creación de una sociedad destinada a centrarse en la comercialización de libros electrónicos (eBooks) y lectores Tagus para la lectura de éstos.

El objetivo es aprovechar los canales de distribución de sendas empresas para vender los más de 100.000 tí­tulos que aglutinan entre ambas. Igualmente, los lectores Tagus que actualmente ofrece La Casa del Libro por precios de entre 80 y 300 euros ””incluyendo en la gama lectores de tinta electrónica y tabletas”” podrán ser adquiridos en los establecimientos que El Corte Inglés tiene repartidos a lo largo y ancho de toda la geografí­a nacional. No obstante, no todos los modelos estarán disponibles en la famosa cadena de grandes almacenes. Sólo tres de los cinco lectores llegarán a las estanterí­as de ésta. En concreto, los Tagus Táctil (100 euros), Tagus Lux (120 euros) y Tagus Magno (300 euros).

Kindle

En declaraciones recogidas por GizmodoESPhilippe Bouteille, responsable de ocio y cultura de El Corte Inglés, ha reconocido que el movimiento ejecutado por ambas compañí­as es una reacción a la presencia de Amazon en España. Aunque podrí­a entenderse que la decisión llega tarde, Bouteille se escuda en el carácter todaví­a emergente del mercado de libros electrónicos en nuestro paí­s. Para ilustrar la situación, señala que en España el sector del eBook sólo representa entre el tres y el cuatro por ciento de todo el negocio editorial.

Este diagnóstico coincide con los datos expuestos en el informe The Global eBook Market, donde se expone que el mercado español de libros electrónicos supone el tres por ciento del global de publicaciones. La cifra se presenta anecdótica, casi como una gota en el mar, pero el avance de este tipo de productos ha sido más que destacable. El mismo estudio señala que durante el primer semestre de este año el libro electrónico duplicó su cuota dentro mercado editorial. Precisamente en base a ese crecimiento exponencial, la nueva sociedad que gestionarán El Corte Inglés y La Casa del Libro tratarí­a de aprovechar el rebufo que describe el sector.

Sin embargo, la alianza parte con dos desventajas. La primera es estratégica: Amazon no sólo goza de un mercado que se ha asentado rápidamente en España, sino que dispone de la más importante estructura dedicada al libro electrónico, siendo la número uno del sector. La segunda es coyuntural: el IVA con el que se gravan los eBooks. Amazon declara sus impuestos en Luxemburgo, donde tiene su sede europea. Ello le permite marcar sus libros electrónicos con un tres por ciento frente al 21 por ciento que impone el Gobierno español a las empresas de nuestro paí­s. De este modo, los distribuidores cuyas sedes sociales están situadas en España se ven en la obligación de reducir los márgenes de beneficios para poder responder, algo que, a su vez, entra en conflicto con las polí­ticas de las editoriales y distribuidoras. Visto así­, la competencia se anima, pero conserva los condicionantes que podrí­an dilatar el cuello de botella de este mercado en el mercado español.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,