BenQ GW2760HS

Los monitores BenQ GW2760HS y BenQ BL2411PT son monitores profesionales de buen rendimiento con tamaños de pantalla de 27 y 25 pulgadas. Estos equipos están orientados a aquellas personas que tienen que usar la pantalla durante largos periodos de tiempo. Y es que su principal reclamo se encuentra en las tecnologí­as incorporadas para evitar la fatiga ocular. Por un lado, el monitor cuenta con un modo de retroiluminación que disminuye notablemente el parpadeo de la pantalla, una de las causas principales que generan la fatiga. Por el otro, también cuenta con un sensor que analiza la luz medioambiental para ajustar automáticamente la iluminación idónea. Te contamos todos los detalles sobre estos monitores.

Uno de los primeros puntos que llaman la atención del modelo BenQ GW2760HS es que cuenta con un buen ratio de contraste estático de 3.000:1 (una mayorí­a de modelos opta por el ratio estándar de 1.000:1). Esto nos permitirá disfrutar de unos negros más profundos cuando visualicemos contenidos en el equipo. El BenQ GW2760HS utiliza un panel  de 27 pulgadas con formato panorámico de 16:9 y resolución Full HD de 1.920 x 1.080 pí­xeles. Además del contraste, otro de los aspectos que resulta muy notable en este terminal es su tiempo de respuesta de solo 4 milisegundos.

En cuanto al BenQ BL2411PT, se trata de un monitor con un tamaño de 24 pulgadas que apuesta por un formato algo más cuadrado con panorámica de 16:10. Esta apuesta se ha pensado para utilizar este monitor tanto en horizontal como en vertical, dotando de mayor versatilidad a este equipo. En cuanto a la resolución, repite la marca Full HD de 1.920 x 1.080 pí­xeles del anterior modelo. Eso sí­, en este caso, se ha optado por integrar un ratio de contraste estándar de 1.000:1. Tampoco resulta tan avanzado su tiempo de respuesta, aunque los 5 milisegundos siguen siendo una cifra bastante notable que hará que visualicemos los contenidos con fluidez.

BenQ BL2411PT

En el diseño de estos dos equipos se ha procurado ofrecer unas lí­neas bastante finas y ligeras. Sobre todo en el caso del modelo BenQ GW2760HS, con un marco muy pequeño de apenas 1,1 centí­metros que genera la sensación de que estamos ante un panel todaví­a mayor. Los dos monitores cabrán con bastante facilidad en cualquier despacho u oficina sin ocupar demasiado espacio. Como decí­amos al principio, el principal reclamo con el que BenQ ha querido presentar a estos monitores es con su sistema de retroiluminación, que reduce el parpadeo respecto a los monitores y pantallas tradicionales.

De esta forma, se reduce la fatiga visual que sufren los profesionales cuando el ojo se adapta de manera constante a la iluminación (aunque el parpadeo sea prácticamente invisible a simple vista). Por el otro lado, estos dos monitores también cuentan con un sensor que analiza la luz ambiental que existe en la estancia y ajusta la luz del monitor. Hay que tener en cuenta que tanto una pantalla muy opaca en condiciones de mucha luz como una pantalla muy brillante cuando la habitación está oscura terminan por cansar la vista más rápida. Los dos monitores de BenQ alcanzan un nivel máximo de brillo de 300 nits. El primero de ellos, el BenQ GW2760HS, está disponible por un precio aproximado de 260 euros, mientras que el BenQ BL2411PT de 24 pulgadas tiene un precio de 300 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...