Microsoft dice adiós a las actualizaciones de software anuales 1

Dicen que en un mundo que se mueve, el que no avanza, retrocede. Algo parecido ha estado sufriendo Microsoft en los últimos tiempos. La mayor parte de sus 38 años de historia ha sido el rey en el reino del software y podí­an permitirse el lujo de marcar sus propios ritmos y sacar actualizaciones de su sistema operativo cada tres años. Pero esto ya no es así­, y se han dado cuenta. Su intención ahora es lanzar actualizaciones semanales y ganar así­ parte del terreno perdido.

La dinámica que se plantean, con Office y Office web 365 en el centro del proceso, es la de liberar pequeñas actualizaciones gratuitas que mantengan en software en las mejores condiciones de competitividad y uso por parte del público, y no dejar de lanzar, cada tres o cuatro años, las grandes modificaciones del sistema, con correcciones periódicas de los posibles fallos.

Microsoft dice adiós a las actualizaciones de software anuales 2

Gigantes como Google o pequeñas compañí­as como Yammer (adquirida hace un año por Microsoft para afianzar su presencia en la nube), consiguen que sus errores pasen, generalmente, desapercibidos para el gran público gracias a este sistema de actualizaciones periódicas. La mayorí­a de sus clientes no pagan por sus servicios y las mejoras son constantes (Yammer unas dos veces en semana con previsión de hacerlos aún más frecuentes o Facebook, con dos veces al dí­a), mientras que aplicaciones como Office, la parte más grande del negocio de Microsoft, cuentan con más de 1.000 millones de usuarios que han comprado la licencia y deben vivir con las carencias y fallos hasta la salida de una nueva versión. El desajuste era evidente.

De hecho, en la misma lí­nea de actualizaciones frecuentes, Ballmer habló de la actualización de Windows 8, el sistema operativo que Microsoft presentó en octubre. La versión 8.1 de Windows estará publicada este mismo verano y, además, Ballmer adelantó que habrá otras actualizaciones gratuitas durante este año. Sin duda, se trata de un cambio en la forma de proceder de la compañí­a ya que, hasta ahora, las actualizaciones que se publicaban con regularidad eran fundamentalmente parches para corregir errores, no para incorporar nuevas funciones o modificar las ya existentes.

Compañí­as que han aplicado su negocio al software como servicio y al producto en la nube, ofrecen a sus usuarios aplicaciones permanentemente actualizadas, y su capacidad de reacción ante cualquier fallo o carencia es mucho más ágil. Microsoft, con sus actualizaciones trianuales, dejaba transcurrir todo un mundo de posibilidades que sus clientes exploraban por otra parte. La compañí­a de Redmond sabe que el cambio es necesario, y que hay que hacerlo ya. El anuncio de que las actualizaciones de su software tendrán una frecuencia semanal, concuerda con el reciente comunicado de Steve Ballmer acerca de su próxima reestructuración interna, donde los servicios en la nube tendrán un papel mucho más dinámico y fuerte dentro de la compañí­a.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,