fbi - 2

Los nuevos agentes del FBI tienen muy poco que ver con los viejos agentes de campo con su gabardina estilo Mulder y el sombrero a lo Eliot Ness. Ahora mismo la forma fí­sica no importa, y es probable que pasen más horas sentados navegando por Internet que en el campo de tiro. Sobre todo, se pasan las horas muertas en Facebook, espiando.

Eso, si no se vuelven adictos a juegos como el de la granja o a fundar hoteles. Se pasan las horas estableciendo contactos frenéticamente  y haciendo amigos. Se aprovechan de que la mayorí­a de los usuarios de Facebook apenas conoce al 60% de los contactos denominados amigos. Es tan fácil entrar en una lista de amigos en Facebook como inventarse un encuentro imaginario en la boda de un primo lejano, la participación en un partido, o coincidir en una clase de la Universidad.

fbi - 1

Mucha gente entra en la lista de amigos porque tienen intereses comunes, y sin apenas conocerse. Eso es algo que aprovechan los agentes del gobierno norteamericano. En un documento interno del FBI se afirma que “las tendencias narcisistas de muchos usuarios de facebook les provocan la necesidad de disponer de enormes listados de amigos con enlaces a sus páginas, al extremo de que aceptan amigos y contactos de gente que no conocen”.

Un memorándum hecho público recientemente, encarece a los agentes a aprovecharse de estas tendencias narcisistas para aproximarse a usuarios sospechosos de mantener actividades delictivas. Dicho de otra manera, los federales utilizan Internet para espiar a los malos, o eso dicen. Lo malo de esta táctica es que por el camino espí­an a millones de ciudadanos perfectamente inocentes, o en todo caso culpables de exceso de imaginación en la elaboración de sus perfiles.

Ví­a: Techcrunch

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro