Teddy-BautistaSon notorios el afán de lucro de la SGAE y la poca transparencia que existe a la hora de saber en qué invierten lo recaudado. La cuestión queda del todo despejada gracias a los propios trabajadores de la entidad. El comité de empresa denunció ayer jueves la gestión despilfarradora del equipo gestor presidido por Teddy Bautista, según publica elmundo.es. Ha solicitado al Gobierno que intervenga con auditorí­as externas e internas para solucionar la situación.

En teorí­a, la SGAE deberí­a proteger los derechos de los autores y editores, pero la realidad es que se embolsa pingí¼es beneficios a costa de prácticas de dudosa moralidad. Como recibir un porcentaje de conciertos benéficos, cobrar parte del dinero para ayudar a los manteros en prisión, o imponer un canon a todas luces injusto. Para colmo, ahora sus empleados confirman que se han “hipotecado las futuras recaudaciones de la SGAE que pertenecen a sus socios en unos proyectos desproporcionados“.

MadridSGAE01

Unos proyectos que ya se conocí­an. El año pasado trató de adquirir un palacio en Boadilla del Monte por nada menos que 300 millones de euros.También se sospecha que se queda con fondos que no van a parar a ningún autor. Sin embargo, ahora son los propios empleados quienes denuncian. La petición de intervención se incluí­a en una carta elevada ayer jueves al Ministerio de Cultura de íngeles González – Sinde. En ella advierten además que muchos de los calificados como “megaproyectos” es probable que no se lleven a cabo por imposibilidad económica. A los 300 millones de euros del palacio hay que añadir otros 70 millones de euros invertidos en edificios en el extranjero. El comité de empresa también señala que se destinan “ingentes cantidades de dinero” a “empresas con ánimo de lucro que resultan deficitarias“.

El detonante de la denuncia ha sido el recorte de puestos de trabajo que planea la Sociedad General de Autores y Editores. Afectarí­a a entre un 20% ó un 25% de la plantilla. La SGAE lo ha reconocido. Según la empresa, los salarios de sus empleados se sitúan entre “un 43% y un 79% por encima de cualquier comparativa de mercado”. Así­ que ahora animan a sus trabajadores a que “voluntariamente opten por un mecanismo de prejubilación”. Tal vez la solución no esté en despedir a los empleados, sino en dejar de embarcarse en el negocio del ladrillo con proyectos desproporcionados. O no invertir más de 2 millones de euros en la jubilación de Teddy Bautista y otros directivos y destinar el dinero para lo que en teorí­a sirve.

Ahora, queda conocer cuál será la reacción del Gobierno. Esperemos que muestren mayor juicio que en otras ocasiones.

Ví­a: El Mundo

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...