marcapasos wifi
Se llama Carol Kasyjanski y es la única mujer del planeta que lleva un marcapasos con Wi-Fi. Lejos de interferir en el buen funcionamiento de su corazón, la tecnologí­a Wi-Fi es la que podrí­a salvar a Carol en caso de que el órgano padeciera una arritmia. Y es que la principal función de este marcapasos es la de controlar los latidos del paciente y enviarlos al médico, cuya responsabilidad será la de estar alerta ante cualquier disfunción o comportamiento anormal del corazón.

La operación se realizó en el Centro Sant Francis, especializado en arritmia y marcapasos, gracias a la ayuda del doctor y director del centro Steven Greenberg. En el interior del marcapasos podemos encontrar un dispositivo Wi-Fi que transmite señales a una frecuencia de 400 mHz con la información correspondiente a los latidos de corazón de los pacientes. De esta forma, cualquier arritmia puede ser detectada a tiempo y los médicos pueden actuar antes de que sea demasiado tarde.
Según ha indicado el propio Greenberg, el profesional médico que instale uno de estos sistemas a un paciente, se encuentra en la expresa obligación de controlar y prestarle la ayuda necesaria en caso de peligro. Carol Kasyjanski, por su parte, descansa tranquila después de haber sufrido problemas cardiacos durante dos décadas. Quién sabe si en un futuro tendremos la oportunidad de combinar el sistema con el inHealth Phone, un prototipo que cuida de nuestra salud en la distancia. Mientras tanto, un diez para el equipo médico de Sant Francis.

Ví­a: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...