facebookeeuu1

Los castigos a la antigua usanza también se llevan entre el funcionariado. Por eso el gobierno local de Zúrich (Suiza) ha prohibido a sus funcionarios acceder a las redes sociales en el transcurso de su horario laboral. Es la decisión tomada por el ejecutivo después de dar una oportunidad al conjunto de los trabajadores para reducir el acceso a redes como Facebook.

A principios de este año, la administración detectó que sus funcionarios dedicaban parte del tiempo dispuesto a las obligaciones laborales, a conectarse a distintas redes sociales para un uso eminentemente privado. Esto es, contactar con los amigos, escribir sus pensamientos u organizar una cena para el fin de semana. Lo que hizo el Gobierno fue dar un ultimátum para reducir los 3,36 millones de accesos mensuales hasta los 0,5 millones como meta para el mes de julio.

Pero, como era de esperar, y aunque los funcionarios tomaron conciencia de la gravedad del asunto, la cantidad de accesos solo se redució hasta 1,748 millones de accesos al mes. Una cifra que ha motivado el bloqueo definitivo a cualquier red social que se precie. Los trabajadores que tengan que utilizarlas por motivos laborales deberán realizar una solicitud expresa para obtener una autorización especial.

Está por ver que la medida mejore el comportamiento de los funcionarios de Zúrich. Lo que está claro es que las redes sociales son un valor en alza y que la mayorí­a de usuarios empiezan a dar rienda suelta al uso sin complejos de este tipo de plataformas. Sin ir más lejos, ni siquiera hace falta un ordenador. El 25% de los usuarios ya se conecta desde el móvil, una herramienta que les mantiene informados acerca de las actividades que realizan sus amigos.

Fotos de: Heinrock / Ví­a: El Mundo

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...