testdevelocidad

El Gobierno nos sorprendió el año pasado con el anuncio de una nueva medida, que al parecer obligarí­a a las operadoras a cumplir con el 80% de las velocidades ADSL que ofrecen a sus clientes. Después de varios meses de espera y como suele ocurrir con las promesas polí­ticas, todo queda en agua de borrajas. Las cosas siguen igual y los internautas españoles continúan pagando el ADSL más caro de Europa sin recibir el servicio que realmente han contratado.

Para compensar la pérdidas y a falta de propuestas reales de mejora, el pasado 10 de marzo se entregaron al Ministro de Industria 275.000 firmas por un ADSL más barato. Mientras no llegan las respuestas, el internauta de a pie tiene la opción de mejorar la velocidad de su conexión ADSL tomando algunas medidas de corte casero. Aunque no resolverán el problema por arte de magia, podrán reportar una pequeña mejora a la hora de conectarse y acceder a los contenidos con mayor rapidez.

firefox-internet-explorer

Antes de pasar horas al teléfono a merced de las operadoras, conviene comprobar nuestro navegador. Si todaví­a utilizas Internet Explorer, será hora de que empieces a testear el amplio abanico de opciones alternativas y gratuitas que tienes a tu disposición. Puedes probar con Firefox, Opera o Chrome, tres navegadores que aprovechan mejor los recursos y hacen bastante más ágil la navegación.

No hace falta decir que algunas horas son mejores que otras para ponerse a navegar. Aunque el momento ideal es la madrugada, no todo el mundo puede levantarse a las tres de la mañana para consultar el correo electrónico. Las horas con menos tráfico suelen ser de 7 a 10 de la mañana, a partir de las 18 horas de la tarde y preferentemente de 20 a 22 horas en adelante.

lentitud

¿Cómo es tu ordenador? Si es muy lento, la conexión también se resentirá. Esto quiere decir que deberás cambiarlo o economizar formateando el disco o ejecutando una desfragmentación del disco duro. A la vez, intenta reducir al máximo cualquier aplicación o programa que funcione con conexión. Esto incluye herramientas para sincronizar el correo, actualizar automáticamente nuestras redes sociales o programas de mensajerí­a que puedan consumir recursos de tu ancho de banda.

Ha llegado la hora de revisar el tipo de conexión de tu hogar. ¿Es necesario que utilices WiFi? La conexión inalámbrica es muy útil, pero a la vez sigue siendo más lenta, a causa de los obstáculos materiales que tiene que salvar. Si tu ordenador está cerca del router, trata de instalar una conexión con cable. Ganarás en velocidad y la calidad de tu conexión mejorará de forma notable, sobre todo si el cable es corto y te encuentras lo más cerca posible del aparato.

Eso sí­, si no tienes otro remedio que utilizar red inalámbrica, tendrás que colocar la antena en el lugar más elevado y visible que puedas. Trata de evitar obstáculos metálicos y paredes demasiado gruesas. Otra alternativa la encontramos en los equipos PLC, aparatos que podemos conectar en los enchufes más próximos al ordenador. El sistema nos ahorrará el largo cableado hacia otras habitaciones.
router
Otro detalle importante tiene que ver con la actualización de tus equipos. En el caso del router, por ejemplo, deberí­as asegurarte de tener la última versión de firmware. Para ello puedes pedir información a tu proveedor, que deberí­a darte las indicaciones pertinentes. Por otro lado, y con respecto al navegador de Internet que utilices, trata de disponer siempre de la última versión, descargable en las correspondientes páginas oficiales.

Los consejos pueden resultarte muy útiles, pero como decí­amos, no son mágicos. Por último y lo más importante. Falta comprobar cuál es la velocidad real de tu conexión a Internet. Para ello sólo hay que acceder a un Test de Velocidad.

Fotos de: NCreedPlayer y Strandell

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...