samsung_I7500_01

Ya está aquí­. El primer móvil de Samsung con Android ya tiene nombre y apellidos. Y no, no es el Samsung S8000. Se llama Samsung I7500 y es el primer teléfono de la firma coreana que se maneja con los iconos de Google. Tras los primeros datos filtrados hace unos meses, finalmente ha sido presentado de forma oficial en Seúl. Con él, el gigante de Internet pretende dar un golpe en la mesa en el mercado de los sistemas operativos para móviles, toda vez que el G1 (HTC Dream en España) parece pasar desapercibido, al menos en Estados Unidos.

Se trata de un smartphone o teléfono inteligente muy delgado (11,9 milí­metros de grosor), en el que lo primero que acapara nuestra atención es su pantalla. Sus considerables dimensiones de 3,2 pulgadas se deben a que, como cabí­a esperar, la interfaz es táctil y se maneja pulsando con los dedos directamente sobre ella. Su resolución de 320 x 480 pí­xeles con 16 millones de colores resulta suficiente para sus propósitos. Además, emplea teconologí­a AMOLED, la misma que Samsung está introduciendo en sus últimos modelos táctiles, como el Samsung Ultra Touch S8300.

Este Samsung I7500 destaca también por ser el segundo que utiliza Android pero prescinde del teclado QWERTY (como el HTC Magic). Más allá del control de navegación central, las dos teclas de función y las de aceptar y rechazar llamadas, el manejo del terminal está basado fundamentalmente en su pantalla táctil. Quizás se trate de una maniobra para convencer al cliente de que su uso es sencillo y accesible. Pero lo cierto es que, en un móvil tan orientado a Internet (como veremos a continuación), un teclado completo facilita la tarea de escribir direcciones de páginas web en el navegador o realizar búsquedas.

samsung_I7500_02

Porque conviene no olvidar que Android es dueño y señor de este móvil. Por ello nos encontraremos con las aplicaciones más representativas de Google, que van más allá de su conocido buscador. Navegando por sus diferentes herramientas tendremos acceso directo a servicios como Google Maps, correo electrónico con Gmail, mensajerí­a instantánea a través de Google Talk… y cómo no, YouTube, el famoso portal de ví­deos. Al margen de los numerosos programas y juegos que pueden descargarse desde el Android Market (muchos de ellos son gratuitos).

Ni que decir tiene que la conectividad es el punto clave en un teléfono así­. Por tanto, para conectarse a la Internet sin cables nos ofrece las dos opciones principales cuando se trata de un móvil. En primer lugar podremos usar Wi-Fi, si tenemos la suerte de encontrarnos con una red inalámbrica de acceso libre. Al ser un sistema gratutio, es lógico que su uso se haya disparado. En caso contrario, está equipado con tecnologí­a HSDPA para navegar por la red móvil de alta velocidad. En ese caso podremos descargar contenidos a una velocidad de transferencia máxima de 7,2 megabits por segundo. Aunque asumiendo las tarifas del operador de turno, claro.

Dispone aparte de Bluetooth 2.0, para transferir pequeños archivos o usar accesorios inalámbricos. También cuenta con un navegador GPS integrado, que incluso se compenetra con algunos servicios de Google como Street View (con todo lo que eso conlleva). Sirve además para geoetiquetar las fotos que tomemos con su cámara de cinco megapí­xeles, la cual lleva un flash LED incorporado.

No menos cuidado está el apartado multimedia. El Samsung I7500 reproduce ví­deos en formato MPEG-4, H.264 o WMV entre otros, aunque se echan de menos dos códecs tan populares como son DivX y Xvid. Como reproductor de audio es compatible con canciones en MP3, AAC o WMA, contando además con una siempre bienvenida salida de auriculares estándar de 3,5 milí­metros. Hasta reconoce documentos en PDF o los clásicos de los programas de Microsoft Office (Word, Excel y PowerPoint).

Con una compatibilidad tan amplia uno se siente tentado de cargar el móvil con montones de archivos. A sabiendas de que serí­a una de las principales demandas del usuario, Samsung lo ha equipado con una decente memoria interna de ocho gigabytes. A pesar de todo es una capacidad que pronto podrí­a resultar escasa, así­ que podemos ampliarla mediante tarjetas de memoria tipo microSD de un máximo de 32 gigabytes. Su puerto microUSB nos facilitará la transferencia de ficheros desde o hacia el ordenador.

Y puesto que se trata de un terminal al que querremos sacar el máximo rendimiento, hace bien el Samsung I7500 en incluir una baterí­a de gran capacidad de 1.500 mAh, que en principio proporcionará la autonomí­a necesaria para no convertirnos en esclavos del cargador. Pero para tenerlo en nuestras manos aún tendremos que esperar al mes de junio, cuando finalmente llegue a Europa. Se especula con un precio en torno a los 300 euros, aunque oficialmente no hay nada confirmado.

Ficha técnica

Estándar 850 / 900 / 1700 / 1800 / 1900 / 2100
GSM / EDGE / UMTS / HSDPA-HSUPA
Dimensiones 115 x 56 x 11,9 mm
Memoria Memoria interna de 8 Gb ampliable por tarjetas microSD de hasta 32 GB
Pantalla
AMOLED táctil de 3 pulgadas (320×480 pí­xeles)
16 millones de colores
Cámara Sensor de 5 megapí­xeles
Flash LED integrado
Autoenfoque
Geo-etiquetado de imágenes
Multimedia Reproducción de música, ví­deo y fotos
Formatos compatbiles: MP3 / WMA / AAC / RA / WMV / MPEG4 / H.263 / H.264
Soporte Java
Controles y conexiones
Interfaz táctil Android
Gmail
YouTube
Google Talk
Google Maps
GPS integrado con Google Street View
Acelerómetro
Puerto microUSB
Salida para auriculares estándar de 3,5 mm
Ranura para tarjetas microSD
Visualizador de documentos PDF y Microsoft Office (Word, Excel, Powerpoint)
Navegador web completo
Sin cables: HSDPA, WiFi y Bluetooth 2.0
Autonomí­a Baterí­a de 1.500 mAh
+ info
Samsung

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,